La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

LA IMAGEN SE CONVIERTE EN EL SÍMBOLO DE LA REPRESIÓN

Una mujer con velo deja al desnudo la barbarie del Ejército egipcio

Las mentiras del Ejército egipcio cada vez duran menos.
Foto: Una mujer con velo deja al desnudo la barbarie del Ejército egipcio
Una mujer con velo deja al desnudo la barbarie del Ejército egipcio

Las mentiras del Ejército egipcio cada vez duran menos. La imagen de una mujer cubierta con un velo golpeada, pisoteada y humillada por los soldados se ha convertido ya en el símbolo del último episodio de la represión que ejercen los militares contra su propia población. Horas antes de que comenzaran a difundirse estas imágenes, el Gobierno había asegurado que no se había ejercido la violencia contra los manifestantes de Tahrir.

En la escena, tres hombres arrastran por el suelo a una mujer que no consigue ponerse en pie para evitar la carga de los uniformados. Tras unos segundos de angustia, uno de los hombres cae junto a la mujer frente a los militares, que se ensañan con ellos. Varios soldados golpean con porras a ambos. Uno de ellos salta sobre el cuerpo del chico, mientras que otro pisotea el pecho de la chica, que queda tendida en el suelo semidesnuda. Un militar intenta tapar a la muchacha, aunque los fotógrafos y las cámaras de vídeo ya habían captado la imagen que iba a dar la vuelta al mundo: un soldado se prepara para pisotear el cuerpo de una joven indefensa a la que no se le ve la cara, pero sí un sujetador azul.

Hombres y mujeres se lanzaron en Twitter a mostrar su apoyo a #Tahrirgirl o #Tahrirwoman. La distinguida bloguera y periodista egipcioamericana Mona El Tahaway afirmó en su cuenta que se trataba “de una foto que resume el horror de Egipto”, mientras cientos de hombres pasaban el mensaje: “Tahrirgirl, tiene mi respeto”. La imagen provocó ríos de tinta en un país donde está mal visto que la mujer enseñe su cuerpo, más si es musulmana y va cubierta con velo. Otros tantos comenzaron a cuestionar que la mujer llevaba su cuerpo desnudo bajo el velo, incluso que la fotografía había sido retocada, y no faltaron los comentarios jocosos bajo el apelativo de la “niña del sujetador azul”.

Las imágenes corrían por las redes sociales, pero no por la televisión egipcia, donde el canal estatal censuró su emisión. El periódico revolucionario Al Tahrir llevó la imagen a su portada, pero pocos lo pudieron adquirir, ya que según informaron varios activistas, el diario fue secuestrado por las autoridades. Finalmente salieron a la luz varias tiradas del rotativo, mientras que las televisiones independientes comenzaron a difundir las imágenes. Mientras miles de jóvenes veían los vídeos por Facebook y Twitter, el sindicato de periodistas denunció que varios profesionales egipcios habían recibido amenazas de muerte por informar de la represión del Ejército.

Al flujo de información en las redes sociales, siguió por la tarde un intento de varias activistas de organizar una manifestación de mujeres en la plaza Tahrir para condenar los hechos. Hala Sleem, una joven de 29 años, acudió allí, aunque sin saber nada de una concentración de género. “Vengo aquí a defender los intereses de todos los egipcios. Lo que han hecho con esa chica es tremendamente humillante, pero ya estamos acostumbrados”, asegura. “Lo hacen sólo por degradar a la mujer, por insultarla y tratar de acabar con nuestra moral, ya ha habido otros casos”, recuerda. Cinco organizaciones de derechos humanos denunciaron que el Ejército egipcio "tortura de forma sistemática a las mujeres" para "evitar su participación en las manifestaciones"y firmaron de forma conjunta una petición para que se investigue lo sucedido.

Mujeres en el punto de mira

Durante las manifestaciones de hace un mes en las que murieron unas 40 personas y más de un millar resultaron heridas, varias mujeres denunciaron haber sido acosadas e incluso violadas en la plaza Tahrir. La propia Mona El Tahaway y la periodista francesa Caroline Sinz denunciaron que cientos de jóvenes las acorralaron y manosearon. El Tahaway aseguró que fue obra de los “perros del régimen”, poco antes de que la arrestaran por participar en las protestas. Una situación que ya había dado a conocer la también periodista de la cadena estadounidense CBS, Lara Logan, quien aseguró haber sido acosada sexualmente por los militares durante las protestas de febrero que propiciaron la caída del Gobierno de Hosni Mubarak.

Pocos días después, el Ejército forzó a 18 mujeres a someterse a “pruebas de virginidad”, después de ser arrestadas tras unas protestas, según llegó a reconocer un general egipcio. El mando castrense aseguró a la CNN, bajo condición de anonimato, que “sólo querían probar si eran vírgenes o no, ya que habían acampado junto a otros jóvenes en tiendas en las que había cócteles molotov y drogas”. Una de las jóvenes se atrevió a denunciar los hechos y relatar lo ocurrido: fueron golpeadas con palos, sometidas a descargas eléctricas y forzadas a pasar las pruebas. Quienes no eran vírgenes, eran acusadas de prostitución.

Hala Sleem recuerda en Tahrir todos estos casos, mientras a unos pocos metros continúan los enfrentamientos entre los manifestantes y el Ejército. A cada frase, gira su cabeza para comprobar lo que ocurre al frente. Cientos de personas tiran piedras y cócteles molotov contra los soldados, que replican de la misma forma vestidos de civil, desde lo alto de los edificios adyacentes. “No se visten de militares para poder confundir a la gente por televisión y decir que todo es culpa de los revolucionarios”, explica la joven. El Gobierno se apresuró a apuntar a los manifestantes el día que comenzaron los disturbios.

No hay rastro de la manifestación de mujeres, pero se ven decenas de chicas con o sin velo, frente a la primera línea de los enfrentamientos. De repente, irrumpe en la conversación Hend Ahmed, una amiga de Hala que se había mantenido al margen durante toda la charla. “Después de ver las imágenes de los últimos días, a los militares no les queda otro camino que abandonar el poder; lo único que queremos es libertad”, replica rotundamente. Ambas confiesan sentir miedo, pero no levantan los pies del suelo ante un amago de carga militar. Muestran la misma firmeza que la joven semidesnuda que apenas los pudo arrastrar. 

#36
Compartir
12 eso..... dale caña a este

que en algunos casos se la coge con papel de fumar ,

pero con otros carga las tintas bien ..bien
Ampliar comentario
#35
Compartir
Me parece que todavía algunos andan corriendo detrás de los autos parados: Todos estos movimiento, en el mundo árabe, no traen ni traerán ni Democracia ni Libertad; ellos a los suyo: REPUBLICA ISLAMICA. Egipto era hace 20-30 años un país bastante libre, ¿ ahora ?
No cosa a la que mas tema un árabe que a que la mujer tenga los mismos derechos que el hombre, su retrógrado mundo se le viene abajo. gadafi era un sátrapa, veremos lo que pasará en Libia. En Irak, e Iran tres cuartos de los mismo. Mientras tanto, los papanatas de los dirigentes occidentales.......................................
Ampliar comentario
#34
Compartir
3 Vd. no es capaz. Yo tampoco lo sería. Ni la mayoría de nosotros.

Por los profesionales de la seguridad sí lo son. Y no hace falta ir tan lejos, por aquí tienen comportamientos similares. ¿O ya no recuerda algunos episodios con los indingad@s?
Ampliar comentario
#33
Compartir
33 Sr MODERADOR, aunque esto me cueste mi baneo in perpetuam, acabo de descubrir porqué le parece a usted ofensivo la palabra pájaro.

He llegado a esta conclusión después de leer los comentarios 15 y 16. Comentarios consentidos a un compañero suyo de nido, ya que de otra manera no se entiende que usted realice un vuelo rasante para llamar la atención sobre el termino pájaro y permita toda una serie de guanos lanzados desde su mismo nido.

Personalmente, seguí sus indicaciones y no contesté más a ningún insulto recibido, pero he estado viendo de aquí a una parte, que hay mas de un nido en los que las aves del paraíso defecan sobre los que pasamos por allí. Así pues, seguiré sin contestar a los insultos, seguiré refiriéndome a estas aves del paraíso como matones maleducados, pero quiero que sepa que le debo a usted unas formas que me enseñaron mis padres y un respeto que se debe a todos los nacidos, pero ningún respeto por su trabajo.

Saludos
Ampliar comentario
#32
Compartir
32 En general, está correcto el nivel. Solo que calificativos como el de &039;pájaro&039;, no son inocuos y suelen terminar en cosas mayores, si los integrantes no tuviesen su buen temple y humor.

Disfruten de su debate, saludos.
Ampliar comentario
#31
Compartir
19 Estimado moderador, le adjunto la definición de &034;pájaro&034; del DRAE:

pájaro.
[Del ant. pássaro].
1. m. Ave, especialmente si es pequeña.
2. m. perdigón [&8214; perdiz macho para reclamo].
3. m. Hombre astuto y sagaz, que suele suscitar recelos. U. t. c. adj.
4. m. Zool. Ave paseriforme.
5. m. C. Rica y Cuba. Hombre homosexual.
6. m. coloq. Guat. y Ven. pene.
7. m. desus. Hombre que sobresale o es especialista en una materia, particularmente en las de política.
8. m. pl. Zool. En clasificaciones en desuso, orden de las aves paseriformes.
ORTOGR. Escr. con may. inicial.

Como puede ver, no hay palabras mal dichas si no mal interpretadas.

Además, ya que vigila con tanto celo, me gustaría ver su respuesta al comentario 31.

No sé que clase de lindezas me dedicará el muchacho. No las leo para no estar influenciado por sus exabruptos en el caso que decida pasar consulta profesional conmigo, falta le hace.

De cualquier forma, no pretendo alterar la convivencia en su foro y no volveré a insultar tan gravemente a ese muchacho.

Un saludo y si vigila, vigile a todos por igual. El comentario 31 es revelador.
Ampliar comentario
#30
Compartir
19 MODERADOR, si me permite una opinión, me parece razonable eliminar los descalificativos personales ya que no sirven sino para enredar y envilecer un debate.

Sin embargo, no comparto con usted la idea de eliminar la palabra pájaro, y después consentirle al ofendido toda una serie de descalificativos e insultos durante varios mensajes.

Simplemente no lo entiendo.

Saludos
Ampliar comentario
#29
Compartir
28

Me tié usté quemáo ya, siempre le da la boa tarda al tohom, ese.

A ver porqué, y si hay que leer entre líneas, o qué intriga es esa !!! Intrigador, que es usté un intrigador payés.


Ampliar comentario
#28
Compartir
10 Estimado[a] Mallada, aprecio su educado comentario en lo que vale y su puntualización. No deja de llamarme sin embargo la atención que las &034;revoluciones&034; en el norte de Africa se hayan producido TODAS al mismo tiempo. ¿Soy tal vez demasiado suspicaz al pensar que tengan detrán a los mismos, unos sean libios subidos a camiones y armados con Kalashnikov, ó como en Egipto sean unos militares que se subieron [metafóricamente] a los camiones antes de que los tuaregs?. Confío entienda mi suspicacia puede que producto -como Ud. dice- de no seguir hace mucho la situación de Egipto [salvo o la prensa, TV, radio e Internet].
Saludos cordiales.
Ampliar comentario
#27
Compartir
Bueno, termino por hoy.

Bona tarda a tothom.

Hasta una próxima ocasión.
Ampliar comentario
#26
Compartir
26
No tiene porque disculparse.

Ciertamente el detalle llama la atención, pero puede tratarse de simple estrategia de infiltración, paramilitar, o vaya usted a saber.


Ampliar comentario
#25
Compartir
21, 23 no puedo ver videos ahora, si es tal y como dicen lo creo... pero no sería la primera vez que una imagen nos hiela la sangre y luego resulta un montaje o está manipulada. Me ha llamado la atención el detalle de las zapatillas en lugar de las botas reglamentarias

mil disculpas...

Ampliar comentario
#24
Compartir
Estoy de acuerdo con el comentario anterior. Sin entrar en matices de todo lo demás que podría haber hecho la policia/ejercito egipcio...de una foto no me fio, y menos si el que aparece no va uniformado como sus compañeros. Vamos, todos con botas y el con playeros, todos con un uniforme y el con otro...me parece una foto falsa
Ampliar comentario
#23
Compartir
Dios mio que tíos mas bestias, ver al policía saltar encima del manifestante que está en el suelo es una imagen para censurar a menores y a personas con la sensibilidad elevada, pero a veces no hay mas remedio que emitirlas, verlas es la mejor manera de valorar lo indecente que es el gobierno egipcio.

Saludos
Ampliar comentario
#22
Compartir
20 Me parece que no te has dado cuenta de que la noticia va acompañada de un video en el que se ven las palizas propinadas por el ejército, incluida en la que pisan y apalean hasta dejar inconsciente a la mujer. también hiela la sangre ver el video en 1:53, donde golpean en la cabeza a un manifestante. Si no lo han matado poco ha quedado [hay más de estos en el video]. Cobardes.
Ampliar comentario