EN PLATAFORMAS INDEPENDENTISTAS Y YIHADISTAS

El CNI contrató al experto web de Púnica para combatir ataques a España en foros radicales

Los servicios de inteligencia recurrieron al experto en reputación online imputado en el caso Púnica, Alejandro de Pedro Llorca, para colocar noticias positivas sobre España en entornos virtuales hostiles

Foto: Imagen de Alejandro de Pedro Llorca de su perfil de Facebook.
Imagen de Alejandro de Pedro Llorca de su perfil de Facebook.

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, instructor de la trama Púnica, envió al empresario Alejandro de Pedro Llorca a prisión provisional en la primera fase del caso por haber obtenido presuntamente de forma irregular adjudicaciones públicas para mejorar la imagen en internet de diferentes instituciones y políticos. Pero las investigaciones posteriores han revelado que De Pedro no tenía exactamente el perfil de un supuesto conseguidor, como sostenía en un principio Velasco. Según han confirmado a El Confidencial fuentes cercanas al caso, De Pedro trabajó para el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) difundiendo información positiva sobre España en foros y páginas web radicales, una labor que se ha mantenido hasta ahora en secreto.

El propio De Pedro comunicó a los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil encargados del caso este relevante detalle cuando fue detenido en Valencia el 27 de octubre de 2014, aseguran fuentes próximas a la investigación. El empresario quería convencer a los agentes de que no era un empresario corrupto y, al mismo tiempo, avisarles de que entre el material que le habían intervenido podían encontrar documentos confidenciales. Pero esa información no le sirvió De Pedro para mejorar su situación procesal. El juez Velasco lo envió automáticamente a la cárcel imputado por organización criminal, tráfico de influencias, malversación, cohecho, falsificación documental, utilización de información confidencial y fraude. Quedó en libertad a los dos meses tras el pago de una fianza que luego le fue devuelta.

Distribución de noticias positivas

Sin embargo, la relación de De Pedro con el CNI se ha acabado confirmando y pone en duda el papel que se le ha atribuido en Púnica. Según han detallado fuentes próximas al caso, los servicios de inteligencia ficharon a este profesional en 2013 para utilizar sus conocimientos sobre el control de la imagen y la reputación en internet para combatir la difusión de mensajes radicales contra España en entornos virtuales. La labor del informático consistía en penetrar en foros y páginas radicales, ganarse la confianza del resto de seguidores y, finalmente, divulgar contenidos y noticias en esas mismas plataformas que actuaran como contrapunto de los discursos más extremos. Su objetivo era desmontar los ataques a los valores constituciones de la forma más disimulada posible, sin buscar la confrontación.

El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán. (EFE)
El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán. (EFE)

El empresario realizó esa actividad utilizando sofisticados programas informáticos de análisis para no levantar sospechas. Según ha podido saber este diario, los servicios de inteligencia lo utilizaron al menos para colocar mensajes en algunas de las plataformas más utilizadas por la izquierda abertzale y el independentismo catalán, así como en foros de contenido yihadista. El CNI le indicaba regularmente qué noticias y artículos tenía que divulgar en cada una de esas esferas.

Una decena de visitas al CNI

Según ha podido saber El Confidencial, esa relación profesional con los servicios de inteligencia se habría prolongado durante casi un año. Fue interrumpida en 2014, sólo unos meses antes de que el empresario fuera detenido por Púnica. En ese tiempo, De Pedro visitó las instalaciones del CNI en una decena de ocasiones para reunirse con los agentes que coordinaban y supervisaban su trabajo.

Edificio principal del CNI.
Edificio principal del CNI.

Las pruebas de esa vinculación laboral se encuentran en los ordenadores portátiles que intervino la UCO en su vivienda y en las oficinas de sus empresas cuando fue detenido. Los expertos en delitos económicos del Instituto Armado tienen en su poder los correos electrónicos que se cruzó con los agentes de inteligencia, las noticias que difundió y los informes que elaboró con el resultado de su trabajo, entre otros materiales.

Este diario se ha puesto en contacto con el entorno de De Pedro para recabar su versión. El empresario ha rechazado hacer declaraciones y se ha limitado a responder que no puede “confirmar ni desmentir la información”. Por su parte, un portavoz oficial del CNI ha asegurado únicamente a El Confidencial que, “en el caso de que hubiera existido esa relación laboral, esta no tuvo ningún efecto”, apuntando a, que la colaboración se habría limitado a un periodo de prueba.

Trabajos para Zapatero

Este vínculo varía sustancialmente la imagen que hasta ahora se había proyectado del propietario de las empresas Eico Online Reputation Management y Madiva Editorial y Publicidad, las dos mercantiles que habrían realizado los trabajos de imagen para políticos e instituciones por los que se le investiga en la Audiencia Nacional. La mayoría de esos servicios fueron prestados para administraciones controladas por el Partido Popular. Pero, como ya ha quedado acreditado, De Pedro también trabajó para el PSOE e incluso para el Gobierno.

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero lo contrató en 2009 para tratar de frenar la difusión de la famosa fotografía en la que salían sus hijas vestidas de góticas. De Pedro fue elegido por Zapatero sin ningún tipo de concurso previo, tras haberle sido recomendado por gente de su confianza, y visitó en numerosas ocasiones el Palacio de La Moncloa. Los 52.000 euros que costaron sus servicios fueron abonados por el PSOE. La relación con el CNI desvelada ahora aporta otro ángulo al perfil de este informático imputado por Púnica.

De Pedro fue citado los pasados 4 y 18 de diciembre por la Asamblea de Madrid para declarar en la comisión de investigación que se constituyó en octubre para esclarecer las responsabilidades políticas de esta trama de corrupción. Sin embargo, el acusado no declaró porque las notificaciones llegaron fuera de plazo. La Asamblea volverá a citarlo previsiblemente por tercera vez el próximo febrero, cuando empiece el nuevo periodo de sesiones.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios