Educación: El magnate de la educación que está detrás de la mejor profesora del mundo . Noticias de Alma, Corazón, Vida
SUNNY VARKEY, EXITOSO EMPRESARIO Y FILÁNTROPO

El magnate de la educación que está detrás de la mejor profesora del mundo

Pocos conocen su nombre, pero el hindú es propietario de una de las grandes cadenas mundiales de colegios privados, y a través de su fundación, intenta devolver el respeto a la vilipendiada enseñanza

Foto: El empresario Sunny Varkey, de 56 años. (Varkey Foundation)
El empresario Sunny Varkey, de 56 años. (Varkey Foundation)

El pasado 15 de marzo, Nancie Atwell se convirtió en la primera ganadora del Global Teacher Prize, una especie de Nobel de los profesores que se acompaña con una retribución de un millón de dólares, y que la maestra decidió donar a su colegio, en Maine. Atwell recibió el premio de manos de Bill Clinton y el jeque Mohammed bin Rashid Al Maktum, primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos, y fue felicitada por videoconferencia por Bill Gates. Pero el verdadero promotor de la propuesta permaneció en un segundo plano, contento de haber dado un paso más hacia su objetivo de devolver a los profesores el reconocimiento que merecen.

Sunny Varkey, presidente de la Fundación que lleva su nombre, nació hijo de profesores en la India, en 1957. Ahora reside en Dubái, desde donde dirige GEMS Education, la mayor cadena de colegios privados del mundo, con 130 centros repartidos en 12 países. Una empresa que le ha permitido dedicar sus últimos años a la filantropía, premiando a los mejores profesores e intentando que la educación llegue a todos los rincones del planeta. Según Forbes, su patrimonio asciende a 2.100 millones de dólares y se encuentra en el puesto 949 de los más ricos del mundo.

Los profesores han formado a científicos y presidentes, pero nadie se acuerda de ellos

Como explica un artículo publicado por la BBC, todo el mundo dijo a Varkey que premiar a un profesor era una mala idea, puesto que se trata de un entorno tan colectivo y gregario que celebrar la individualidad parece paradójico. Varkey le dio la vuelta al razonamiento y se preguntó por qué, si los medios de comunicación pasan el día aplaudiendo a actores, deportistas, empresarios y toda clase de celebridades, no iban a poder hacer lo mismo con trabajadores aún más importantes como son los docentes: “La de profesor debe ser la profesión más importante del mundo y merecen todo el respeto”.

De joven emprendedor a veterano filántropo

“En la India, los profesores eran tenidos en muy alta estima”, rememora el empresario. “A medida que me involucraba en el negocio de la educación y montaba más colegios, me di cuenta de que la imagen y el respeto por los profesores se encontraba en declive”. Una tesis muy cercana a la que han denunciado los propios maestros, como es el caso de la profesora Luisa Juanatey en su libro Qué pasó con la enseñanza. Elogio de la educación (Pasos Perdidos). “Tienes a todos esos profesores que han creado primeros ministros, presidentes y ministros y que no le importan a nadie”, se lamenta el multimillonario.

Ni siquiera el Foro Económico Mundial le da mucha importancia a la educación, desvela el hindú. “Nadie habla de profesores”. Por eso decidió ir contra la corriente y crear un galardón muy bien dotado para premiar el esfuerzo docente. Como explicaba en una entrevista concedida a Gulf Business, cuando un montón de gente habla de lo mismo en una misma habitación, se ha dado un paso de gigante. Y eso es lo que pretendía al crear el galardón, que los que mueven los hilos recordasen que existe una cosa llamada educación.

Global Teacher Prize Award Ceremony & Gala Dinner

La fundación tiene el objetivo de conseguir que la educación de calidad llegue a todo el mundo, incluidos los países más pobres. En el África subsahariana, por ejemplo, se necesitarán más de cuatro millones de profesores de primaria y secundaria durante los próximos 15 años, según los cálculos de las Naciones Unidas. Entre algunos de los proyectos más exitosos de la organización se encuentra la formación de 12.000 profesores ugandeses. Según sus números, por cada uno de los estudiantes de GEMS pueden financiar la educación de otros cien estas zonas más desfavorecidas.

El Bill Gates de la educación

Ello no quiere decir que Varkey no tenga su lado oscuro. Por una parte, el artículo se hace eco de su célebre inaccesibilidad al recordar que es más fácil entrevistar a su embajador Bill Clinton que a él. Por otra, recuerda que su empresa funciona como cualquier otra, en busca del beneficio, por mucho que pretenda presentarse como una obra de amor. Ello le ha llevado a cerrar colegios que no resultaban rentables o a amenazar con hacerlo, algo que creó una gran polémica en el caso de la Escuela Westminster de Dubái, donde la matrícula anual es de unos 2.400 euros.

Si no tuviese éxito, no podría dedicar dinero a obras benéficas

“Si no somos sostenibles como empresa, no podremos construir colegios para ayudar a los niños”, explica antes de compararse con Bill Gates: “Si no fuese un empresario exitoso, no podría llevar a cabo todo ese trabajo benéfico”. Además, recuerda, la fundación, que arrancó con un capital de 40 millones de dólares, no se financia con donaciones, sino con préstamos de bancos. Actualmente, GEMS abre unos nuevos 13 centros por año. Entre los países a conquistar se encuentran Qatar, Singapur y la India, así como la americana ciudad de Chicago. Varkey espera estar presente en 50 países distintos dentro de un lustro.

El emprendedor, no obstante, confía a ciegas en el papel de la educación para resolver la mayor parte de problemas del mundo: “Fíjate en la brecha entre pobres y ricos, la paz y el terrorismo, la desigualdad de género, la falta de habilidad, el desempleo”, concluye en la entrevista. “Todo está relacionado con la educación”. 

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios