Las 10 palabras inglesas más difíciles de pronunciar
  1. Alma, Corazón, Vida
TÉRMINOS QUE DAN PROBLEMAS A ANGLOPARLANTES

Las 10 palabras inglesas más difíciles de pronunciar

Ni siquiera aquellos que tienen el inglés como lengua materna son capaces de no equivocarse al pronunciar algunos términos. No digamos ya aquellos que no hablan dicho idioma de forma fluida

Foto: Estos términos pueden hacer que se nos trabe la lengua (o que se nos lengue la trabe). (Corbis)
Estos términos pueden hacer que se nos trabe la lengua (o que se nos lengue la trabe). (Corbis)

“Cocreta”, “esparatrapo”, “helicótero” o “Madrí” son algunas de las palabras del español que peor pronunciamos, y la muestra de que ni siquiera los hablantes nativos de un idiomaconocen a la perfección los entresijos de los términos que utilizan. No se trata tanto de una cuestión de conocimiento teórico como de habilidad con la lengua. Al igual que ocurre con los trabalenguas, hay ciertas combinaciones fonéticas que nos cuestan más que otras.

Un hilo de la red social Reddit que ya cuenta con 5.185 entradas ha recogido un amplio vocabulario de estas palabras particularmente complicadas, en las que se incluyen términos tan sonoros como “apophthegm”(“apotegma”), el apellido “Featherstonhaugh” (que se pronuncia algo así como “fanshaw”) o “verisimilitude”. Del país imaginario de William Faulkner, Yoknapatawpha, no hay noticias. Lo que resulta particularmente interesante en este caso es que personas de muy diferentes lugares del planeta, tanto los que utilizan el inglés como su primera lengua como los que no, intercambian en dicho foro impresiones sobre dichos términos.

Lo que puede ser complicado para un alemán, puede no serlo para un español, y viceversa. Sin ir más lejos, las palabras en inglés que los españoles no tenemos ni idea de pronunciar no se parecen en nada a las que más dificultades presentan para otros hablantes. Un artículo publicado en The Independentrecoge las 10 más espinosas para los hablantes del inglés, ordenadas según la relevancia de los mensajes del hilo.

10. Rural

El conflicto con esta palabra surge de las dos “r” que encabezan cada una de las dos sílabas. Mientras que en castellano dichas “r” son vibrante y líquida respectivamente, en inglés la pronunciación es diferente y favorece la cacofonía. Un francés señala en el foro que no sabe cómo tantos ingleses encuentran la palabra difícil de pronunciar, mientras que un alemán la considera absolutamente impronunciable.

9. Otorhinolaryngologist

Un caso peculiar, puesto que es uno de esos términos engañosos que apabullan por su longitud, pero que no resultan particularmente difíciles de pronunciar si mantenemos la cabeza fría. Al igual que ocurre en español o con otras palabras como “supercalifragilisticoespialidoso”, el truco se encuentra en dividir la palabra en sus sencillas nueve sílabas o identificar todos los lexemas (“oto”, “rhino”, “laryng”, “-ologist”) que la componen.

8. Colonel

Los hablantes españoles suelen tener problemas con esta palabra, que se escribe como imaginamos a un oriental pronunciando “coronel”. La verdadera sonoridad no tiene nada que ver con su pronunciación en español y se asemeja a algo así como “kernel” (sí, como el término informático). Bola extra: “lieutenant” (“lugarteniente”), uno de esos términos importados del francés, se pronuncia “loo-ten-ent”.

7. Penguin

“Penwing”, “pengwen”, “pinguin”, “pengwin” o “p’eengwhun” son algunas de las alternativas que, con sentido del humor, proponen los usuarios de Reddit para pronunciar “pingüino”. Una palabra que le dio más de un disgusto a Benedict Cumberbatch (¿cómo diablos se pronuncia “Cumberbatch”?) cuando tuvo que locutar un documental de la BBC.

Algo que eleva la dificultad de un trabalenguas es colocar cerca consonantes que se pronuncian (y escriben) de forma parecida pero no igual

6. Sixth

Teniendo en cuenta que en España aún no sabemos distinguir entre Camilo VI y Camilo Sesto, tampoco resulta difícil entender los problemas que causa “sixth”. ¿O sí? Las combinaciones de dos consonantes siempre causan duda, no digamos ya las de tres. Pero podría ser peor. Podría ser que tuviésemos que utilizar el plural (“sixths”) o subir la cuenta al número ocho hasta alcanzar la friolera de cuatro consonantes unidas (“eighth”).

5. Isthmus

Un caso semejante al de la palabra anterior, en el que se junta una consonante alveolar con otra interdental, una mezcla tan explosiva como la Coca-Cola y los Mentos, sobre todo si seseamos. Conviene tener un paraguas a mano.

4. Anemone

Uno de los rasgos que elevan sensiblemente la dificultad de un trabalenguas es presentar muy próximas consonantes que se pronuncian (y escriben) de forma parecida pero no exactamente igual, lo que suele hacer que intercambiemos fonemas equivocadamente. Es lo que ocurre, por ejemplo, con “cocreta” o con “anémona”, no tan sólo difícil de pronunciar, sino también de escribir (¿“anemone”, “amenone”, “annemon”, “ammenon”?

3. Squirrel

“Pídele a un alemán que lo pronuncie, no te decepcionará”, sugiere el puñetero usuario lovelycosmos. ¿Qué ocurre entre los germanos y las ardillas? Será su mezcla de “s” líquida, del sonido velar de la “k” o de la incursión gutural del resto de la palabra, el caso es que muchos reconocen que les resulta absolutamente imposible pronunciarla. Por si alguien se ha quedado con la duda, el vídeo que se encuentra justo encima de este párrafo explica durante ocho inacabables minutos cómo se pronuncia dicha palabra.

2. Choir

¿“Coir?”? ¿“Chuar”? ¿“Chualler”? ¿“Cuaier”? Quizá la palabra que más dudas genera al hablante extranjero, puesto que su pronunciación es difícilmente deducible si no se conoce de antemano. Muchos piensan que proviene del francés (el “oi” es delatador), pero en realidad el francés moderno utiliza la palabra “chorale”, por lo que no debemos afrancesarnos a la hora de pronunciar la palabra. Si tenemos dudas, basta con recordar la canción de Leonard Cohen«Bird on a Wire» y su rima con “wire”: “like a bird on a wire, like a drunk in a midnight choir”

1. Worcestershire

Este condado de las Midlands (y popular salsa)trae de cabeza a la mayor parte de la población mundial. Es el combo perfecto: una palabra larga, un par de “r”, otras tantas de “s”… Una combinación que multiplica las posibilidades que tenemos de meter la pata. Quizá lo más conflictivo sea el engañoso “-cest-” interno que comparte con otros nombres como “Leicester”, que se pronuncia algo así como “Lester”. Siguiendo dicha lógica, nos encontraríamos con algo así como “Worster-shair”.

Educación Lenguaje Lengua Clases de Inglés Aprendizaje
El redactor recomienda