CALCETOTERAPIA, LA HERRAMIENTA ANTIESTRÉS

La calceta, la afición más 'cool' (entre las jóvenes y los 'hipsters')

La lana y el yoga son las devociones de los 'hipster'. De su combinación ha resurgido la moda de la calceta. Una afición con beneficios similares a los de la meditación

Foto: La calceta se está convirtiendo en un fenómeno social entre los jóvenes. (iStock)
La calceta se está convirtiendo en un fenómeno social entre los jóvenes. (iStock)

La lana es, sin duda, el tejido preferido por los más modernos, los denominados hipsters, esos grandes enamorados de todo aquello que rezume a vintage. El yoga es otra de las obsesiones propias del ecosistema hipster, por lo que, de la combinación de ambas devociones, ha resurgido la moda de la calceta recreativa. Una afición que, según quienes la practican, aporta unos beneficios mentales similares a los de la meditación: la calcetoterapia.

Relajación, concentración, distracción… la calceta es una divertida herramienta para combatir el estrés, incluso cuando se está aprendiendo. Como resultado, los clubs de calceta o costura, ampliamente implantados en EEUU desde que las chicas de Sexo en Nueva York revelasen que hacían en grupo sus propias bufandas de lana, están surgiendo como setas en España. El hecho de calcetar en grupo, conversando alrededor de una taza de té, mientras van tomando forma bufandas, gorros, jerséis y hasta vestidos, es un tratamiento en sí mismo, que mejora el estado de ánimo.

La calcetaterapia ayuda a combatir distintos problemas de salud, desde los dolores crónicos hasta la hipertensión y el insomnio

En el ensayo The Relaxation Response, el profesor de medicina en Harvard, Herbert Benson, recomienda la calcetoterapia para combatir distintos problemas de salud, desde los dolores crónicos hasta la hipertensión y el insomnio. Sin embargo, sus saludables beneficios van más allá, pues según un estudio médico realizado por investigadores de la Universidad de Chicago, la práctica de calceta es uno de los remedios más eficaces para dejar de fumar. Un fenómeno que ya ha inspirado novelas como El club de la calceta (Algaida) de la escritora María Reimóndez.

Una moda rescatada de la cultura underground

Más orientados al aspecto lúdico son la mayoría de clubes de calceta que ya surgen como setas en los barrios más a la última de las grandes ciudades, y el universo blogger es el que mejor está reflejando esta tendencia. Una práctica que, si bien comenzó a abonarse en los entornos más alternativos, esos a los que comúnmente se refieren con el denostado apelativo de perroflautas, como forma de salir del mercado de consumo a partir de la confección de su propia ropa, ahora están siendo impulsados por los más modernos.

Los ritmos sosegados que impone la práctica de la calcete, junto con la calma y precisión a la que obliga, son algunos de los motivos por los que esta afición también está recomendada para las personas que sufren de hiperactividad

El gusto por la costura no es el único sello del lifestyle alternativo del que se han reapropiado los modernos. Si bien las motivaciones que guían a unos y otros siguen siendo diferentes, la afición por los mercados locales, los huertos urbanos, el uso de la bicicleta como medio de transporte frente al coche, los grupos de consumo, la confección de cerveza artesanal o la comida ecológica son otras de las aficiones características de aquellos que gustan vivir más al margen del sistema capitalista de las que se han adueñado los modernillos.

Un fenómeno por el que podría hablarse de otra moda, o incluso tribu urbana, bajo el apelativo de hipsterflautas. Es decir, aquellos que son modernos a la par que alternativos en lo que a estilo de vida se refiere. La síntesis perfecta entre la tesis y las antítesis, que diría Hegel.

La afición más cool entre los actores de Hollywood

Los ritmos sosegados que impone la práctica de la calcete, junto con la calma y precisión a la que obliga, son algunos de los motivos por los que esta afición también está recomendada para las personas que sufren de hiperactividad. Cuando se cogen las agujas después de un duro día de trabajo, los problemas se olvidan y se entra en un terreno de evasión, como si fuese una inyección zen. Además de la serenidad que aporta, la calceta ofrece también una particular forma de satisfacción: la autoestima y la autorrealización asociadas a las manualidades y a la creación personal.

Un ritual para desconectar que han puesto de moda reputados actores de Hollywood. Julia Roberts fue una de las primeras en revelar su particular secreto para superar los largos rodajes, y de sobra es conocida su capacidad para convertir la lana en accesorios de moda. Pero no se trata de un fenómeno solamente femenino, al actor Tom Hanks también ha copado alguna portada de revistas armado con dos grandes agujas de calcetar.

La lista de celebrities enganchadas a la calceta no se acaba aquí. Katerine Heighl, Geri Halliwell, Amy Adams, Felicity Huffman, Dakota Fanning o el mismo Tim Daly han dado muestra de su buen gusto por la calceta. Una afición que han rescatado de la cultura underground y han contribuido a impulsar rodeándola de una atmósfera mucho más cool.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios