Salud: El ingrediente que debes echar en la comida para saciarte y adelgazar
NUEVA HERRAMIENTA PARA COMBATIR LA OBESIDAD

El ingrediente que debes echar en la comida para saciarte y adelgazar

Un grupo de científicos ha desarrollado un ingrediente que, añadido a las comidas, puede hacer que quedemos más saciados y comamos menos

Foto: El nuevo ingrediente podría añadirse como condimento en nuestras comidas. (iStock)
El nuevo ingrediente podría añadirse como condimento en nuestras comidas. (iStock)

Un grupo de científicos del Imperial College London y la Universidad de Glasgow ha desarrollado un ingrediente que, añadido a las comidas, puede hacer que quedemos más saciados y comamos menos; y así lo han comprobado en su primer ensayo en humanos, cuyas conclusiones se han publicado hoy en la revista Gut.  

El ingrediente en cuestión contiene propionato, un ácido graso de cadena corta que estimula la producción de hormonas que actúan en el cerebro reduciendo el apetito, y que se produce naturalmente en el intestino cuando la microbiota fermenta la fibra alimentaria.

En opinión de uno de los autores del estudio, el doctor Douglas Morrison de la Universidad de Glasgow, esta investigación es importante porque pese a que hay un gran interés por encontrar componentes alimenticios que interactúen con la flora intestinal en beneficio de nuestra salud apenas se han hecho ensayos en humanos al respecto. “La mayor parte de la evidencia en la que confiamos viene del laboratorio y de estudios animales”, asegura. “Y normalmente es difícil que estos hallazgos devengan en intervenciones humanas exitosas”.

La clave del éxito de este estudio, cuenta Morrison, reside en haber logrado “empaquetar” el propionato de una forma más eficiente, lo que ha permitido observar que “puede jugar un papel fundamental en el control de peso”.

Un ensayo primerizo, pero esperanzador

El ingrediente desarrollado por los científicos británicos, bautizado como éster de propionato-inulina (IPE, por las siglas en inglés de inulin-propionate ester) aporta una cantidad de propionato mucho mayor que la que las personas pueden adquirir en una dieta normal.

Pasadas 24 semanas, el grupo que había usado el IPE como condimento presentó una menor cantidad de grasa en el abdomen y el hígado que el otro grupo

En un primer ensayo, 20 voluntarios tomaron IPE o inulina (una fibra alimentaria ampliamente utilizada en la industria alimentaria y farmacéutica) y fueron invitados a un bufé libre en el que podían comer cuanto quisieran. Aquellos que habían consumido el IPE comieron un 14% menos de media y los investigadores observaron que en su sangre había una mayor concentración de hormonas reductoras del apetito.

En el segundo ensayo, 60 voluntarios con sobrepeso participaron en un experimento que duró 24 semanas. 25 de ellos utilizaron el IPE, en forma de polvo, para condimentar sus comidas, y sólo uno de ellos ganó más del 3% de peso. De entre los 24 que en vez de IPE añadieron inulina seis ganaron ese peso. Ninguno de los participantes del grupo que tomó IPE ganó más del 5% de peso, en el otro grupo fueron cuatro. Además, pasadas 24 semanas, el grupo que había usado el IPE como condimento presentó una menor cantidad de grasa en el abdomen y el hígado que el otro grupo.

Experimentando con la microbiota

Tal como explica el profesor Gary Frost, investigador del departamento de Medicina del Imperial College London y autor principal del estudio, los adultos ganan de media entre 0,3 y 0,8 kilos al año y, en su opinión, se necesitan nuevas estrategias para prevenir esto.

El doctor Gary Frost. (Imperial College London)
El doctor Gary Frost. (Imperial College London)

“Las moléculas como el propionato estimulan la producción de hormonas intestinales que controlan el apetito, pero necesitas comer muchísima fibra para que estas tengan un efecto importante”, asegura Frost. “Lo que intentábamos era encontrar una manera más eficiente de llevar el propionato al intestino”. Algo que creen haber logrado.

Los equipos liderados por Morrison y Frost trabajan codo con codo con la empresa Imperial Innovations para llevar al mercado este prometedor producto que, creen, podría comercializarse como condimento, pero también como aditivo en muchos alimentos.

“Este pequeño estudio preclínico muestra signos esperanzadores de que añadir a la dieta el ingrediente que hemos desarrollado previene la ganancia de peso en personas con exceso de este”, asegura Frost. Ahora bien, “necesitas comerlo de forma regular para que tenga efecto”, aclara, y es por ello que están investigando a qué tipo de comidas se podría añadir. “Cosas como el pan o los batidos de frutas podrían funcionar bien”, asegura. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios