Las reglas sobre las relaciones que debes colgar en la nevera de tu casa
  1. Alma, Corazón, Vida
Mejora la convivencia con tu pareja

Las reglas sobre las relaciones que debes colgar en la nevera de tu casa

Hara Estroff Marano propone una serie de consejos para saber mantener, pese a que cada vez existan más dificultades, el vínculo con la pareja

placeholder Foto: Trucos para saber vivir mejor en pareja. (iStock)
Trucos para saber vivir mejor en pareja. (iStock)

No nos cansamos de decir que el ser humano es un animal social. Cada vez hay más estudios que nos demuestran que para poder desarrollarnos de forma óptima necesitamos estar en contacto con otras personas, relacionarnos con ellas y, por supuesto, mantener relaciones de pareja.

Sin embargo, pese a que sea algo tan básico para alcanzar una mayor satisfacción ¿por qué nos cuesta tanto encontrar y mantener relaciones con otras personas? La respuesta no es fácil y seguro que cada uno tendrá una argumentación muy diferente. Para no meternos en terreno pantanoso quizá sea más interesante y sencillo recibir algunos consejos para que la convivencia sea más llevadera.

Hara Estroff Marano propone en Psychology Today una serie de reglas básicas que todo el mundo debería tener claras a la hora de mantener una relación y, al igual que se hace con otras normas en un hogar, podría colocarse la lista en la nevera. Desde El Confidencial os mostramos varios consejos de la autora estadounidense.

En muchas ocasiones nos guiamos por nuestras primeras impresiones, pero hay que ver más allá y hacer un balance sobre el tipo de persona con la que queremos compartir nuestro tiempo. Su carácter, su personalidad, sus valores…

Sobre todo no hay que huir de una mala relación porque es posible que se acabe cayendo en otra igual o peor. Será más útil tratar de ver qué fue lo negativo para evitar que en un futuro vuelva a repetirse.

Cada persona tiene una visión particular sobre lo que debe ser una relación. Es habitual que en las parejas haya discusiones sobre lo que quiere cada uno. Para evitarlo lo mejor es ser honrado y que cada uno sepa que quiere el otro y negociar para encontrar puntos comunes.

Este aspecto no solo debe ser importante en el momento en el que se inicia la relación, sino que con el paso del tiempo debe seguir permaneciendo, ya que las relaciones van evolucionando y también lo hacen las necesidades de cada uno, por lo que debe estarse abierto constantemente al diálogo.

Discutir es inevitable, pero hay que saber hacerlo. Es necesario no tomarse todas las críticas como un ataque personal y mostrar empatía hacia la otra persona, al igual que cuando uno se equivoca debe pedir disculpas y dejar a un lado ese orgullo que a veces nos cuesta tanto olvidar.

Sin embargo, hay determinados “piques” que son de poca importancia y relacionados con roces propios de la convivencia. En estos casos puede ser mejor olvidarlos, pasar un rato de tranquilidad y calma con la pareja, y dejar que las cosas fluyan en vez de buscar una discusión que solo vaya a hacer la bola más grande.

Se da muchísima importancia al sexo ¿por qué? Porque la tiene. Pero en ocasiones se dan demasiadas vueltas a este tema y puede que se acabe por malinterpretar sentimientos y confundir la pasión y el placer inicial con el amor.

En una relación que podría consolidarse tampoco debería recaer toda la importancia en el sexo, porque aunque sea fácil y bueno, también es necesario trabajar para ganar en confianza con la otra persona y disfrutar de esos ratos de intimidad.

En una relación es muy complicado, casi imposible, que todo fluya solo sin que ninguno de los dos pongan de su parte, sobre todo ahora que cada vez se tiene menos tiempo libre. Por estos motivos cada uno debe involucrarse y comprometerse con la otra persona. También puede echarse un vistazo al largo plazo para ver con más claridad lo que puede ser un futuro conjunto.

Pero trabajar por una relación no significa vivir por y para la pareja. Hemos de aceptar que todo vínculo tiene altibajos y nunca debe dejarse a un lado el amor propio y la autoestima. Al igual que no se puede pretender que todas las satisfacciones vengan de la pareja. Hay vida más allá de una relación.

Sexo Sentimientos Relaciones de pareja Amor La felicidad se demuestra andando
El redactor recomienda