cedro inicia negociaciones con agregadores

Nuevo intento de imponer el canon AEDE: piden a Menéame 2,5 millones de euros al año

La entidad responsable del cobro del canon AEDE, Cedro, ha comenzado nuevas negociaciones con varios agregadores 'online' en España. Y está pidiendo sumas millonarias

Foto:

Cobrar por enlazar. Es lo que lleva intentando sin éxito la Asociación de Editores de Diarios Españoles, AEDE, desde el 1 de enero de 2015, fecha en la que entró en vigor el polémico canon AEDE o tasa Google. La medida pretende cobrar a agregadores de contenidos (desde Menéame a Facebook) por publicar extractos de noticias, y resarcir así a los medios adscritos a AEDE. Lleva dos años sin aplicarse, entre otros motivos por el cierre de Google News en 2014, el principal servicio al que iba destinado el canon. Sin embargo, la entidad responsable de su cobro, Cedro (el Centro Español de Derechos Reprográficos), ha arrancado ahora una nueva ronda de negociaciones con varios agregadores en España con el fin de cobrar la tasa de una vez por todas. Y está pidiendo sumas millonarias.

"Hemos iniciado hace poco conversaciones con algunos agregadores de contenidos en España, pero no vamos a decir ningún nombre hasta que esas negociaciones hayan finalizado", confirma a Teknautas un portavoz de Cedro, quien asegura que el objetivo de esos contactos es "hacer efectivo el cobro de la remuneración estipulada por ley". Se trata del primer paso de Cedro desde hace meses para resucitar el canon AEDE, una maniobra que, de resultar exitosa, impediría el lanzamiento de nuevos agregadores en nuestro país o llevaría a la bancarrota a los actuales. El motivo: las elevadas tarifas que está exigiendo este organismo.

Por cada usuario activo de un agregador, Cedro está pidiendo en sus negociaciones una tarifa diaria de 0,05044854 €

Por cada usuario activo, Cedro está reclamando a los agregadores una tarifa diaria de 0,05044854 euros. La entidad gestora de derechos define en sus documentos usuario activo como "aquel que hace uso del servicio al menos una vez al día, resultando indiferente el número de veces que acceda al servicio cada día". Es decir, cinco céntimos de euro por cada usuario único diario. Basta hacer los cálculos para un portal como Menéame para comprobar que algo falla.

"Menéame tendría que cerrar"

"En 2016 tuvimos una media de 139.000 usuarios únicos diarios. Si aplicásemos la tarifa de Cedro, tendríamos que pagar más de 7.000 euros al día en concepto de canon. Eso serían 2,56 millones de euros al año. Es absurdo, el año pasado tuvimos una facturación de 125.000 euros. Tendríamos que cerrar", explica Daniel Seijo a Teknautas, consejero delegado de Menéame desde hace uno año tras abandonar Ricardo Galli el proyecto. "El canon AEDE es una medida pensada para cobrar a Google. Eso no funcionó y ahora sigue afectando de rebote a muchas empresas y a la innovación en internet en España", añade.

Daniel Seijo, actual consejero delegado del agregador Menéame
Daniel Seijo, actual consejero delegado del agregador Menéame

Seijo asegura no haber contactado con Cedro ("ni ellos con nosotros tampoco") para conocer cómo y cuándo estas tarifas podrían afectar a Menéame. "Ese es parte del problema. Nos genera una inseguridad jurídica enorme y hace inviable que entren nuevos competidores en este mercado", explica.

El artículo 32.2 del Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, creado expresamente para dar entrada al canon AEDE, deja escaso lugar a la duda: webs como Menéame (pero también servicios como Flipboard o redes sociales como Facebook), cuyos usuarios publican "fragmentos no significativos de contenidos, divulgados en publicaciones periódicas [...] con finalidad informativa" siguen siendo el objetivo de Cedro. La ley especifica que estas webs "no requerirán autorización" de los medios para reproducir fragmentos de noticias, pero estos últimos tendrán un derecho "irrenunciable" a "percibir una compensación equitativa". Y lo de "irrenunciable" es importante: quiera el medio o no, Cedro va a exigir y cobrar ese canon.

"Es una chapuza monumental. ¿Cómo ha calculado Cedro esa tarifa de cinco céntimos de euro? ¿En qué documento viene explicado? ¿Por qué utiliza usuarios "activos" y no otra variable? ¿Por qué se mide por día y no por mes? Todas estas explicaciones simplemente no existen. Cedro se ha inventado las tarifas y su método de cálculo sin dar explicaciones", señala el abogado Javier de la Cueva, especialista en propiedad intelectual y derecho en internet. "Todas las tarifas de Cedro y su método de cálculo están impugnadas por la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas, la CRUE. Y esto llegará al Tribunal Supremo, que las puede declarar nulas. Lo malo es que pueden pasar dos y tres años hasta que esto ocurra", explica de la Cueva.

Es una chapuza. ¿Cómo ha calculado Cedro esa tarifa de cinco céntimos de euro? ¿En qué documento viene explicado?

Preguntado por el sistema de cálculo de las tarifas, en Cedro aseguran que todo está en orden. "Las hemos calculado de acuerdo con la ley, realizando los estudios pertinentes y presentándolos ante el Ministerio de Cultura", señala un portavoz. "Cultura aún no ha sido capaz de presentar ningún documento que explique el método de cálculo", recuerda de la Cueva.

El abogado Carlos Sánchez-Almeida ha aclarado otro punto importante sobre estas tarifas: son ilegales. Tal y como se señala en el artículo 157 del Texto Refundido de la LPI (en su apartado b), las entidades de gestión como Cedro están obligadas "a establecer tarifas generales, simples y claras que determinen la remuneración exigida por la utilización de su repertorio [...]. El importe de las tarifas se establecerá en condiciones razonables, atendiendo al valor económico de la utilización de los derechos sobre la obra o prestación protegida en la actividad del usuario, y buscando el justo equilibrio entre ambas partes, para lo cual se tendrán en cuenta al menos los siguientes criterios: (punto 4) Los ingresos económicos obtenidos por el usuario por la explotación comercial del repertorio".

En otras palabras: la ley permite a Cedro reclamar a Menéame u otros agregadores la tarifa de 0,05 € por usuario activo al día (y según la propia Cedro, tienen intención de hacerlo), pero esta sería totalmente desmesurada y contraria a la propia normativa. Eso sin tener en cuenta la no existencia de un documento que detalle su método de cálculo. ¿Irá Cedro negociando caso a caso cada tarifa con los diferentes agregadores? ¿Es la tarifa de 0,05 € una tope máximo? Ahora mismo las respuestas son un misterio, aunque Cedro insiste a Teknautas que "son tarifas calculadas según la ley", algo que la propia LPI contradice.

De momento la Comisión Europea ya ha intervenido en el asunto, curiosamente allanando el camino a una posible tasa Google a nivel europeo. El pasado septiembre la Comisión animó a los estados miembros a regular para que los medios de comunicación pudieran cobrar por ser enlazados. Se trataba solo de un primer paso, una recomendación, pero en España Cedro no ha querido perder el tiempo y ha arrancado las negociaciones de cobro con los agregadores a comienzos de este año.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

¿Qué ocurrirá en los próximos meses? "Cedro va a intentar cobrar el canon, no me cabe la menor duda. Pero es la lucha de siempre, entre las empresas de internet y los que dicen ser dueños de los contenidos", explica de la Cueva. "Es lo mismo que ha pasado con el canon digital: el Gobierno se saca una ley de la manga, las entidades de gestión empiezan a cobrar, el asunto llega a la justicia y va escalando hasta llegar al Tribunal de Justicia de la UE, que se lo carga. Creo que acabará ocurriendo algo parecido con el canon AEDE. Desgraciadamente tendremos que esperar unos años para verlo".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios