hay un 9% más de zona boscosa en el mundo

La Tierra tiene un enorme bosque escondido, y lo han encontrado con Google Earth

Un estudio en Science analiza la cobertura arbórea de las zonas áridas de la Tierra, y sus resultados demuestran que nuestro planeta tiene más árboles de los que creíamos

Foto: Un bosque de eucaliptos en Australia
Un bosque de eucaliptos en Australia

¿Diría usted que es posible esconder un bosque? ¿Que los bosques, con sus grandes árboles, estén ahí y no los veamos? No, ¿verdad? Pues un equipo internacional de científicos ha descubierto que algo así está ocurriendo: en el mundo hay más superficie forestal de lo que creíamos porque no teníamos las herramientas para verlo. Ahora, Google Earth y otros servicios de imagen por satélite nos permiten ver nuestro planeta con mucho más detalle y a un coste mucho menor. Y resulta que tenemos un 9% más de árboles en la Tierra de lo que creíamos.

Esta es la conclusión principal a la que llega una investigación publicada este jueves en la revista Science, en la que los científicos explican que, hasta ahora, nuestro conocimiento sobre la cobertura arbórea y los bosques en las zonas áridas o semiáridas de la Tierra era limitado. "Prueba de ello son los sustanciosos desacuerdos espaciales entre los mapas de bosques globales obtenidos recientemente vía satélite y los escasos estudios a gran escala sobre los biomas de tierra seca".

¿Cómo contamos los árboles?

El problema, explica Luis Gonzaga García-Montero, investigador de la Escuela de Ingenieros de Montes, Forestal y del Medio Ambiente de la Universidad Politécnica de Madrid y coautor del estudio, es que hasta ahora no había un inventario forestal fiable debido a los distintos métodos y técnicas para medir los bosques con los que cuenta cada país, "y esto es importante porque en el protocolo de Kioto primero y en el de París después, se les otorga un valor y un papel en la lucha contra el cambio climático como sumideros de carbono". Por este motivo, la FAO, impulsora del proyecto, quería averiguar exactamente cuántos árboles hay en el mundo.

La portada de la revista Science
La portada de la revista Science

Una información, como explica el ingeniero, que no es fácil de obtener. "Las imágenes que podíamos obtener por satélite hasta hace poco tenían una resolución de 1 píxel para cada 30 metros. Eso refleja bien los bosques y selvas densos, pero no sirven para captar las zonas donde los árboles estén más separados, en las zonas áridas donde la vegetación es más escasa pero también existe". Las imágenes con mayor resolución eran hasta ahora más caras y pesadas de manejar, imprácticas para hacer un muestreo generalizado y por tanto inservibles para esta tarea.

Pero la tecnología avanza y sistemas como Google Earth ponen a disposición de los investigadores imágenes de muy alta resolución accesibles y fáciles de manejar. "Hicimos un muestreo en todo el mundo para hacer una buena revisión de la cobertura arbórea de las zonas áridas", y el resultado le sorprenderá.

Un bosque tan grande como Europa

Las zonas áridas tienen un 42% más de vegetación de lo que se había estimado hasta ahora, y eso supone que, árbol a árbol, el mundo tiene un 9% más de bosque de lo que creíamos. "Así dicho, no parece gran cosa, pero es que tenemos ante nosotros, sin verlo, un bosque del tamaño de Europa, repartido por todo el mundo", explica Gonzaga, que lideró el equipo que analizó alrededor de 15.000 parcelas (de media hectárea cada una) en Europa y Rusia.

Así dicho, no parece gran cosa, pero es que tenemos ante nosotros, sin verlo, un bosque del tamaño de Europa, repartido por todo el mundo

Pero que nadie crea que esto compensa los procesos de deforestación que se viven en muchas otras regiones del planeta, y de hecho, el objetivo final es contribuir a un análisis más preciso de los recursos forestales para impulsar su valor como herramientas de servicios medioambientales. "Por supuesto, hay que impulsar la conservación, pero sé por experiencia que la gente necesita recursos y desarrollo para subsistir y progresar".

Por eso, el ingeniero apuesta por una economía que potencie ambas cosas, conservación y desarrollo, dando a los recursos naturales un valor en forma de bonos de carbono, de forma que preservar la biodiversidad sea más beneficioso para las comunidades en vías de desarrollo que destruirlas para dar al terreno otra actividad.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios