por unos 60 euros la hora

'Paños de lágrimas' alquilados por horas: Japón ofrece hombres guapos para consolar

Una empresa nipona pone a disposición de las mujeres a los 'ikemeso', varones atractivos que las escucharán y enjugarán sus lágrimas siempre que lo soliciten

Foto: Varios perfiles de 'ikemeso' que se pueden contratar (Captura de la web de Ikemesos)
Varios perfiles de 'ikemeso' que se pueden contratar (Captura de la web de Ikemesos)

Seguro que más de una vez se ha sentido incomprendido, torturado por la vida, con ganas de explotar de rabia o tristeza… pero no ha encontrado un hombro sobre el que llorar. Pues bien, esta situación se ha acabado y puede no volver a repetirse  –eso sí, solo si es usted mujer y residente en Japón–. Una empresa nipona ha ideado un sistema en el que las féminas pueden alquilar por horas a los 'ikemeso', unos atractivos varones que mitigarán sus fatigas escuchándolas y consolándolas.

El curioso término que se emplea para referirse a estos hombres aúna las palabras 'ikemen' (guapo) y 'mesomes' (llorar), un buen método para identificar en poco tiempo en qué consiste el trabajo de estos jóvenes. Por unos 60 euros a la hora, el 'ikemeso' elegido –se puede escoger entre varios tipos de carácter, como el intelectual, el 'chico malo' o el dentista, entre otros– la mujer que lo solicite se sentirá apoyada por estos completos desconocidos.

Los 'ikemeso' ofrecen consuelo a sus clientas (Captura de la web de Ikemeso)
Los 'ikemeso' ofrecen consuelo a sus clientas (Captura de la web de Ikemeso)

El autor de esta novedosa idea de negocio es Hiroki Terai, quien ha afirmado que el servicio que proporcionan sus empleados es muy útil en la sociedad nipona por la fuerte carga de estrés y presión que soportan las japonesas solo por el hecho de ser mujeres. Por ahora, la empresa ofrece únicamente su servicio orientado al público femenino.

El 'modus operandi' de sus trabajadores es siempre el mismo: el 'ikemeso' ayuda a que su clienta estalle en llanto para desahogarse y, una vez logrado, acaricia su mejilla con todo cariño enjugando sus lágrimas. Las mujeres que quieran hacer uso de este 'paño de lágrimas' improvisado solo tienen que rellenar un formulario de solicitud en la página web de los 'ikemeso', donde tendrán que escribir su nombre, su email y otros datos personales. 

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios