Evita que se quede a medias

Los pasos para conseguir que ellas alcancen el orgasmo rápidamente

Mientras que el 85% de los hombres disfrutan de orgasmos en sus relaciones sexuales, se calcula que apenas 6 de cada 10 mujeres llegan al clímax. Pero hay soluciones para que la balanza se iguale...

Foto: Como si siguieses el camino de las baldosas amarillas, estos consejos ayudarán a que ellas disfruten de un placer máximo. (iStock)
Como si siguieses el camino de las baldosas amarillas, estos consejos ayudarán a que ellas disfruten de un placer máximo. (iStock)

Decía Gregorio Marañón que “la rapidez, que es una virtud, engendra un vicio que es la prisa”, y en cuestiones de placer carnal las prisas nunca son buenas consejeras. Al menos no si no sabes qué teclas debes tocar para que todo fluya en menos tiempo de una manera adecuada.

Aunque muchos hombres no lo crean, no, no es cierto que las mujeres necesiten largas sesiones de sexo para poder alcanzar el clímax. La lubricación vaginal no es infinita y, en ocasiones, el acto puede transformarse en algo incómodo y desagradable. Disfrutar de un buen 'polvo rápido' siempre y cuando acabe en orgasmo puede ser mucho más placentero que hacerlo a la luz de las velas tras una cenita romántica.

Así sí: cómo seguir el camino hacia el orgasmo

Está claro que, como en todo, dependerá de lo que apetezca ese día y de los gustos personales de cada cual, pero es interesante conocer algunas tácticas para conseguir que las féminas disfruten de orgasmos intensos y rápidos, evitando que se queden a medias como consecuencia de que su pareja no pueda aguantar más... en el momento más inoportuno. Sin prisa pero sin pausa.

No te olvides de ellas. Acariciarlas y estrujarlas suavemente suele ser estimulante para ambas partes. (Corbis)
No te olvides de ellas. Acariciarlas y estrujarlas suavemente suele ser estimulante para ambas partes. (Corbis)

La importancia de la excitación. Lamentablemente mucha gente se olvida de la importancia de los juegos previos que, además de divertidos, son básicos para que las mujeres se estimulen a la hora de practicar sexo. “Los preliminares ayudan a crear el estado mental, emocional y físico necesario”, explica en Pop Sugar la sexóloga Yvonka De Ridder.

Presta atención a las zonas erógenas. Tampoco hay que dar un masaje corporal con aceites especiales durante media hora –aunque este es un plan nada desdeñable–, pero excitarla por medio de palabras sugerentes o acariciando estratégicamente sus zonas íntimas puede ser una forma perfecta de encender la chispa. ¿La llave del placer? Se llama clítoris y nadie debería olvidarse de él.

Deja que busque su propio placer. “Es su responsabilidad, no la tuya”, proclama De Ridder. No hay que ser tan radicales, pero es cierto que en lo que respecta al sexo muchas veces depende de la capacidad de concentración mental de las partes implicadas. Si cualquiera de los dos se abstrae pensando en otras cosas es complicado que lleguen al orgasmo o que este resulte verdaderamente intenso. Decir frases sugerentes, hacer los movimientos que pidan tratando de hacer la situación más sensual y atractiva ayudarán a que no se evadan de la situación. Pero es fundamental que lleven el ritmo que más les satisfaga y ellas mismas acaricien sus zonas erógenas o dirijan a su pareja para que las estimule. Nadie mejor que ella conoce dónde y cómo le gusta que le toquen.

Si sabes desenvolverte, un 'polvo rápido' puede ser mucho más placentero que una maratón sexual. (iStock)
Si sabes desenvolverte, un 'polvo rápido' puede ser mucho más placentero que una maratón sexual. (iStock)

Busca la postura adecuada. Es importante tener en cuenta cuáles son las posturas que más les gustan a ellas y que, de paso, ayuden a que los hombres tarden un poco más en eyacular. Por ejemplo, la vaquera o cowgirl, posición en la que la mujer domina los movimientos y el ritmo como les plazca, o el misionero donde ambos están cara a cara y ella puede aprovechar para frotarse contra el cuerpo masculino a la par que mueven sus caderas con cierta libertad, las llevarán al orgasmo más rápidamente.

Introduce un tercer miembro. Siempre es buena idea contar con una ayuda en la cama para que ella sienta más placer. Acompañar el coito con un buen vibrador puede hacer que las mujeres alcancen el orgasmo mucho más rápido. Esos movimientos y velocidades son algo sobrehumano.

Comunícate con ella. Más allá de las frases picantonas, nunca está de más informar de una forma sensual si la cosa marcha o no. No hace falta abrir un debate-coloquio, en ocasiones, los gemidos y miradas dicen más que mil palabras. Ojo porque avisar de que se va a llegar al orgasmo puede ser contraproducente. En ocasiones puede agobiar a la mujer porque quizás ella todavía no está en el mismo punto y por mucho que acelere el ritmo no va a ser capaz de alcanzar a su pareja. Dará por perdido el orgasmo y se limitará a animar a la otra parte. Una idea: añadir al clásico 'me voy a ir' un 'si seguimos así…' para que ella se percate de que la eyaculación está a la vuelta de la esquina. Si aún no va a tener un orgasmo puede optar por cambiar el ritmo o la postura y buscar ella misma su placer.

Agárrala: Placentero para ambos, el viejo truco de agarrar a la mujer de los cachetes del culo y ayudarse de los mismos para llevar un ritmo adecuado suele funcionar. De este modo se consigue una penetración más profunda y la mujer puede sentir un contacto más directo del cuerpo del hombre contra su clítoris. Pero no solo el culo, los pechos son una de las zonas erógenas femeninas más sencillas de estimular y es conveniente no olvidarse de que están ahí para acariciarlos, besarlos y apretarlos al gusto de la fémina. Además, el hecho de sentirse tocadas y agarradas por sus parejas suele fomentar que se sientan más atractivas y deseables.

Bueno, bueno. No hagas drama que también hay un sencillo truco para que ellas os lleven al orgasmo. (iStock)
Bueno, bueno. No hagas drama que también hay un sencillo truco para que ellas os lleven al orgasmo. (iStock)

¿Y si el que tiene que llegar rápido es el él?

Por lo general, los hombres suelen tener más facilidad para alcanzar el orgasmo que las mujeres –en concreto, según un estudio elaborado por el Instituto Kinsey de la Universidad de Indiana, un 61,6% frente al 85,5%–, pero también hay circunstancias en las que por cansancio, estrés u otros menesteres, son ellos quienes no son capaces de llegar al clímax a tiempo.

También hay trucos para que ellas ayuden a sus parejas. Tan sencillo como acariciar los testículos. Dependiendo de la postura pueden estar más a desmano, pero si tienes acceso libre, cogerlos suavemente con la mano y estimularlos ayudará a un orgasmo rápido y, en la mayoría de los casos, especialmente placentero. “Especialmente cuando se está practicando sexo oral y él está tardando demasiado en eyacular, la mejor manera de facilitar la liberación es haciendo partícipes sus testículos”, aconseja la sexóloga, quien sugiere utilizar la lengua para estimularlos –e incluso introducirlos por completo en la boca– mejor que la mano.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios