UNa búsqueda CONTROVERTIDa

"Buscar a la chica del tranvía no es romántico, es acoso"

Un joven murciano pega carteles por toda la ciudad buscando a una chica que vio en el tranvía. ¿Historia de amor o de terror?

Foto: Tranvía de Murcia (Wikipedia / Angelvilu)
Tranvía de Murcia (Wikipedia / Angelvilu)

"Un murciano enamorado, en busca de la chica del tranvía", "Flechazo en el tranvía", "Flechazo en Murcia: un joven pega carteles por toda la ciudad para encontrar a la chica de la que se enamoró", "La tierna historia de un joven que se enamoró en el tren"... La noticia, publicada originalmente en 'La Opinión de Murcia', saltó a los medios nacionales este martes como una historia de amor de película.

A grandes rasgos, lo ocurrido es lo siguiente: Sergio, un joven de 23 años, viajaba en tranvía en la noche del Bando de la Huerta, cuando una chica del vagón llamó su atención. Tal y como ha contado él mismo a 'La Verdad', ambos "se cruzaron las miradas". "No parecía que estuviera animada por la fiesta, no hablaba ni con sus amigas que la acompañaban". Después, ella se bajaron y ella se quedó en el tren, sola. Y aunque Sergio le hizo gestos para que se bajara con él, ella no reaccionó. Así que el joven ha decidido empapelar la ciudad con carteles para encontarla. "Solo quería sacarte una sonrisa y llevarte a cenar", explica en los carteles, colocados a decenas por las calles.

En un primer momento, la noticia fue presentada en numerosos medios como una historia romántica, en la que se confiaba en la que el chico tuviera suerte, y fueron muchos los que deseaban que tuviera un final feliz y se ofrecían a ayudar para localizar a la joven.

Sin embargo, a medida que se popularizaba el caso, la reacción en las redes sociales está siendo la opuesta: si la chica no quiso responder a sus gestos ni bajarse con él del vagón, lo que debería hacer es chico es dejarla tranquila en vez de perseguirla por toda la ciudad.

En cualquier caso, mientras se sigue avivando el debate sobre si la pegada de carteles pertenece más a una película de amor o a una de terror, lo cierto es que la chica no ha dado señales de vida. Solo a ella le corresponde juzgar el gesto y decidir si quiere o no conocer a Sergio.

Sociedad

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios