en el desayuno forum economía

Cifuentes llevará a la Fiscalía una compra de preferentes del Gobierno de Aguirre

La presentación de Rajoy ha sido breve, aprovechando la cita para vender los logros económicos de su Gobierno. Cifuentes, salpicada por la Púnica, anuncia nuevas denuncias en Anticorrupción

Foto: Cristina Cifuentes y Mariano Rajoy
Cristina Cifuentes y Mariano Rajoy

Toda la cúpula del Partido Popular y la clase empresarial han arropado a Cristina Cifuentes en el desayuno organizado por Nueva Economía Fórum. La presentación ha corrido a cargo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que ha realizado un discurso breve y tímido, bastante plano, en el que el líder del PP (tras leer la biografía de Cifuentes) ha vendido los logros económicos conseguidos en lo que llevamos de legislatura y ensalzar, de paso, el trabajo hecho por Cifuentes, "cuya vida ha estado marcada por la vocación de servicio". Rajoy ha centrado su discurso en la recuperación económica, señalando que "la gestión de Cifuentes es semilla de futuro para Madrid y para España". De corrupción, el presidente no ha dicho ni una palabra. Un tema en el que sí se ha centrado Cifuentes.

La presidenta regional ha querido dejar claro que "su Gobierno trabaja activamente contra la corrupción". No hay que olvidar que Cifuentes ha estado en las últimas semanas en el foco de la polémica después de que su nombre apareciera en un informe de la Guardia Civil dentro del caso Púnica. "Somos un Gobierno honrado y transparente", señaló, anunciando además que ha decidido llevar a la Fiscalía nuevas irregularidades detectadas tras analizar la gestión de sus predecesores en el cargo: Esperanza Aguirre e Ignacio González. La primera de ella, "la compra de 10 millones de euros en participaciones preferentes de Caja Madrid por parte del Concorsio Urbanístico Móstoles Sur en el año 2009", una información adelantada por El Confidencial.

El segundo asunto que el Gobierno regional quiere llevar a la Fiscalía es "la existencia de posibles irregularidades puntuales en recientes actividades formativas contratadas con la Cámara de Comercio de Madrid". Cifuentes recordó que "ha sido mi Gobierno el que trasladó a la Fiscalía determinada documentación sobre el Canal de Isabel II en cuanto se detectaron irregularidades". Cifuentes ha querido salir al paso de las acusaciones, sobre todo de los grupos de la oposición, anunciando nuevas actuaciones ante la Fiscalía. "Algunos han tratado de meternos a todos en el mismo saco, a los que se corrompían, y a los que denunciamos y evitamos la corrupción".

Cifuentes también ha tenido palabras para Ciudadanos, su socio de investidura, y Podemos. "Han sido dos años muy díficiles", señaló la presidenta al empezar a hacer balance del ecuador de legislatura. "Probablemente los más difíciles de toda la historia política de la comunidad de Madrid. En primer lugar porque hemos tenido que gobernar en minoría con el apoyo intermitente de un partido que en el día a día se siente cercano a la izquierda". Ciudadanos y el PP de Madrid no pasan por su mejor momento. Eso está claro. Cifuentes volvió a meter a la formación naranja en el "tripartito de la oposición" junto a PSOE y Podemos.

La cúpula del PP arropando a Cifuentes. De izquierda a derecha: el presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría; el presidente del Senado, Pío García Escudero; la presidenta del Congreso, Ana Pastor; la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal; y el vicesecretario general de Organización del Partido Popular, Fernando Martínez Maillo. EFE
La cúpula del PP arropando a Cifuentes. De izquierda a derecha: el presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría; el presidente del Senado, Pío García Escudero; la presidenta del Congreso, Ana Pastor; la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal; y el vicesecretario general de Organización del Partido Popular, Fernando Martínez Maillo. EFE

También tuvo palabras para Podemos y su baluarte político, la ciudad de Madrid, donde gobierna Manuela Carmena. "Durante estos dos años se ha convertido en la muestra más patente del fracaso del modelo de Podemos, que esta misma semana se presentaba nada más y nada menos que como alternativa para gobernar España. Y para saber cómo sería la España de Podemos, basta con ver cada día cómo es el Madrid de Podemos. Una ciudad que va a deriva, sin un modelo urbano coherente... donde los prejuicios ideológicos frenan la inversión, mientras que cada vez hay más suciedad, más atascos y más contaminación".

El tronco de su discurso se ha centrado en su proyecto de Gobierno: "en estos dos años, de las 300 medidas que contiene nuestro programa electoral, ya hemos cumplido o puesto en marcha 277, es decir, el 92,3%. Estamos siendo un Gobierno dialogante, austero, que genera empleo y social". Enumeró entonces todas sus medidas en materia de transporte, empleo, sanidad y educación. Y sobre todo, en materia fiscal: "somos la región con la menor presión fiscal. Tenemos el IRPF más bajo del país y el impuesto de sucesiones y donaciones bonificado al 99%".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios