PSOE y podemos insisten en que votarán no

Eliminación de aforamientos, dación en pago y menos senadores: claves del pacto PP-C's

El PP y Ciudadanos han acordado un pacto de investidura que incluye medidas de todos los ámbitos. Para aprobar algunas de ellas hará falta la colaboración del PSOE

Foto: El presidente del PP y del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (i), y el de Ciudadanos, Albert Rivera (d, de frente). (EFE)
El presidente del PP y del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (i), y el de Ciudadanos, Albert Rivera (d, de frente). (EFE)

Tras varios días de intensas negociaciones, PP y Ciudadanos han firmado el acuerdo programático que garantiza los 32 apoyos de los diputados de Albert Rivera en la sesión de investidura de Mariano Rajoy la próxima semana.

El pacto, rubricado por los portavoces parlamentarios de ambas formaciones, pone punto y final a las maratonianas jornadas de la última semana: cruce de textos, llamadas de madrugada y momentos de tensión que amenazaban con tirar todo por la borda. Finalmente, los equipos negociadores llegaron a buen puerto y el acuerdo se pondrá en marcha si Rajoy es investido.

El documento, titulado '150 compromisos para mejorar España', está vertebrado en torno a cinco grandes bloques: crecimiento económico, competitividad y empleo; sociedad del bienestar y del conocimiento; transparencia, regeneración democrática y lucha contra la corrupción; fortalecimiento de las instituciones y modelo territorial, y España en Europa y en el mundo.

Como han recordado tanto Rajoy como Rivera, se trata de un texto abierto a cualquier partido “constitucionalista” que quiera adherirse y añadir otras medidas “siempre y cuando no choquen con las ya pactadas”, ha puntualizado Rivera. Una clara alusión al PSOE de Pedro Sánchez, que por el momento no se mueve de su no al candidato popular: "100 de las 150 medidas ya las habíamos firmado con Pedro Sánchez", ha recordado Rivera.

A lo largo de sus casi 50 folios, el documento da fe de que ambos partidos han tenido que hacer cesiones y renunciar a puntos importantes en sus programas. En el caso de Ciudadanos, los de Rivera abandonan la idea del contrato único, la supresión del Senado y las diputaciones. Respecto al PP, los populares admiten una reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), un tijeretazo al gasto público que afectará a las diputaciones y la posibilidad de reformar la Constitución, amén de aceptar la eliminación de los aforamientos.

Pese a los esfuerzos que ha costado alumbrar el pacto, el líder naranja ha señalado que solo estará vigente hasta el 2 de septiembre, fecha en que se producirá la segunda votación de investidura. A partir de ahí, Rivera y los suyos no garantizan su apoyo. Por su parte, Rajoy se ha mostrado "cómodo" con el resultado final y confía en mantener el apoyo de Rivera en sucesivas votaciones.

Crecimiento económico, competitividad y empleo

El primer punto de todo el pacto acuerda garantizar la “estabilidad presupuestaria”, un aspecto en el que el PP había incidido mucho y que supedita la aplicación de todas las medidas a su encuadre dentro del gasto previsto. En la misma línea, ambos partidos se comprometen a cumplir con las exigencias de Europa en materia económica.

Albert Rivera durante su rueda de prensa. (Efe)
Albert Rivera durante su rueda de prensa. (Efe)

Sobre la amnistía fiscal aprobada por el Gobierno, han acordado “realizar una revisión para garantizar que los sujetos pasivos beneficiados por la regularización fiscal del año 2012 tributen según el tipo del 10% previsto en la misma por las cantidades afloradas dentro de los límites de la normativa tributaria”. Tal y como admiten fuentes de Ciudadanos, este ha sido uno de los escollos más importantes durante la negociación.

Una de las medidas más llamativas de este bloque es la división de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en dos nuevos organismos: la Autoridad Independiente de los Mercados (AIReM) y la Autoridad Independiente de Defensa de la Competencia (AIDeCo), al igual que ocurre en otros países europeos.

En materia de impuestos, se comprometen a no subir el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) hasta que el déficit publico quede por debajo del 3%. A nivel autonómico, trabajarán para hacer una “armonización” impositiva entre todas las comunidades.

Respecto a la ciencia, los partidos se comprometen a impulsar un Pacto Nacional por la I+D+i para que se alcance el 2% de inversión pública estatal en esta materia. Igualmente, apuestan por abanderar un Pacto de Estado por la Energía y una Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

En el apartado de segunda oportunidad, PP y Ciudadanos acuerdan “flexibilizar” los requisitos para poder cancelar las deudas mediante la dación en pago, una de las medidas por que siempre apostaron los movimientos vinculados al 15-M y el PSOE.

Sociedad del bienestar y del conocimiento

El segundo bloque incluye medidas para asegurar la sostenibilidad de las pensiones, la universalidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) y la reforma de la Ley de Dependencia, entre otras.

Uno de los puntos estrella del acuerdo es la implantación del complemento salarial para aquellas rentas más bajas, una medida que lleva el sello naranja y que se suma a la posibilidad de reestructurar las deudas de personas y familias “en situación de vulnerabilidad”.

Mariano Rajoy durante la rueda de prensa. (Efe)
Mariano Rajoy durante la rueda de prensa. (Efe)

Otra de las medidas clave es el Pacto Nacional para la Conciliación Laboral y la Racionalización de Horarios, un acuerdo que debería ser aprobado “en los tres primeros meses de gobierno” y que busca racionalizar las jornadas laborales. El acuerdo incide en que esta medida debe contar con el consenso de todas las fuerzas políticas. En línea con lo anterior, también se comprometen a igualar los permisos de maternidad y paternidad a lo largo de los próximos años.

Ambos partidos también han acordado impulsar un Pacto de Estado contra la Violencia de Género, la congelación de la LOMCE, más conocida como Ley Wert -algo que también exigía el PSOE- y aumentar las becas universitarias.

Transparencia y lucha contra la corrupción

El tercer bloque incluye medidas como la eliminación de los aforamientos “ligados a cargos políticos y representantes públicos”, la imposibilidad de conceder indultos a condenados por corrupción y la creación de una comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP. Tres medidas que, como ya publicó este diario, eran sapos que al PP le costaría digerir.

Tal y como estaba previsto, el acuerdo no incluye la obligatoriedad de celebrar primarias que pedía Ciudadanos, pero sí la de promover “una mayor democracia interna de los partidos”, aunque sin especificar ninguna medida concreta.

Para la lucha contra la corrupción, proponen dotar de mayores medios tanto a los medios dedicados a la lucha contra la corrupción como a los juzgados.

Respecto al Senado, Ciudadanos no ha conseguido su supresión, pero sí la reducción del número de senadores. Las diputaciones provinciales, organismos que el PP defiende con uñas y dientes, tampoco desaparecerán, pero sufrirán recortes en su dotación económica.

Fortalecimiento de las instituciones

Además del “compromiso firme en defensa de la soberanía nacional”, PP y Ciudadanos se comprometen a “estudiar la actualización del texto constitucional para la mejora de la Norma Fundamental”. En román paladino, ambos partidos abren la puerta a reformar la Constitución, una petición que también habían hecho desde Podemos.

El quinto y último bloque, titulado “España en Europa y en el mundo”, aboga por potenciar la presencia del país a nivel europeo y mundial y apostar por “una mayor profundización en el proceso de integración de la Unión Europea”. El pacto incluye un anexo en el que se especifican los ingresos y gastos que conllevan las reformas pactadas:

Con las 150 medidas en la mano, es el momento de que otros partidos -en especial el PSOE- decidan si quieren sumarse o no. Si Pedro Sánchez y Podemos se mantienen en sus posturas y la investidura no sale adelante, el acuerdo quedará en papel mojado y España estaría más cerca de unas terceras elecciones.
Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios