rastrea desvíos en la fundación dos de mayo

La UCO investiga 6,4 millones que transfirió Caja Madrid a una fundación satélite del PP

La Guardia Civil sospecha que el PP de Madrid utilizó la Fundación Dos de Mayo, Nación y Libertad para inyectar fondos de la Fundación de Caja Madrid en sus campañas electorales

Foto: Esperanza Aguirre, en una imagen de archivo. (EFE)
Esperanza Aguirre, en una imagen de archivo. (EFE)

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha reunido una avalancha de pruebas de que el Partido Popular de Madrid utilizó una red de empresas y organizaciones satélite para ocultar la existencia de una caja B, pero los investigadores han abierto el foco de las pesquisas para reconstruir la totalidad de la trama. Según se desprende del sumario de Púnica, al que ha tenido acceso El Confidencial, los expertos en delitos económicos del Instituto Armado sospechan que el PP de Madrid también pagó parte de sus campañas con dinero de la Fundación Dos de Mayo, Nación y Libertad, el ente público que creó en 2007 el Gobierno de Esperanza Aguirre para encargarle la organización de los actos del bicentenario del levantamiento de los madrileños contra las tropas francesas de Napoleón, conmemorado al año siguiente.

Fuentes cercanas a las pequisas han confirmado a este diario que los investigadores están rastreando el destino de dos transferencias que la Fundación Dos de Mayo recibió de la Fundación de Caja Madrid en concepto de patrocinio de los actos programados por la efeméride. Un oficio de la UCO del pasado 1 de marzo incorporado a la causa revela que sus agentes han detectado un primer pago en 2008 de la fundación de la antigua Caja Madrid a la Fundación Dos de Mayo de 4.550.000 euros y un segundo abono en la misma dirección, en 2009, de otros 1.826.760 euros. Es decir, en solo dos años, la obra social de la caja madrileña, que entonces estaba controlada por el PP regional, entregó 6,4 millones de euros al ente público promovido por Aguirre.

Los agentes tratan de determinar ahora el destino real de ese dinero. Según revela ese oficio del sumario, la UCO ha descubierto que la Fundación Dos de Mayo contrató parte de la celebración de los eventos conmemorativos con las mismas empresas de eventos, 'marketing' y comunicación que presuntamente utilizó el PP de Madrid, de forma recurrente, para camuflar el pago de facturas electorales con dinero de procedencia desconocida y rebajar el importe real de los trabajos para que los órganos de control no detectaran gastos superiores a los permitidos. Los dueños de esas empresas (destacan Daniel Horacio Mercado, Ricardo Vázquez Segura, Óscar Sánchez Moyano y Marcelino Elosúa) ya están acusados de haber colaborado con la financiación irregular del PP de Madrid.

Ese mecanismo habría convertido a la Fundación Dos de Mayo en una simple plataforma para que el PP pudiera desviar el dinero de la Fundación de Caja Madrid a su caja B con la ayuda de empresarios de su máxima confianza. Las indagaciones se centran en la etapa 2007-2010, en la que se celebraron las elecciones autonómicas de 2007 y las elecciones generales de 2008, dos comicios a los que, según la UCO y la Fiscalía Anticorrupción, el PP de Madrid y el PP nacional concurrieron con 3,3 millones de euros no declarados.

Para avanzar en esta nueva línea de trabajo, la UCO ha solicitado a la Agencia Tributaria que le proporcione “a la mayor brevedad posible” todos los movimientos con terceros de la entidad constituida por el Ejecutivo madrileño en 2007. De los 14 dirigentes que integraron su primer patronato, 11 eran miembros del Gobierno de Aguirre, entre ellos, su entonces vicepresidente, Ignacio González, que ocupó el mismo puesto en el organigrama de la entidad. La exdirigente del PP pretendía convertirla en un foro de pensamiento para la defensa de la unidad de España e incluso le concedió una subvención directa en sus primeros meses de vida de 600.000 euros para apoyar su actividad. Pero el ente no tuvo más remedio que disolverse en 2014 tras quedarse sin ingresos.

El mecanismo de la Fundación Dos de Mayo sería similar al que habría utilizado el PP en otra fundación de su entorno, Fundescam, durante los mismos años. Informes policiales incorporados al sumario revelan que, como adelantó El Confidencial, los populares madrileños emplearon sistemáticamente esta entidad sin ánimo de lucro para apropiarse de las subvenciones públicas que percibía del propio Ejecutivo madrileño y usar luego el dinero en campañas del partido. Fundescam también habría permitido al PP de Madrid canalizar el cobro de donaciones ilegales que terminaron sirviendo igualmente para abonar facturas de proveedores electorales.

Se da la circunstancia de que Fundescam también recibió importantes donaciones directas de la Fundación de Caja Madrid en fechas coincidentes. En concreto, según recoge otro oficio de la Guardia Civil incorporado a la causa del pasado 10 de enero, la obra social de la caja de ahorros transfirió un total de 703.434 euros a Fundescam entre 2007 y 2011. El mayor pago se produjo en 2007 y ascendió a 178.434 euros, mientras que el más bajo tuvo lugar en el último año del periodo, 75.000 euros. El dinero de Caja Madrid también habría sido desviado, a juicio de la investigación, para saldar deudas de campañas electorales.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios