tenía un 'picasso' de 26,2 millones en un camarote

La fortuna flotante de Botín: millones en cuadros de Turner, Corot, Boudin, Sisley...

El expresidente de Bankinter, investigado por contrabando, surca los mares en su goleta de 65 metros de eslora con una exclusiva pinacoteca a bordo repleta de obras maestras

Foto: 'El Támesis en Twickenham', de Samuel Scott, uno de los óleos que esconde el 'Adix'.
'El Támesis en Twickenham', de Samuel Scott, uno de los óleos que esconde el 'Adix'.

Los servicios de aduanas franceses del puerto de Calvi (Córcega) encontraron en julio de 2015 un 'picasso' valorado en 26,2 millones de euros en el yate de Jaime Botín. El lienzo estaba listo para embarcar en un 'jet' privado que debía trasladarlo a un depósito franco del aeropuerto de Ginebra (Suiza), pero no era la única obra maestra que el expresidente de Bankinter tenía colgada en los camarotes del velero. Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, que investigan a Botín por contrabando bajo la tutela del Juzgado de Instrucción número 4 de Pozuelo de Alarcón (Madrid), descubrieron que había convertido su goleta de 65 metros de eslora en un auténtico museo flotante para disfrute privado.

Nunca antes había trascendido el tesoro del 'Adix', el velero de tres mástiles que el hermano del ya fallecido presidente de Santander Emilio Botín compró en 1990 y que está tasado en 30 millones de euros. Los lienzos que guarda en su interior podrían superar ese importe. El procedimiento judicial afecta únicamente al 'picasso', 'Cabeza de mujer joven', una obra de 1906 del singular periodo Gósol del pintor malagueño (1881-1973) que el banquero sacó presuntamente de España sin autorización del Ministerio de Cultura. Decoraba la biblioteca de 20.000 volúmenes del buque. Pero otros lienzos de incalculable valor artístico siguen navegando por todo el mundo a bordo del 'Adix' sin ningún tipo de restricción.

'Cabeza de mujer joven', Pablo Picasso.
'Cabeza de mujer joven', Pablo Picasso.

El más valioso es del pintor británico Joseph Mallord William Turner (1775-1851), uno de los autores más prominentes del romanticismo y considerado precursor del impresionismo. Sus obras se exhiben en todas las grandes pinacotecas del mundo. Botín adquirió un lienzo titulado 'Barquero en el río'. El precio actual de la obra se desconoce, pero en diciembre de 2014 se subastó otra obra de Turner, 'Roma desde el Monte Aventino', por 38 millones de euros.

También adorna un camarote del 'Adix' la obra 'El Tamésis en Twickenham', de Samuel Scott (1701-1772), otro autor británico que ha pasado a la historia por sus marinas. Dedicó gran parte de su carrera a retratar la Guerra del Asiento (1739-1748), en la que España logró imponerse a Reino Unido y conservó sus territorios en el Caribe. Uno de sus cuadros, 'Un arco del puente viejo de Westminster', puede contemplarse en la Tate Gallery de Londres. En 2009, un lienzo de gran tamaño de Scott fue adjudicado por 600.000 euros.

Junto a esas obras maestras, también cuelga 'Carrera del bosque', de Camille Corot (1796-1875), uno de los paisajistas franceses más valorados del XIX, que también influyó en la eclosión del impresionismo. El Museo Metropolitan de Nueva York expone uno de sus óleos y tiene otros trabajos suyos en sus almacenes. En los últimos años, lienzos de Corot se han subastado por precios que oscilan entre 100.000 y 600.000 euros.

'Trouville, los embarcaderos, marea baja', Eugène-Louis Boudin.
'Trouville, los embarcaderos, marea baja', Eugène-Louis Boudin.

Los informes de los investigadores, a los que ha tenido acceso El Confidencial, también revelan la presencia en el interior del 'Adix' de pintores aún más cotizados. Uno de ellos es Eugene Boudin (1824-1898), un paisajista francés reconocido por sus marinas pintadas al aire libre. Trabó amistad con Monet y ambos participaron en la primera muestra impresionista, en 1874. El expresidente de Bankinter es propietario de un lienzo titulado 'Trouville, los embarcaderos'. Obras de esa misma serie han sido exhibidas en la National Gallery de Washington (Estados Unidos). Comprar un 'boudin' en la actualidad requiere un desembolso que va de los 320.000 a los 1.500.000 euros.

'Otoño en Louveciennes', Alfred Sisley.
'Otoño en Louveciennes', Alfred Sisley.

El ahora imputado por contrabando no solo colecciona a precursores del impresionismo. También surca el Caribe con una obra maestra del movimiento en sus cubiertas: 'Otoño en Louveciennes', del pintor francobritánico Alfred Sisley (1839-1899). En 2002, el Museo Thyssen-Bornemisza organizó una exposición monográfica sobre este artista, considerado uno de los más puros de la corriente. La casa de subastas Christie´s ha comercializado trabajos de Sisley por precios que siempre se han movido entre los 1,2 y 3,5 millones de euros.

La lista de óleos con los que navega Jaime Botín es más extensa y abarca otras épocas. Los investigadores de la Guardia Civil hallaron un cuadro del pintor holandés Jan Van Goyen (1596-1656), uno de los paisajistas más reconocidos del XVII. El Museo Thyssen-Bornemisza tiene cuatro cuadros suyos. Sus pinturas se venden por entre 100.000 y 800.000 euros. Según fuentes jurídicas, completaban la colección del 'Adix' obras de Alfred Vickers (1786-1868), Jan Griffier (1652-1718), Edward Robert Smythe (1810-1899), Ernest Lawson (1873-1939) y Antonio Dacosta (1914-1990).

Su 'picasso', la obra más valiosa de todas las que llevaba a bordo, se encuentra desde julio de 2015 depositado en el Museo Reina Sofía de Madrid a la espera de que se pronuncie la Justicia. La defensa de Botín siempre ha sostenido que 'Cabeza de mujer joven' nunca salió del buque, propiedad de una mercantil del banquero radicada en la isla de Guernsey, y alega que, por tanto, no pudo cometer contrabando sacándola sin permiso de España porque estuvo en todo momento en otro territorio. Pero el Ministerio de Cultura y la Guardia Civil han aportado pruebas que demostrarían que la obra pasó por Madrid y que el 'Adix' estuvo fondeado en Valencia con el 'picasso' en sus camarotes, y recuerdan que la Audiencia Nacional ya había prohibido la exportación de la obra cuando Botín decidió llevársela navegando hasta Córcega.

El yate 'Adix' propiedad de Jaime Botín.
El yate 'Adix' propiedad de Jaime Botín.

Por lo pronto, como reveló El Confidencial, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid avaló la legalidad de la incautación de la obra y concluyó que el banquero había sacado la obra sin las autorizaciones necesarias. Botín está al borde de perder el 'picasso' definitivamente, pero también se arriesga a que le embarguen su velero, por utilizarlo para exportar el cuadro. La semana pasada, el 'Adix' llegó a la isla caribeña de San Martín para hacer un 'tour' por la zona. Antes había estado en el puerto de Charleston, en el estado de Carolina del Sur (Estados Unidos).

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios