de pedro solicita que se incorporen al sumario

Un acusado en Púnica revela 12 llamadas con el CNI para trabajos contra la independencia

El experto en reputación 'online' Alejandro de Pedro solicita al juez Eloy Velasco que se incorporen al sumario 12 llamadas y 25 SMS que se cruzó con funcionarios del CNI

Foto: Imagen de Alejandro de Pedro Llorca de su perfil de Facebook.
Imagen de Alejandro de Pedro Llorca de su perfil de Facebook.

El experto en reputación 'online' Alejandro de Pedro, imputado en Púnica por el presunto cobro irregular de trabajos para mejorar la imagen en internet de políticos y administraciones públicas, ha solicitado al instructor de la causa, el juez Eloy Velasco, que autorice la incorporación al sumario de 12 llamadas y 25 mensajes de texto que supuestamente se cruzó con miembros del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Así consta en un escrito que el letrado de De Pedro presentó este mismo lunes en el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia y al que ha tenido acceso El Confidencial.

Esas llamadas y SMS forman parte de las comunicaciones que le intervino la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil durante las semanas previas al estallido del caso, el 27 de octubre de 2014. El pasado julio, el juzgado le remitió el bruto de sus conversaciones para que valorara cuáles solicitaba eliminar por afectar a asuntos privadas y qué otras, inéditas hasta el momento, quería que se incorporaran al sumario por su supuesta trascendencia.

Se trata del segundo escrito que envía De Pedro a Velasco en relación a sus llamadas. En el primero, remitido después del verano, ya reclamó la inclusión de los contactos con el CNI, aunque no explicitó que se trataba de conversaciones con los servicios de inteligencia. Pero la Fiscalía exigió a De Pedro que identificara con claridad quiénes eran sus interlocutores antes de pronunciarse sobre su petición. De ahí este segundo escrito enviado a la Audiencia.

El secretario de Estado director del Centro Nacional de Inteligencia(CNI), Félix Sanz Roldán. (EFE)
El secretario de Estado director del Centro Nacional de Inteligencia(CNI), Félix Sanz Roldán. (EFE)

Su primera conversación con los servicios de inteligencia se habría producido el mismo día en que comenzó a tener el teléfono intervenido, el 1 de julio de 2014, a las 9:52. El 3, 4 y 7 de julio se limitó a cruzarse SMS. Sin embargo, hay otra supuesta llamada el 9 de julio, hasta tres el día siguiente y dos nuevas el 14 de julio. Dos días después, el 16 de julio, De Pedro se habría cruzado cinco mensajes de texto con sus enlaces en el CNI y otros nueve SMS entre el 23 y 25 de ese mismo mes. Sin embargo, el día 28 mantuvo otras dos conversaciones telefónicas, en concreto, a las 17:01 y 17:11.

Según el escrito remitido por el acusado, los contactos desaparecieron durante los primeros días de agosto. No se reanudaron hasta el día 26, con otros dos SMS, y el día 27, con una nueva llamada, a las 14:04. La comunicación se mantuvo hasta el 8 de octubre, apenas tres semanas antes de que De Pedro fuera detenido en Valencia por agentes de la UCO y conducido a Madrid para declarar ante el juez Velasco. A las 11:09 de esa jornada, habló por última vez con los servicios de inteligencia.

La propia Audiencia Nacional facilitó al imputado el contenido de esas llamadas y mensajes para que se pronunciara sobre su relevancia. La solicitud que ha presentado no aclara el motivo de las conversaciones pero estas, según ha podido saber El Confidencial, estarían relacionadas con los trabajos que De Pedro realizó por encargo del CNI en los meses anteriores a su detención.

Como ya desveló este diario hace un año, los servicios de inteligencia recurrieron a De Pedro para tratar de contrarrestar los ataques a España en foros independentistas catalanes y difundir noticias positivas sobre la sociedad y la economía nacionales a través de páginas web y redes sociales. Su labor se habría prolongado durante meses y se habría mantenido en la más estricta confidencialidad. De hecho, su trabajo nunca fue detectado. Pero la operación Púnica se cruzó en su camino y en el del CNI.

Lo que se desconocía hasta ahora es que esa relación laboral fue registrada y documentada por la Guardia Civil. El acusado pretende utilizar esas pruebas para demostrar que los servicios que realizó para políticos e instituciones que han provocado su imputación en Púnica eran perfectamente legales y que hasta el CNI decidió contratarlo para mejorar la imagen de España en foros radicales. También alega que parte de los 80.000 euros en efectivo encontrados en su vivienda durante los registros procedía del cobro de fondos reservados por esos trabajos secretos. Se agarra a esas llamadas y SMS para demostrarlo.

Este diario se ha puesto en contacto con De Pedro para confirmar el contenido de las comunicaciones y el motivo del escrito, pero ha rechazado realizar comentarios.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios