Es noticia
Menú
Seis pasos a seguir para ser más productivos y aprovechar mejor nuestro tiempo
  1. Alma, Corazón, Vida
SÉ MÁS PRÁCTICO

Seis pasos a seguir para ser más productivos y aprovechar mejor nuestro tiempo

Es habitual que nuestra energía y esfuerzo se diluyan en actividades carentes de importancia. Explicamos cómo evitar este problema

Foto: Consejos para aprovechar lo suficiente nuestro tiempo. (iStock)
Consejos para aprovechar lo suficiente nuestro tiempo. (iStock)

Estás cansado, perezoso o pensando en los planes del fin de semana… A todos nos ha pasado que en algún momento no tenemos ganas de hacer nada, salvo una cosa: vaguear lo máximo posible.

El elogio a la holgazanería no es una idea con demasiado apoyo en la ultracompetitiva sociedad actual, por lo que en muchas ocasiones nos arrepentimos de esos ratos 'muertos’, sentimos la sensación de no aprovechar lo suficiente nuestro tiempo y creemos que asumimos más responsabilidades de las que realmente podemos asimilar.

Eric Barker propone en la revista Time una serie de consejos para que podamos ser más productivos, disfrutemos más de nuestro tiempo y no dediquemos absurdamente demasiado tiempo en algo que no lo requiere.

1. Tener automatismos

Decidir requiere un esfuerzo por parte nuestra mente, por lo que deberíamos hacerlo solo cuando sea verdaderamente necesario. Para poder solventar este problema necesitamos fomentar dos modelos de comportamiento: la voluntad y la disciplina.

Ambos son necesarios para poder dejar atrás los hábitos negativos que nos impiden seguir una rutina sólida y saludable. Especialmente por la mañana, ya que estar organizados en los primeros momentos del día nos permitirá que el resto de horas las llevemos con más organización.

2. Controlar la cabeza

El ser productivo y lograr las metas nos ayuda a ser más felices. Diversos estudios demuestran que ser optimista está muy relacionado con la consecución de objetivos y la productividad. Incluso, en ocasiones el exceso de confianza puede ser más beneficioso que tener los pies en la tierra.

Es obvio que este autoengaño debe ser muy moderado para no perder la visión de la realidad, pero puede servirnos para ganar más confianza.

3. No ser multitarea

Realizar varias actividades a la vez puede volverse muy complicado y disminuir nuestra productividad. Focalizar nuestros pensamientos y esfuerzos a los que realmente es importante en cada momento nos permitirá ser más resolutivos. No nos engañemos, tenemos muchos quehaceres que pueden esperar un rato antes de ser acometidos.

Barker considera que en ocasiones tenemos una actitud multitarea porque nos hace sentir más satisfechos emocionalmente ya que pensamos “qué bien, cuántas cosas estoy haciendo”. Sin embargo, el que mucho abarca poco aprieta. En realidad estamos siendo menos productivos.

4. Chequear tus acciones

Un mecanismo muy útil son las checklists o listas de comprobación. Pues es muy valioso señalar nuestros objetivos del día a día en una hoja, ir comprobando si los cumplimos y, en caso afirmativo, marcarlos como ya logrados.

El libro The Checklist Manifesto: How to Get Things Right (Picador) escrito por el cirujano Atul Gawande se centra en el estudio de cómo afectan las chekclists en el campo de la medicina y sus muchas virtudes.

Realmente este instrumento sirve para tener unos objetivos claros, concisos y alcanzables en un razonable periodo de tiempo. Incluso, también puede buscarse una finalidad opuesta: crear una guía de lo que no debemos realizar para tenerlo más presente.

5. Tener sueño

Estas líneas guardan bastantes similitudes con las primeras de este artículo, ya que para tener unos sanos hábitos del sueño es necesario seguir una dinámica ordenada de vida. Dormir poco o de forma inconstante no es de ningún modo una práctica que incida positivamente en nuestra salud.

Llegar a la cama y dormirse es un lujo que muchas personas pueden disfrutar. Descansar las suficientes horas nos ayudará a acometer el día venidero con mayor entereza y establecer unos horarios más sólidos en los que se evite las pérdidas de tiempo.

6. Seguir mejorando

Para poder seguir mejorando, tanto en nuestra carrera profesional como en la personal, hemos de establecer diversas metas… Y revisarlas. Un buen método puede consistir en escribir las decisiones importantes que tomamos y qué consecuencias creemos que tendrán en un determinado plazo de tiempo.

Una vez que ese periodo haya transcurrido, será necesario observar dónde estamos realmente, si es mejor o peor, así como sus similitudes y diferencias con lo esperado en el momento inicial.

Estás cansado, perezoso o pensando en los planes del fin de semana… A todos nos ha pasado que en algún momento no tenemos ganas de hacer nada, salvo una cosa: vaguear lo máximo posible.

La felicidad se demuestra andando Bienestar
El redactor recomienda