Empleo: La solución para que los mayores de 40 años vuelvan a trabajar . Noticias de Alma, Corazón, Vida
APROVECHANDO EL TALENTO Y LA EXPERIENCIA

La solución para que los mayores de 40 años vuelvan a trabajar

Con casi cinco millones de parados, los de mayor edad han sido prácticamente “expulsados” del mercado laboral, pero comienzan a encontrar salidas

Foto: Las personas despedidas con más de 40 o 50 años son las que más dificultades tienen para recolocarse. (Corbis)
Las personas despedidas con más de 40 o 50 años son las que más dificultades tienen para recolocarse. (Corbis)

Teresa Iglesias trabajó cerca de 30 años como técnica administrativa hasta que, con la agudización de la crisis económica, su empresa tuvo que prescindir de ella y otros cuantos compañeros más para evitar el cierre. En un primer momento se dedicó a la búsqueda activa de un nuevo empleo, infructuosamente. La respuesta siempre era la misma: “tienes un buen currículo pero no es exactamente el perfil que buscamos en estos momentos”, cuando no le decían directamente que era demasiado mayor.

El rechazo continuo del mercado laboral, debido a sus cambios estructurales y tecnológicos, no hizo mella en sus ganas de trabajar y ahora cuenta con optimismo como está a punto de abrir una tienda de liquidaciones de stock y artículos de segunda mano. “Después de haber puesto en marcha un plan de acción para el desarrollo de la idea de negocio, ahora ya tengo el plan de empresa. Espero que en unas pocas semanas ya pueda abrir el establecimiento”, explica ilusionada. Iglesias quiere ser emprendedora, se niega a resignarse y a tener que quedarse en casa.

Su situación se ha convertido casi en la norma para toda una generación de desempleados mayores de 40 años que, a pesar de tener una dilatada experiencia a sus espaldas, ganas de trabajar y, normalmente, capacidad de gestión y de trabajo en equipo, están siendo denostados laboralmente. Con casi cinco millones de parados, encontrar trabajo en España se ha convertido en una quimera. La mayoría de demandantes de empleo están encontrando serias dificultades, pero si realmente existe un sector que prácticamente ha sido “expulsado” del mercado laboral ese es el de los mayores de 40 o 50 años.

Una red multidisciplinar para impulsar proyectos laborales

El camino tampoco fue fácil para María José Valdivieso, que había dedicado toda su vida laboral a la comunicación y la publicidad hasta que se vio en la calle. “Se habla mucho del paro juvenil, pero las personas desempleadas con más de 40 estamos totalmente desamparadas, a pesar de que seamos gente muy formada, con experiencia en puestos de responsabilidad y muchas ganas de trabajar y seguir aportando”, lamenta. Una coyuntura que la ha llevado a ir un paso más allá y fundar, junto a otros dos socios, la asociación Plus40net, mediante la que pretenden generar una red de apoyo mutuo y punto de encuentro entre los profesionales de más de 40 “en transición laboral”. Su único objetivo: volver a trabajar.

Desempleados mayores de 40 han creado una red de apoyo mutuo y punto de encuentro entre los profesionales para impulsar iniciativas laboralesValdivieso entiende que la mejor forma de aprovechar el capital profesional de estos desempleados para seguir activos pasa por generar una networking en la que se aúnen conocimientos y experiencias, se atiendan las necesidades de reciclaje laboral que demanda el actual mercado laboral y se potencien las iniciativas de los emprendedores. “Casi todos los socios somos profesionales muy cualificados, pertenecientes a diversos campos del ámbito laboral, pero que se han quedado en paro por tener más de 45 años”.

La asociación sirve como plataforma para que los proyectos de los asociados se materialicen en emprendimientos, así como para buscar la inserción laboral ayudando a reorientar las carreras, ofreciendo talleres especializados, asesorando jurídicamente, potenciando la red de contactos o, incluso, enseñando a elaborar un buen currículo laboral. A pesar de su escaso recorrido ya ha dado sus frutos. Como cuenta la socia María Lourdes Rodríguez, abogada de profesión con 53 años, “en la asociación he tenido el privilegio de conocer y trabajar con un grupo de profesionales multidisciplinares, expertos con la más alta cualificación, en una situación y con unas inquietudes y problemas similares a los míos”.

Algunos de los socios pertenecientes a la asociación Plus40net.
Algunos de los socios pertenecientes a la asociación Plus40net.

Gracias a su participación en este espacio de encuentro para desempleados mayores de 40, Rodríguez se encuentra actualmente en proceso de creación de la empresa DPO (Data Protection Office), con la que ofrecerá “servicios de consultoría, auditoría y formación en materia de Protección de datos”. Una iniciativa que, asegura, nunca se hubiese atrevido a emprender si no fuese “por el apoyo, la ayuda y la motivación que encontré en la asociación”.

“Solo no puedes, pero si te juntas con los demás sí”

La mayoría de los miembros de este pionero proyecto coinciden en resaltar la necesidad de sentirse arropados, sobre todo después de la sensación de abandono que implica la expulsión repentina y crónica del mercado laboral. Como explica el abogado Mariano Benito, miembro del consejo jurídico de Plus40net, gracias a las personas que conoció en la asociación, “ahora colaboro en proyectos de profesionales muy cualificados y con el mismo espíritu, frente a la idea de ‘solo frente al mundo’”.

Hay gente que ha dado toda su vida por una empresa, llegando incluso a frustrar su matrimonio, y luego la despidenEl apoyo mutuo ha sido una gran palanca de cambio para estas personas que solas no han podido, pero juntas sí. “Cuando conozco a alguien en situaciones semejantes”, explica Benito, “siempre les repito lo mismo: ‘si quieres puedes. A nosotros no nos tienes que explicar por lo que has pasado o estás pasando, lo sabemos perfectamente. La única diferencia es que nosotros lo hemos superado porque tuvimos la suerte de ponernos en contacto antes’”.

Valdivieso reconoce que una de las principales tareas de la asociación consiste en motivar y levantar el ánimo a las personas que se acercan por su sede, situada en el centro de Madrid. “Nos encontramos a personas hundidas, y es normal porque hay gente que ha dado toda su vida por una empresa, llegando incluso a frustrar su matrimonio, y luego la despiden. Habitualmente el problema con el que llegan tiene que ver más con la depresión que con la economía, porque la mayoría de los que acuden tienen indemnizaciones altas por haber ocupado puestos directivos, por lo que nos centramos en la motivación y el apoyo mutuo”, sentencia. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios