APUNTAN HACIA EL ECUADOR TERRESTRE

Misterio del Pino de Cook: ¿por qué todos se inclinan en la misma dirección?

Una simple observación llevó a un biólogo de la Universidad de California a plantear un estudio que ha servido para descubrir elementos desconocidos de esta especie de árbol

Foto:

Un día soleado de verano, Matt Ritter salió a dar su tradicional paseo matutino por las calles de California. Y, después de mucho tiempo haciendo el mismo recorrido, empezó a darse cuenta de algo de lo que no se había percatado hasta el momento: todos los árboles de la misma especie estaban inclinados en la misma dirección. Botánico de profesión y trabajador de la Universidad de California, decidió que había llegado el momento de estudiar el misterio.

Se trataba del denominado Pino de Cook, un árbol originario de Nueva Caledonia y que, siempre que lo había observado, había notado que tenía cierta inclinación. Lo que acababa de confirmar casi por intuición era que siempre lo hacían hacia el mismo lado. Tras observar tanto en California como en Hawai su disposición, la lectura era clara: en ambos caso se inclinaban hacia el sur. Pero ¿por qué razón ocurría esto? Había que investigar más.

Dicho y hecho, Ritter comenzó a llamar al resto de colegas botánicos que conocía de otros puntos del planeta, para que le pudieran confirmar si el Pino de Cook de sus diferentes lugares tenía algún tipo de inclinación y, de ser así, hacia dónde era. En todos los casos, recibió una respuesta similar: tras analizar 250 árboles en 18 países de todo el mundo, todos ellos siempre se inclinaban en dirección al ecuador terrestre, aumentando su inclinación cuanto más lejos estaban del mismo.

Así es como comenzó un estudio que se ha publicado recientemente en la revista 'Ecology', en el que varios biólogos expertos en el tema, entre ellos el propio Ritter, se han encargado de analizar por qué el Pino de Cook tiene esta tendencia. Y, como curiosidad, esto ocurre en cualquier lugar del planeta donde se pueda encontrar esta especie... salvo en Nueva Caledonia, el lugar del que son autóctonos, y donde este árbol crece sin ningún tipo de inclinación.

Una respuesta molecular

"Cuando se planta fuera de su área de crecimiento natural, esta especie tiene una pronunciada inclinación, que es tan habitual que se la considera como la característica principal por la que se reconoce al Pino de Cook", asegura este estudio. "Ahora, hemos descubierto un patrón en esta inclinación", continúa, asegurando que no es más que la respuesta a la capacidad de esta especie para detectar la gravedad a nivel molecular.

O, lo que es lo mismo, su inclinación —la que podemos ver exteriormente— siempre va enfocada al ecuador terrestre, mientras que sus raíces saben balancearse y crecer en la dirección exacta para corregir la asimetría de su tronco y evitar así que se pueda caer. Los expertos confirman en el estudio que esta inclinación es "una respuesta adaptativa a las condiciones del trópico", aunque no han conseguido descifrar exactamente a qué elementos responde.

Así, valoran que esta curiosa característica esté relacionada con los ángulos de incidencia de la luz solar, con la gravedad, el magnetismo o una combinación de algunos de estos elementos. El misterio de por qué los Pinos de Cook están inclinados parece que empieza a resolverse: eso sí, aún queda realizar una investigación en mayor profundidad para entender la razón por la que este curioso árbol siempre se inclina en dirección al ecuador.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios