PESE AL NERVIOSISMO, NO TIENE NADA QUE VER

Liberbank sufre tras el Popular pese a que "extrapolar puede ser un error tremendo"

La psicosis del mercado se ceba en los últimos días en Liberbank por temor a que corra la misma suerte que el Popular. Pero ambas entidades no están en situación comparable

Foto: Liberbank. (C. Castellón)
Liberbank. (C. Castellón)

El rescate y venta del Banco Popular han puesto de los nervios a muchos inversores, que se están cebando con Liberbank en las últimas sesiones por temor a que corra la misma suerte víctima de una retirada masiva de depósitos. Sin embargo, la situación de ambas entidades es muy distinta en términos de solvencia, morosidad o reconocimiento de pérdidas, y además en el caso de Liberbank no hay solapamiento entre clientes y accionistas. Por ello, JB Capital Markets recomienda aprovechar el desplome del valor como una gran oportunidad de compra. Esta mañana, la CNMV ha prohibido las posiciones bajistas en el valor durante un mes, cosa que no hizo en Popular.

Según fuentes cercanas a Liberbank, el miércoles (día de la resolución y venta del Popular al Santander) registró un saldo neto positivo de siete millones en depósitos, y el jueves logró otra entrada de 10 millones. La cosa se torció el viernes con una salida de 11 millones que, previsiblemente, continuará este lunes. Un portavoz de la entidad se limitó a decir que el saldo de los tres días fue "positivo".

En todo caso, estas cifras están muy lejos de las que precipitaron la quiebra del Popular, entre otras cosas porque la posición de liquidez de ambos bancos es opuesta: Liberbank tiene una proporción de préstamos sobre depósitos ('loan to deposits') del 86%, mientras que en el Popular se elevaba hasta el 130%. La fusión de Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura todavía no ha tenido que recurrir a la financiación del BCE, mientras que Emilio Saracho había agotado hasta las líneas de emergencia del banco central.

El presidente de Liberbank, Manuel Menéndez (i). (EFE)
El presidente de Liberbank, Manuel Menéndez (i). (EFE)

Aunque es cierto que la liquidez es un infarto y una retirada masiva de depósitos acaba con cualquiera, detrás de este infarto del Popular había un cáncer terminal que se había quedado sin tiempo para curarse. En cambio, la solvencia de Liberbank es mucho más sólida: su ratio de capital estándar del mercado (CET1 Fully Loaded) alcanza el 11,1%, frente al 7,33% del Popular. Y aunque es la siguiente entidad en volumen de activos tóxicos (crédito moroso e inmuebles adjudicados) en proporción a su balance -el 23%, 6.000 millones-, su cobertura es mucho mayor porque el grueso estaban cubiertos por las garantías de CCM, así como la velocidad de su reducción.

El riesgo de tener que provisionar

Entonces, ¿por qué está sufriendo un castigo tan duro en bolsa? Aparte del componente irracional del pánico, la extrapolación de los niveles de cobertura que el Santander ha anunciado para los activos improductivos del Popular (el 65%) pondría en peligro la solvencia de Liberbank. Dentro de esta argumentación, se incluye la posibilidad de que el Santander ponga a la venta de forma masiva los inmuebles del Popular con el fuerte descuento que le permite ese nivel de provisiones, lo que forzaría a Liberbank a ponerse a su altura.

La situación de solvencia y de liquidez de Liberbank es mucho mejor que la del Popular, pero lo más importante es que los clientes no son accionistas

JB (el bróker del hermano de Ana Botín) desmonta estos temores. Su analista María Paz Ojeda sostiene que Liberbank supera por mucho al Popular en reconocimiento y seguimiento de los activos tóxicos, y que el riesgo de impacto por las posibles ventas del Santander es muy reducido, dado que apenas hay solapamiento geográfico entre ambas entidades. Pero más importante, a su juicio, es que el riesgo de que la caída del valor en bolsa se traslade a la confianza de los clientes es limitado porque apenas hay minoristas en el accionariado de la entidad, a diferencia del Popular.

Kepler Cheuvreux añade otros argumentos: Liberbank no tiene valor negativo en ningún escenario (Popular valía -2.000 millones negativos incluso en un escenario normal), no hay riesgo de demandas ni hay que romper alianzas con terceros, el 90% de sus depósitos están cubiertos por el Fondo de Garantía, con lo que el riesgo de fuga es menor (Popular tenía muchos más depósitos corporativos), y, en caso de emergencia, el consejo de Liberbank no tendría problemas en vender el banco, mientras que el del Popular dilató esa decisión hasta que fue demasiado tarde.

Aprovechar la caída para comprar

Puerta de la sede central de Liberbank en Oviedo. (Reuters)
Puerta de la sede central de Liberbank en Oviedo. (Reuters)

Hay que recordar que Liberbank no vendió acciones en su salida a bolsa (no hizo una OPV), sino que comenzó a cotizar directamente ('listing'). Debido a ello, la liquidez del valor en mercado es muy reducida, lo cual exagera los movimientos de su precio. Por ejemplo, el viernes se negociaron 66,5 millones de acciones sobre un 'free float' total de unos 300 millones. Según JB, es muy importante esa desconexión entre depositantes y accionistas para contener el pánico.

"Creemos que, como ocurrió hace un año, una vez que se desvanezcan los temores del mercado, en nuestra opinión injustificados, el valor debería recuperar los anteriores niveles de precios por encima de un euro por acción", concluye este análisis. De ahí que recomiende aprovechar estas caídas para comprar con un precio objetivo de 1,30 euros. La fuerte recuperación del valor al cierre del viernes, del 32% desde mínimos del día, puede ser el primer paso en esa dirección. Y la prohibición de los cortos sin duda es una ayuda muy importante.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios