sufrió alta humedad y cambios de temperatura

Cultura dictamina que el superyate de Botín "no era el lugar idóneo" para su 'picasso'

Un informe remitido al juez que investiga al dueño de Bankinter por contrabando concluye que éste puso en riesgo su 'picasso' de 26 millones de euros al pasearlo en barco por todo el mundo

Foto: La restauradora del Reina Sofía revisa el estado de la pintura. (EFE)
La restauradora del Reina Sofía revisa el estado de la pintura. (EFE)

La investigación judicial sobre el presunto delito de contrabando que habría cometido el banquero Jaime Botín por sacar de España un 'picasso' sin autorización del Ministerio del Cultura está a punto de concluir casi dos años después de su inicio. Pero el sumario del caso sigue ofreciendo novedades. El departamento que dirige Íñigo Méndez de Vigo acaba de aportar un informe pericial que acusa al máximo accionista de Bankinter de haber puesto en riesgo la obra por pasearla en su megayate por los mares de todo el mundo y encerrarla luego en una simple caja de madera para llevársela a Suiza.

El informe, al que ha tenido acceso El Confidencial, ya está incorporado al procedimiento que instruye el Juzgado número 4 de Pozuelo de Alarcón (Madrid) desde que la Guardia Civil intervino el lienzo en julio de 2015 en el puerto corso de Calvi. El óleo, 'Cabeza de mujer joven', pintado por el genio malagueño en 1906 y valorado en 26,2 millones de euros, se encontraba en una caja, listo para embarcar en un 'jet' privado que debía a conducirlo a Ginebra para su posterior venta en una casa de subastas de Londres. Las pesquisas revelaron que Botín lo había trasladado desde Valencia hasta Córcega a bordo del Adix, un superyate de 65 metros de eslora y tres mástiles que el financiero convirtió hace décadas en un auténtico museo flotante y que aún sigue disfrutando.

El dictamen, elaborado por una especialista en Pintura de Caballete del Instituto del Patrimonio Cultural de España, denuncia que el hermano del ya fallecido presidente del Banco Santander, Emilio Botín, se concediera el lujo de colgar un 'picasso' en las paredes de su velero, exponiéndolo así a un alto porcentaje de humedad y a variaciones extremas de temperatura. “El movimiento de un soporte textil en una atmósfera húmeda es grande frente a la rigidez o menor flexibilidad que presentan los estratos pictóricos superiores”, explica la autora del informe. “La consecuencia de esta situación de disparidad de comportamiento (…) se refleja provocando normalmente alteraciones visibles en el estrato pictórico, tanto a nivel del estrato de preparación como en el del color”.

Las consecuencias de esas agresiones ambientales también pueden ser “craqueladuras, levantamientos (…) o pasmados” y, así como “reblandecimiento de proteínas, debilitamiento de adhesivos, descomposición de las colas naturales, proliferación de microorganismos que descomponen los materiales constitutivos de las obras, manchas de humedad y condensación superficial que tiene como consecuencia un deterioro por la presencia de agua”. Por esos motivos, concluye la autora, “se puede deducir que la ubicación de manera continuada en un barco de una pintura realizada al óleo sobre tela no es lugar idóneo para su mantenimiento y correcta conservación”.

Un barco similar al de Botín.
Un barco similar al de Botín.

El informe también reprocha a Botín que eligiera una caja de madera para guardar 'Cabeza de mujer joven', un bien especialmente protegido por pertenecer al periodo Gósol de Picasso, uno de los más breves y menos documentados de su carrera. “El almacenaje de las obras en cajas de madera solo se contempla normalmente para situaciones temporales de traslado”, reprocha la experta del Instituto del Patrimonio Cultural. “Una obra dentro de una caja (se desconoce el sitio exacto donde esta se encontraba ubicada) instalada dentro de un barco, en el que sus condiciones ambientales no son estables, en el que se presupone que existen cambios bruscos de temperatura en función de su uso o amarre, no parece el contenedor idóneo para la correcta conservación de una obra de estas características”, subraya de nuevo la especialista.

El dictamen remitido al juez por el Ministerio recuerda que “el transporte de obras de arte por vía marítima se intenta evitar por ser el de mayor riesgo para los bienes culturales, aunque en ocasiones es imprescindible para obras de gran peso y/o volumen”. Sin embargo, añade, “no son estas las características de este cuadro”, que apenas mide 54 x 42 centímetros.

Esas mismas agresiones ambientales que amenazaron la salud del 'picasso' son las que estarían sufriendo ahora los lienzos que siguen surcando los mares a bordo del Adix. Como reveló El Confidencial, junto 'Cabeza de mujer joven', Botín también alojaba en su goleta cuadros de artistas históricos como Joseph Mallord William Turner, Alfred Sisley, Samuel Scott, Camille Corot, Jan Van Goyen, Alfred Vickers, Jan Griffier y Ernest Lawson, entre otros. Todos ellos están expuestos en los principales museos del mundo en las más estrictas condiciones de conservación.

El dictamen recuerda que "el transporte de obras de arte por vía marítima se intenta evitar por ser el de mayor riesgo para los bienes culturales"

El informe de Cultura puede terminar de inclinar la instrucción sobre el presunto delito de contrabando cometido por Botín. La obra aguarda la sentencia en los depósitos del Museo Reina Sofía. Si se confirma que el banquero la sacó de España sin permiso del Ministerio con la intención de venderla, la pinacoteca podrá incorporarla de forma definitiva a su colección permanente. Por contra, si el juez da la razón a Botín, éste tendrá derecho a recuperarla y volver a iniciar el procedimiento de subasta.

Su defensa siempre ha negado que el lienzo saliera de territorio nacional porque considera que, en realidad, siempre estuvo fuera. Alega que el Adix tiene bandera de la isla de Guernsey y que, por tanto, ni siquiera cuando la goleta estaba en aguas del puerto de Valencia, llegó a estar el 'picasso' dentro de España. Sin embargo, Cultura ha acreditado que la obra estuvo en Madrid para una tasación y que, dentro de los puertos, los únicos barcos que responden a su bandera son los buques de guerra. En ningún caso los yates de recreo como el Adix.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios