EL LENGUAJE NO VERBAL DEL AMOR

Cómo saber si le gustas o no a otra persona cuando cruzáis la mirada

Los ojos son el reflejo del alma… y también del deseo sexual. La forma de mirar a otras personas nos delata. Es la mejor forma de discernir la atracción amorosa

Foto: El movimiento de los ojos aporta una gran cantidad de información. (Corbis)
El movimiento de los ojos aporta una gran cantidad de información. (Corbis)

Los ojos son el reflejo del alma… y también del deseo sexual. La forma de mirar a otras personas nos delata, pues el movimiento ocular es la mejor forma de discernir la atracción hacia otras personas, según ha concluido este estudio de la Universidad de Chicago publicado en el último número de la revista Psychological Sciences.

El equipo de psicólogos, dirigido por Stephanie Cacioppo, que estudió el lenguaje no verbal de la atracción física, logró distinguir diferentes tipos de sentimientos amorosos a partir del tipo de mirada, que iban desde el amor hasta la lujuria. El movimiento de los ojos aporta una gran cantidad de información que, según los especialistas, tiene que ver con la parte de la otra persona a la que miramos de forma espontánea.

Cuando lo que se siente por la otra persona es amor, la mirada se enfoca hacia la cara, mientras que si prima el deseo sexual sobe el sentimental, la mirada suele dirigirse en primer lugar al cuerpo de la otra persona, en lugar de a los ojos.

Los signos no verbales del amor

La dilatación de las pupilas es otro de los signos del lenguaje no verbal que indican que una persona siente simpatía o interés por algo o alguien. Esta ‘prueba de la pupila’  puede ayudarnos a descubrir si la otra persona está interesada o no en nosotros, como explica Raymond C. McGraime en The Body Language of Flirting, Dating and Romance (Gestech Publications).

Cuando lo que se siente por la otra persona es amor, la mirada se enfoca hacia la cara

El gesto de alzar las cejas indica, por otra parte, que tenemos nuestros ojos abiertos a lo que tenemos delante de nosotros, así como que sentimos curiosidad y predisposición.

Conocer el juego de las miradas puede servirnos como una guía útil para descifrar las intenciones de nuestras potenciales parejas y evitar esos traumáticos episodios que todos hemos vivido. Sobre todo, para los menos atrevidos, será un acicate para salir de dudas y dar el paso.

La forma que tiene el varón de moverse y todas las señales extraverbales que emite son decisivas para ser vistos como atractivos por las mujeres. En Captando la mirada del sexo femenino: Patrones y consecuencias del comportamiento no verbal masculino en contextos de cortejoLee Ann Renninger, T. Joel Wade y Karl Grammer acudieron a un pub cercano y observaron con detenimiento el comportamiento de las mujeres en el local respecto a los diferentes perfiles de machos. La conclusión a la que llegaron fue que los hombres que más éxito tenían eran aquellos que buscaban, mediante sus movimientos, enviar señales de acercamiento a las mujeres del local.

Las mujeres del estudio manifestaron sentirse inquietas cuando un hombre se les acercaba sin haber establecido contacto visual previo. Es el primer paso en todo cortejo entre hombres y mujeres, imprescindible y necesario. Si no se produce, aunque sea de manera no buscada, es altamente probable que el hombre, aunque cumpla el resto de cualidades, sea rechazado por el sexo femenino.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios