La Comisión de Asuntos Exteriores del Senado de Estados Unidos ha aprobado este miércoles la resolución que autoriza al Gobierno a llevar a cabo un ataque en Siria contra el régimen de Bachar al Asad en respuesta al supuesto uso de armas químicas.

El grupo legislativo aprobó la resolución por diez votos a favor, siete en contra-que corresponden a cinco senadores republicanos y a dos demócratas- y una abstención, la del senador demócrata Ed Markey, que se ha limitado a decir "presente".

El borrador, votado la noche del miércoles, es el acordado a última hora del martes por los miembros de la Comisión de Asuntos Exteriores, aunque con algunas modificaciones introducidas por el senador republicano y ex candidato presidencial John McCain, a quien un fotógrafo del Washington Post 'pilló' jugando al póker mientras se votaba sobre el ataque.

Según fuentes consultadas por el anterior diario citado el texto limita la intervención militar a un máximo de 90 días, con un periodo inicial de 60, prorrogable por otros 30 con una nueva autorización del Congreso, aunque solo bajo determinadas circunstancias. Además, el documento prohíbe expresamente el despliegue de tropas estadounidenses en territorio sirio. No obstante, de acuerdo con estas fuentes, contempla el envío de una "pequeña misión de rescate" para situaciones de emergencia.

A pesar de la autorización para usar la fuerza militar, también impone a la Casa Blanca la obligación de presentar ante el Congreso, en un plazo de 30 días tras la aprobación de este proyecto de ley, una solución diplomática para acabar con la violencia en el país árabe.

Informe sobre siria de la casa blancaInforme sobre siria de la casa blanca

McCain ha considerado que esta resolución era insuficiente para respaldar una acción contundente de Estados Unidos contra el régimen sirio, por lo que ha forzado a introducir una enmienda para "fortalecer" a los "grupos moderados" que luchan contra Al Assad.

El texto enmendado pasará la próxima semana al pleno del Senado para que sea debatido y votado. El líder de la mayoría demócrata en la cámara alta, Harry Reid, ha confiado en que los dos partidos políticos den su visto bueno.

De ser así, la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, tendrá que redactar su propio borrador sobre la intervención militar en Siria y enviarlo al pleno para su aprobación definitiva.

Una vez ratificados los dos textos en las sedes legislativas, los líderes del Congreso tendrán que conciliar las dos versiones. Cuando el proyecto de ley reciba el visto bueno de ambas cámaras, será enviado al presidente, Barack Obama, para su sanción.

El Congreso ha entrado en receso esta semana, por lo que, a pesar de que las comisiones de Asuntos Exteriores siguen en ambas cámaras, se espera que sea a partir del próximo lunes cuando la sede legislativa tome una decisión definitiva.