un fallo qe reconoció en el último ataque

La brutal bronca de Popovich a Gasol con la que le 'castigó' al banquillo

El pivot español falló en el último ataque de su equipo en el tiempo reglamentario, que provocó el brutal enfado de su entrenador con el jugados internacional

Foto: Popovich pidiendo explicaciones a Gasol. (Reuters)
Popovich pidiendo explicaciones a Gasol. (Reuters)

San Antonio Spurs dio un paso importante para meterse en la final de la Conferencia Oeste. El equipo de Pau Gasol lidera su serie ante Houston Rockets por 3 a 2, en una victoria muy sufrida en la que, precisamente, el pivot español formó parte de una de las imágenes del partido. Y es que un error suyo en los segundos finales del tiempo reglamentario provocó una brutal bronca de su entrenador, Gregg Popovich, que incluso le 'castigó' sin jugar el tiempo extra.

A falta de once segundos para el término del partido, 'Coach Pop' dibujó una última jugada para dar la victoria a su equipo: Gasol debía realizar un bloqueo al defensor de Patty Mills, para que el australiano tuviera un último lanzamiento liberado y con opciones de dar la victoria a su equipo. Sin embargo, el pivot español leyó mal la jugada y James Harden no tuvo problemas para tapar a Mills, quien se vio obligado a rectificar su lanzamiento sobre la marcha.

Esta acción provocó que Mills perdiera más tiempo de la cuenta en ejecutar su lanzamiento y, aunque consiguió anotar con un brutal lanzamiento a tabla, su canasta llegó con el tiempo ya cumplido, lo que provocó que el partido se tuviera que decidir en el tiempo extra. Popovich no dudó en saltar a la pista y abroncar a Pau Gasol, con el que mostró su enfado por no haber sabido leer la defensa rival y provocar un problema a su compañero que les podía costar el partido.

Popovich no dudó en tomar cartas en el asunto y, pese a contar con las importantes ausencias de Tony Parker y sufrir la lesión en los últimos minutos de partido de su estrella, Kawhi Leonard, no dudó en sentar a Gasol en el tiempo extra, donde ni jugó un solo segundo. El partido iba a caer para el lado de los Spurs, en buena parte gracias a la última espectacular defensa de Manu Ginóbili quien, a sus 39 años, se inventó un brutal gorro sobre el propio Harden.

Pero Gasol demostró su calidad como profesional, aceptando con total normalidad el enfado de su entrenador. Lejos de 'rajar' ante los medios de comunicación o de mostrar su desacuerdo con la manera de actuar de Popovich, aseguró que entendía a la perfección su reacción, echándose toda la culpa de esa jugada que le 'condenó al banquillo durante el tiempo extra. El español dio una lección al reconocer en públicamente que el fallo había sido suyo.

"Creo que he hecho una lectura incorrecta. Era difícil, porque cuando te ponen un hombre pequeño tienes tendencia a ir dentro. Vi el cambio, pero debí quedarme arriba porque Patrick Beverley fue con LaMarcus Aldridge y podríamos haberlo aprovechado. He hecho una mala, mala lectura de la jugada", confesaba al término del encuentro. Con absoluta normalidad y reconociendo su fallo, Pau aceptaba que el error había sido únicamente suyo.

En una sufrida prórroga, los Spurs consiguieron una importante victoria por 110 a 107 que les permite liderar la serie por 3 a 2 y estar a solo una victoria para conseguir el pase a la final de Conferencia frente a Golden State Warriors. San Antonio sufrió lo indecible para conseguir una victoria fundamental, en un partido en el que la gran imagen del día fue la monumental bronca de Popovich a Gasol por su fallo en el bloqueo a Mills.

NBA

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios