REPRESENTA EL 8,7 % DEL PIB ESPAÑOL

El sector industrial del automóvil facturó 92.000 millones en 2015

Sigue generando empleo, con 2 millones de personas que trabajan directa o indirectamente en el sector, el 9 % de la población activa del país

Foto: Fábrica de Volkswagen en Landaben
Fábrica de Volkswagen en Landaben

La industria del automóvil facturó 60.855 millones de euros el año pasado en España, lo que supone un incremento del 18,3 % respecto al ejercicio anterior, según la Memoria Anual 2015 presentada ayer por ANFAC, la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones. A esta cifra hay que sumar otros 32.000 millones de euros facturados por el sector de componentes para el automóvil.

Con ello, el sector industrial del automóvil en España superó en 2015 los 92.000 millones de euros, mientras que el sector del automóvil contribuyó con 25.807 millones de euros a la Hacienda Pública española, con un crecimiento del 0,4% respecto a la cifra del año anterior.

Antonio Cobo y Mario Armero
Antonio Cobo y Mario Armero

La fabricación de vehículos y componentes representó un 8,7 % del Producto Interior Bruto (PIB) español, cifra que contrasta con el dato del año 2014, que fue del 7,8 %. Esta cifra se eleva hasta el 10% del PIB si se incluyen también las actividades de comercialización, posventa, servicios financieros o seguros del automóvil.

Durante la presentación de la memoria, el presidente de ANFAC, Antonio Cobo, destacó que el automóvil es una industria que genera riqueza y bienestar social para España y que sigue generando empleo, con 2 millones de personas que trabajan directa o indirectamente para el sector, lo que representa el 9 % de la población activa del país, 3 décimas más que en el ejercicio anterior. Cobo también ha señalado que este año se fabricarán 2,8 millones de vehículos y que en 2017 la industria española llegará a los 3 millones.

En este informe también se destaca que el sector de automoción representa el 18 % de las exportaciones españolas, lo que supuso un crecimiento de 7 décimas con respecto a las cifras de 2014 hasta alcanzar los 45.866 millones de euros. Además, el superávit comercial registró un alza del 7,1 %, hasta alcanzar los 17.000 millones de euros en 2015.

Las cifras del sector de automoción son muy buenas, y posicionan a España como el segundo país fabricante de automóviles en Europa, solo por detrás de la inalcanzable Alemania en turismos, mientras que en vehículos comerciales España es líder desde hace muchos años en Europa. Pero no todo es bueno en el sector del automóvil, y hay un dato que cada día preocupa más, la edad del parque automovilístico español, cada vez más viejo. En este momento, y según ha destacado Mario Armero, Vicepresidente de ANFAC, la edad media del parque es de 11,6 años.

Fábrica de Citroën Villaverde
Fábrica de Citroën Villaverde

En el año 2006 la edad media del parque no llegaba a los 8 años, mientras que las previsiones para el cierre de 2016 apuntan a que esa cifra alcanzará los 12 años. Es decir, que en los últimos 10 años ha subido la edad media de 8 a 12 años.    

Lo peor es que esta cifra sigue aumentando. La causa es muy clara, en los años de bonanza, entre 2004 y 2007, se llegaron a vender 1.6 millones de coches nuevos en un año, mientras que en los años peores los registros estuvieron cerca de los 800.000 vehículos nuevos en un año. Y eso hace que, incluso este año, en el que se prevé llegar a los 1.2 millones de coches nuevos, todavía siga aumentando la edad media del parque.    

Este envejecimiento ha continuado pese al buen funcionamiento de los diferentes planes PIVE, que en los últimos años han permitido quitar de la circulación un millón de vehículos con más de diez años de antigüedad. Pero ahora el Plan PIVE 8 llega a su fin. Solo quedan 15 días  y además ya queda muy poco dinero para poder acogerse a este plan que finaliza el próximo 31 de julio.

Seguimos con un Gobierno en funciones y con todos los problemas que hay para formar un ejecutivo no parece muy probable que se apruebe un nuevo plan de este tipo en breve para permitir achatarrar coches muy viejos. Pero esos 11,6 años de antigüedad, y creciendo, suponen un problema de contaminación, porque esos coches consumen y contaminan mucho más, y también porque son mucho más peligrosos.

Hay un dato escalofriante, la edad media de los vehículos implicados en un accidente de tráfico en 2015 fue de 14 años según los datos de la DGT. Y en cuanto a turismos, que son los menos malos en cuanto a edad del parque, el 55 % de los turismos que circulan por las carreteras españolas tienen más de diez años. Esos coches viejos y con un mantenimiento escaso o nulo suponen un grave peligro.  
Motor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios