EL AJUSTE DE LAS FAMILIAS SE LO COME EL ESTADO

La deuda pública y privada alcanza un histórico 323% del PIB

El intenso ajuste al que ha sido sometida la economía en los últimos años no ha sido suficiente para reducir el endeudamiento global.
Foto: La deuda pública y privada alcanza un histórico 323% del PIB

El intenso ajuste al que ha sido sometida la economía en los últimos años no ha sido suficiente para reducir el endeudamiento global. Hasta el extremo de que los datos que dio ayer a conocer el Banco de España muestran que el endeudamiento alcanzó en el segundo trimestre de este año un histórico 323,5% del producto interior bruto (PIB). O lo que es lo mismo, asciende ya a 3,30 billones de euros.

Para hacerse una idea de lo representa ese nivel hay que tener en cuenta que al comenzar la crisis, en 2007, la deuda total equivalía al 256% del PIB, lo que significa que pese al ajuste los agentes económicos (en particular las Administraciones Públicas) han tenido que endeudarse en unos 675.000 millones de euros para capear el temporal.

Existen, sin embargo, diferencias muy notables entre los distintos agentes económicos, toda vez que mientras el sector público no ha dejado de endeudarse, las familias y empresas se han ajustado el cinturón de forma intensa. En el primer caso, la deuda de los hogares ha pasado de representar el 86,6% del PIB (máximo histórico) en 2009, al 79,9% en junio de este año, lo que supone que las familias han visto cómo sus deudas con el banco se han reducido en unos 70.000 millones de euros. En el caso de las empresas, el ajuste y el racionamiento del crédito han hecho posible que su endeudamiento haya pasado de representar el 143,6% del PIB al 128,3%, lo que refleja la intensidad del ajuste. En total, casi 20 puntos del referido índice (unos 200.000 millones de euros) que han desaparecido del mercado del crédito. Aun así, hogares y empresas deben dos veces el PIB de España.

Todo el dinero para el sector público

¿Y quién ha ocupado su lugar? Pues ni más ni menos que el sector público, que se ha comido casi todo el dinero disponible. Si, en 2008, el endeudamiento de todas las Administraciones representaba el 47% del PIB, en el segundo trimestre de este año ya se ha alcanzado el 115,2%. Esta cifra recoge todos los pasivos emitidos por el sector público para financiarse y no sólo los que tiene en cuenta Bruselas en términos de Protocolo de Déficit Excesivo, que excluye determinadas partidas.

La cifra real es algo menor debido a que recoge algunas operaciones internas realizadas entre las distintas Administraciones Públicas, pero, en todo caso, superior al 100% del PIB, lo que refleja con toda crudeza los efectos de la crisis sobre las cuentas públicas. Y es que no hay que olvidar que el déficit público supera de forma sistemática desde 2009 los 100.000 millones de euros.

Ayer mismo, Eurostat publicó los datos correspondientes a 2012, y el resultado es una diferencia entre ingresos y gastos (incluyendo las ayudas a la banca) equivalente a 109.572 millones de euros, lo que convierte a España en el país con mayor déficit de toda la Unión Europea. Tanto déficit acumulado explica el aumento del endeudamiento, y, de hecho, según la comunicación enviada ayer también por Hacienda a Eurostat, este año se cerrará con una deuda equivalente a 967.506 millones de euros, lo que supone el 94,3% del PIB en términos del antiguo Tratado de Maastricht.

Mientras el sector público gasta por encima de lo que ingresa, las familias, al menos, están recomponiendo su patrimonio. Y ayer el Banco de España reveló que sus activos (incluyendo el efectivo, los depósitos, las acciones y otras cuentas pendientes de cobro) ascienden ya a 922.640 millones de euros, lo que representa un aumento de casi el 12% respecto de hace un año.

Se revaloriza la Bolsa

Las causas de este incremento tienen que ver, fundamentalmente, con la revalorización de las acciones que poseen las familias, tanto de empresas cotizadas como no cotizadas. Los hogares, en total, tienen 555.111 millones de euros en títulos societarios, lo que refleja la enorme importancia que tienen los mercados para el patrimonio de los hogares.

Ahora bien, eso no significa que la renta disponible de los hogares esté creciendo. Al contrario. Lo que dicen las Cuentas Financieras es que la renta disponible de las familias (la diferencia entre el ahorro y los ingresos) cayó en el primer trimestre de este año un 2,8% respecto del mismo periodo del año anterior. La renta disponible supone ya el 66,3% del PIB, tres puntos menos que al comenzar la crisis.

La recomposición del patrimonio de las familias, en todo caso, es de tal importancia que sus activos han vuelto a ser superiores a sus pasivos. O dicho en otros términos, tienen más capital que el que deben (922.640 millones frente a 879.803). Se trata del segundo trimestre consecutivo en el que sucede algo parecido. En 2009, que fue un ejercicio histórico por muchas razones (caída del PIB, aumento frenético del desempleo o fortísimo incremento del déficit público), las deudas de las familias llegaron a ser superiores en unos 220.000 millones de euros al valor de sus activos, lo que refleja la crudeza de la situación económica en aquellos momentos.

Desde entonces, se está produciendo un proceso de ajuste que es lo que ahora se refleja en las Cuentas Financieras.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
40 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Fifth Harmony - Work from Home ft. Ty Dolla $ign
Hasta el Amanecer - Nicky Jam | Video Oficial
Alvaro Soler - Sofia

ºC

ºC