José Mourinho no se olvida de Sami Khedira (26 años). El centrocampista alemán ha recibido una oferta del Chelsea que doblaría su actual salario en el Real Madrid hasta colocarlo en los 4,5 millones de euros. El movimiento realizado por el equipo que dirige el que fuera entrenador madridista hasta el pasado mes de junio ha tenido lugar de la manera correcta y en todo los dirigentes del club blanco han tenido conocimiento del interés de Mourinho en contar con el mediocentro.

El Real Madrid cuenta con Khedira, pero no cierra las puertas a su posible salida, siempre y cuando la oferta que presente el Chelsea o cualquier equipo que se ingrese por el internacional alemán se acerque a los 25 millones de euros, precio marcado como mínimo para traspasar al centrocampista. Mientras, Ancelotti sigue contando con Khedira como sí nada sucediera.

El club blanco, tal y como ha ido informando El Confidencial desde el pasado mes de marzo, había manejado la opción de fichar a Kondogbia, junto a Illarramendi las dos primeras opciones para el centro del campo. En el caso del internacional francés, el Sevilla siempre ha estado al tanto de todos los movimientos. La primera idea que se mantiene ahora mismo es la de asegurarse una opción sobre su fichaje y dejar que termine su formación en la entidad sevillana.

En estos momentos, el internacional sub 20 francés sigue a la espera de los movimientos que puedan suceder en el centro del campo madrista, especialmente de la posible salida de Khedira. El campeón del mundo es el favorito para suplir la ausencia del alemán. Del Nido está obligado a negociar la salida del francés a partir de una oferta de 8 millones de euros, circunstancia que no se ha producido hasta el momento.

Xabi Alonso, Modric (Ancelotti le ve en una posición más adelantada), Illarramendi, Casemiro y Khedira son las opciones con las que cuenta el italiano para el doble pivote, posición que se antoja clave en el primer año del ex del PSG en el esquema de juego en su primer año como entrenador madridista.