César Alierta quiere que Europa tenga su propio Silicon Valley

Cinco razones por las que España nunca será Silicon Valley

"Entre todos tenemos que hacer de Europa una alternativa a Silicon Valley". Son las declaraciones del presidente de Telefónica, César Alierta, que el viernes pronunciaba estas

Foto: Cinco razones por las que España nunca será Silicon Valley
Cinco razones por las que España nunca será Silicon Valley
"Entre todos tenemos que hacer de Europa una alternativa a Silicon Valley". Son las declaraciones del presidente de Telefónica, César Alierta, que el viernes pronunciaba estas palabras en Zaragoza para animar al sector TIC español a hacer de nuestro país una nueva incubadora de talentos al estilo de Palo Alto.

Las palabras de César Alierta, aunque optimistas, no dejaban de ser paradójicas, ya que la mayoría de emprendedores españoles envidia las condiciones en que se emprende en Silicon Valley y sueña -en vano- con unas condiciones similares ya no en Europa, sino mismamente en nuestro país.

No sabemos si algún país de Europa se animará a crear un nuevo Silicon Valley (Irlanda ya lo está intentando), pero en España tenemos varias razones para pensar que nuestro país nunca tendrá nada similar. Podría haber decenas de razones; aquí van cinco:

1.- Fuga de cerebros. Según el Servicio de Estudios de La Caixa, la Unión Europea contaba en 2007 con 400.000 de los llamados “emigrantes altamente cualificados” afincados en Estados Unidos. España siempre ha sido tradicionalmente uno de los países que más personas de este perfil exportaba, sobre todo investigadores. Y la crisis, cebada con España, podría aumentar drásticamente estas cantidades (I y II).

2.- Ley Sinde. La 'ley Sinde', tan denostada por casi todos, no parece ser tampoco una aliada de la innovación. Una de las protestas más activas contra esta disposición era clara: “Con la ley Sinde, Google nunca habría nacido”. Y es que la web más visitada del mundo es la que más enlaces a descargas ofrece. El emprendedor Pablo Soto, fundador de Blubster, Manolito P2P o FooFind, ya ha declarado también que su negocio se vería muy perjudicado con esta ley. Pero si hay un sector verdaderamente perjudicado por la 'ley Sinde', ése es el de las empresas de hosting, que actualmente factura más de 600 millones de euros al año.

3.- Mentalidad funcionarial.
Con frecuencia los emprendedores critican la poca predisposición de los políticos a la hora de ayudarles, pero también es interesante observar de cerca la mentalidad de los jóvenes españoles en edad de emprender. ¿Qué es mejor, iniciar tu propio proyecto o trabajar cómodamente para otros? Mientras Silicon Valley es una apuesta de lo primero, muchas veces España parece ser un ejemplo de lo segundo. De hecho, incluso las empresas nacidas en España muchas veces dan de lado a la innovación y acaban rindiéndose a la (aparente) comodidad de lo público.

4.- Desconfianza e inseguridad. Ya nos lo decía hace unos días Francisco Palao, CEO de Iactive: “En Estados Unidos es fácil levantar dinero si tienes una buena idea; aquí no es suficiente con eso”. Francisco ha visitado Palo Alto en varias ocasiones y envidia unas condiciones que no se producen en nuestro país: “En España necesitas haber demostrado en muchas ocasiones la viabilidad del proyecto y haber empezado a facturar”.

5.- Pocas facilidades en lo político. Eduardo González-Salamanca, de Innovative Bioconsulting, remarca los problemas de que los políticos españoles no hayan emprendido nunca: “Los políticos, hablando en general, no entienden lo que es el emprendimiento puesto que la mayoría de ellos no lo han sido. Y no sólo no lo han sido sino que en muchos casos no han participado nunca en la economía real como empleados o directivos en empresas. (...) Me parece que a los políticos habría que exigirles unos niveles de formación y experiencia profesional en el ámbito privado”.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios