acceso a la administración

Del barrendero al 'ertzaina': EH Bildu quiere excluir por ley a quienes no hablen euskera

El Parlamento Vasco aborda el peso del euskera a la hora de acceder al empleo público: los 'abertzales' reclaman que el dominio de la lengua vasca sea imprescindible a partir de 2018

Foto: Mandos de la Ertzaintza, durante un homenaje celebrado en la Academia de la Policía Vasca con motivo del Día de la Memoria. (EFE)
Mandos de la Ertzaintza, durante un homenaje celebrado en la Academia de la Policía Vasca con motivo del Día de la Memoria. (EFE)

Si no sabes euskera, no puedes ser barrendero en el País Vasco. Ni funcionario de cocina. Ni operario. Ni ningún otro cargo público. Es el planteamiento que defiende EH Bildu, que pretende excluir por ley de todos los puestos de la Administración Pública a aquellas personas que no dominen la lengua vasca, se tenga o no contacto con la ciudadanía. La coalición ‘abertzale’ quiere que a partir del próximo año el “dominio” del euskera (ya no solo el 'conocimiento' sino el 'dominio') sea un “requisito indispensable” para “ocupar cualquier puesto de trabajo a cubrir al servicio de las administraciones públicas”, ya sea con carácter “temporal o definitivo”.

Y defiende la exclusión de quienes no controlen el euskera a la perfección de todos los puestos públicos con el argumento de “poder garantizar los derechos lingüísticos de todos los ciudadanos en su integridad y sin ningún impedimento”. Así lo refleja en una iniciativa registrada en el Parlamento vasco de cara al doble debate que la Cámara de Vitoria va a abordar esta semana para analizar el peso del euskera en el acceso al empleo público. La propuesta ‘abertzale’, por tanto, conlleva imponer el perfil de euskera más exigente a los 38.000 puestos de trabajo públicos en el País Vasco, entre los que está el de barrendero. Este empleo es precisamente el que pone de ejemplo el Gobierno vasco para reconocer que hay determinados puestos de la Administración vasca que exigen un conocimiento del euskera por encima del necesario, por lo que está revisando “uno por uno” los perfiles lingüísticos exigidos en los diferentes puestos de trabajo para "adecuar" las exigencias a la realidad del empleo.

El Gobierno vasco está revisando todos los perfiles lingüísticos al admitir que hay puestos que exigen un conocimiento del euskera más alto de lo normal

“Probablemente, en algunos puestos de trabajo se estén planteando exigencias más altas de lo necesario, como pedir a un barrendero el EGA [el Certificado de Aptitud de Conocimiento de Euskera, el título por excelencia de euskera]”, ha afirmado el consejero de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria. Pero, frente a esta realidad que reconoce el PNV, EH Bildu rechaza que se adecue la exigencia lingüística a cada empleo concreto y sus circunstancias. Su objetivo es que el no dominio del euskera sea por ley un factor excluyente sin salvedades a partir de 2018.

Y entre las diferentes profesiones, en el punto de mira de la antigua Batasuna está especialmente la policía. De hecho, este mismo miércoles el Parlamento autonómico abordará en la comisión de Instituciones, Seguridad y Gobernanza Pública la petición de EH Bildu de que “en todas las ofertas públicas de empleo” que se realicen a partir de ahora para nutrir de agentes a la Ertzaintza, los aspirantes deberán acreditar el exigente nivel de euskera B2.

Será necesario renovar a la mitad de la Ertzaintza en los próximos años por las jubilaciones y Bildu exige que los nuevos agentes dominen el euskera

No es una cuestión baladí. En los próximos años, la previsión que maneja el Departamento de Seguridad del Gobierno vasco es que el 15% de los actuales 'ertzainas' se jubilen (del orden de 1.200 agentes). A más largo plazo, se habla incluso de que será necesario reponer a la mitad de la actual plantilla de 8.000 agentes. En este escenario, el deshielo de las relaciones entre los gobiernos español y vasco, que ha derivado en el reciente acuerdo presupuestario en Madrid, ha permitido desbloquear el conflicto que existía por las dos últimas OPE de la Ertzaintza, correspondientes a las promociones 25 y 26, y que estaban recurridas por el gabinete de Rajoy. Ahora, el Ejecutivo de Iñigo Urkullu tiene luz verde para incorporar 500 nuevos agentes a la policía vasca (250 por promoción).

EH Bildu discute incluso “la conveniencia” de hacer ofertas públicas de empleo en la Ertzaintza

De cara a esta necesaria renovación de la plantilla, EH Bildu plantea que “todos los trabajadores que dependen” de la Ertzaintza “deben dominar las dos lenguas oficiales” del País Vasco para “garantizar los derechos lingüísticos” de la ciudadanía. En su proposición, la coalición ‘abertzale’ asegura incluso que "es discutible la conveniencia” de hacer ofertas públicas de empleo en la Ertzaintza (la policía vasca es objeto continuo de sus críticas), pero, llegado el caso, a la vista de que se trata de “recursos humanos necesarios para garantizar la seguridad”, asegura que es “imprescindible abrir el debate sobre los criterios lingüísticos” en este cuerpo. Hace 40 años, según recuerda, es “de entender” que se tuviera que contratar a 'ertzainas' que no dominaran el euskera dada la “situación sociolingüística de aquella época", pero justifica que ahora esta realidad idiomática es “completamente diferente”, por lo que exige el dominio del euskera para formar parte de la plantilla del Departamento de Seguridad.

Sin embargo, su propuesta no va a salir adelante ante la falta de apoyos. Los partidos que sustentan el Gobierno vasco (PNV y PSE) han presentado una enmienda a la totalidad para que se mantengan los actuales criterios para el ingreso en la Escala Básica de la Ertzaintza, aprobados el 19 de junio de 2014. La propuesta señala que, a la hora de establecer los perfiles lingüísticos en los próximos procedimientos selectivos, se deberá dar “prioridad” a la comunicación oral sobre la escrita para “garantizar mejor la opción lingüística de la ciudadanía”.

Un día después de abordar la cuestión lingüística en el acceso a la Ertzaintza, el Parlamento vasco abordará el debate sobre el peso a dar al euskera de cara al acceso al empleo público con carácter general. El debate llega a raíz de una proposición no de ley presentada por el PP encaminada a “modificar la normativa correspondiente a la asignación de perfiles lingüísticos de cada puesto de trabajo en la Administración vasca” y “revisar la puntuación del euskera como mérito en las futuras OPE, con el objetivo de adecuar la valoración de su conocimiento a la realidad sociolingüística de las zonas” del País Vasco.

El PP pide que se "rectifique" la política lingüística "injusta y discriminatoria" y "no se priorice el conocimiento del euskera sobre la capacitación"

Los populares persiguen que se “rectifique” la “excesiva exigencia” del euskera para el acceso al empleo público. La parlamentaria Laura Garrido denuncia que en las diferentes OPE convocadas por el Gobierno vasco el euskera se ha valorado de forma “excesiva e injustificable”, tanto en la asignación de perfiles lingüísticos a los diferentes puestos con su correspondiente fecha de preceptividad como en aquellos supuestos en los que la lengua vasca se valora como mérito en relación a otras capacidades como la experiencia o la cualificación personal. Por ello, exige al Ejecutivo de Urkullu que “rectifique” la actual política lingüística “injusta y discriminatoria”, y modifique los criterios de acceso a las ofertas públicas de empleo para que “no se priorice el conocimiento del euskera sobre la capacitación técnica y la experiencia”.

En respuesta a esta propuesta inicial del PP, EH Bildu ha planteado la citada exigencia de que a partir de 2018 el dominio del euskera sea imprescindible. Por su parte, ante este debate, el PNV y el PSE han presentado otra enmienda a la totalidad que avala la estrategia que está llevando a cabo el Gobierno vasco. La iniciativa apenas profundiza en la polémica y se limita a apostar por que, dentro del nuevo procedimiento de valoración de la relación de puestos de trabajo para la modernización de la Administración vasca, se “continúe con el proceso de adaptación y actualización de los perfiles lingüísticos exigidos”.

El debate llega al Parlamento vasco además en plena polémica en la comunidad vecina de Navarra por el borrador que ha presentado el Gobierno de Uxue Barkos para dar un peso relevante al euskera en el acceso a la Administración Pública, que ha provocado un fuerte rechazo a nivel político, sindical, social y ciudadano. La oposición, formada por UPN, PSN y PPN, ya ha anunciado que acudirá a los tribunales una vez la normativa sea aprobada.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
64 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios