Carta abierta del gurú de la deuda pública a Obama: "Te enfrentarás al primer déficit de un billón de la historia"

El gestor de bonos más importante del mundo, Bill Gross, tiene claro quién será el próximo inquilino de la Casa Blanca, Barack Obama, aunque no le
Foto: Carta abierta del gurú de la deuda pública a Obama: "Te enfrentarás al primer déficit de un billón de la historia"
Carta abierta del gurú de la deuda pública a Obama: "Te enfrentarás al primer déficit de un billón de la historia"

El gestor de bonos más importante del mundo, Bill Gross, tiene claro quién será el próximo inquilino de la Casa Blanca, Barack Obama, aunque no le augura una legislatura sencilla, especialmente por el legado económico que heredará de su predecesor, George W. Bush.

En una carta abierta a su futuro candidato presidencial, el fundador de la mayor gestora de deuda del mundo, Pacific Investment Management Co. (Pimco) –con unos 800.000 millones de dólares bajo gestión-, advierte de que el próximo presidente se enfrentará a un déficit presupuestario que alcanzará el billón de dólares –un trillón americano-, el mayor de la historia de Estados Unidos.

“Has heredado un desastre”, es la frase utilizada por Gross para resumir los ocho años de legislatura del “Rey Bush”, como se refiere a él en la misiva. De éste, critica sus esfuerzos por “emular a un antiguo icono republicano de una era económica diferente y lejana”, su política de recortes de impuestos para los ricos y su fracaso a la hora de lanzar una política energética coherente, sin olvidar su política internacional y la factura de credibilidad que ha tenido para el país: “Ha invadido innecesariamente Iraq y ha rebajado la estima que de todo el mundo tenía de esta nación como símbolo de libertad y benevolencia”.

“¿Qué deberías hacer para rectificar este desastre? Todo lo que sé es que cualquier solución conllevará un elevado precio”, se responde a sí mismo Gross . “Aunque tu eslogan dice, “Sí, podemos”, tengo mis dudas”, apunta. Para este gurú de la deuda pública, el aumento de los impuestos a los gestores de hedge funds y a las compañías petrolíferas, así como la rebaja de impuestos para las clases medias y bajas, la creación de un sistema sanitario universal y las ayudas para el castigado mercado inmobiliario, no serán suficientes para alcanzar los 500.000 millones de dólares necesarios para estimular la economía, confiesa Gross, republicano confeso desde hace mucho años.

Según apunta en la carta, las inversiones en Estados Unidos han caído en 200.000 millones de dólares desde los máximos de 2006. A esto hay que sumar, según Gross, que el consumo doméstico estará pronto por debajo de los 300.000 millones de dólares necesarios para que la economía mantenga su dinamismo, por culpa del aumento del desempleo y los altos costes energéticos. En total, según Gross, serán necesarios 500.000 millones de dólares para compensar esa reducción de inversiones y del consumo, cuya caída ha llevado a la economía de Estados Unidos a las puertas de la recesión económica. Y si a esta cifra se suma un déficit que acariciará los 500.000 millones de dólares incluso antes de que el nuevo presidente aterrice en la Casa Blanca, el fundador de Pimco anticipa para 2011 un déficit presupuestario de un billón de dólares.

Un panorama nada alentador que convertirá a Obama en el blanco de las críticas de sus oponentes. “Te llamarán Trillion Dollar Obama”, escribe Gross, aunque asegura que “no hay mucho más que tú o cualquier otro presidente pueda hacer. Las circunstancias hacen que un déficit de este calibre sea inevitable”. Gross, que gestiona actualmente el mayor fondo de deuda del mundo -Pimco Total Return Fund, con 83.000 millones de dólares- cree que tal y como ha sucedido en Japón, el Gobierno de Estados Unidos necesitará tiempo y dinero para estimular la economía.