desciende un 4% según el observatorio de 2016

¿Cambio de paradigma o espejismo? La piratería baja por primera vez en 10 años

El acceso a cine y series lidera la lista, seguido por música, libros, videojuegos y fútbol, según el Observatorio de la Piratería

Foto: Baja la piratería por primera vez en 10 años
Baja la piratería por primera vez en 10 años

¿Ha cambiado al fin el paradigma? ¿La puesta al fin a disposición del público español de contenidos culturales (series, música, libros) por medio de plataformas con servicios económicos como Amazon, Netflix o Spotify ha desalentado a nuestros ciudadanos de recurrir a las descargas piratas? ¿O es un espejismo? La piratería de contenidos digitales disminuyó un cuatro por ciento en 2016 respecto a datos de 2015, lo que supone el primer descenso en diez años, según las conclusiones del Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2016 que han presentado este martes 25 de abril la Coalición de Creadores e industrias de Contenidos y LaLiga.

Según estos datos, en 2016 hubo 4.128 millones de accesos ilegales a contenidos, un 4,2 por ciento menos que en 2015, por valor de 23.294 millones de euros (-3,2%), pero aumento un 6,8 por ciento el lucro cesante sufrido por las industrias culturales y de contenidos, alcanzando los 1.783 millones. El cine es el contenido más pirateado: un 32 por ciento de los usuarios, seguido por las series (27%), música (26%), libros (22%), videojuegos (12%) y fútbol (10%). En concreto, durante el pasado año el acceso ilegal a contenido cinematográfico fue de 789 millones de películas, con un valor en el mercado de 6.935 millones de euros. El 33 por ciento de los accesos se produjo cuando la película aún se estaba proyectando en las salas de cine, frente al 36 por ciento de 2015.

En cuanto a las series, un total de 959 millones de capítulos fueron reproducidos o descargados de manera ilegal en 2016 y el 39 por ciento de ellos tuvo lugar durante el periodo de emisión en televisión. El valor en mercado de esta cifra es de 1.577 millones de euros. En música, durante 2016, se accedió a 1.661 millones de contenidos musicales, con un valor de 5.767. El número de consumidores que accedió pasó del 21 al 26 por ciento. El 48 por ciento de estos accesos correspondieron a contenidos con menos de un año de antigüedad comercial.

Presentación del Observatorio de la Piratería de 2016
Presentación del Observatorio de la Piratería de 2016

En libros, los accesos ilegales alcanzaron los 374 millones, con un valor de mercado de 3.103 millones de euros. Además, el número de consumidores que accedió a contenidos ilícitos pasó del 21 al 22 por ciento, y más del 40 por ciento de los accesos fueron a contenido publicado en el año previo.En cuanto a los videojuegos, el acceso ilegítimo tuvo como resultado 223 millones de accesos, con un valor de 5.608 millones de euros, y el 45 por ciento de los títulos estaba en mercado desde hacía menos de un año.

Respecto al fútbol, durante 2016 se visualizaron de forma ilegal un total de 122 millones de partidos de fútbol en un 10 por ciento de los hogares de España, un punto menos que en 2015. El valor de mercado de dichas retransmisiones superó los 369 millones de euros. En materia de lucro cesante sufrido por las industrias culturales y de contenidos, de los 1.783 millones, un total de 573 millones de euros correspondieron al sector de las películas; 414 millones a la música; 271 millones al fútbol; 247 millones a los videojuegos; 171 millones a las series; y 107 al sector del libro.

Los contenidos originales "muy caros"

Según se desprende de esta investigación, el 47% de los consumidores que acceden a contenidos ilegales lo justifican argumentando que "los contenidos originales son muy caros", pero también por la "rapidez y facilidad de acceso" (42%), porque ya pagan una conexión a Internet (47%) y porque no quieren pagar "por un contenido que posiblemente luego" no les guste (37%). Estos porcentajes son inferiores a los recogidos en 2015. No obstante, los datos revelan que se mantienen los porcentajes en el caso de las justificaciones "no estoy haciendo daño a nadie" y "no hay consecuencias legales para el que piratea, ya que no pasa nada", con 24 por ciento de usuarios en ambos casos, frente al 29 por ciento y 26 por ciento, respectivamente, en 2015.

El 68,3% de los usuarios que contrata Internet busca principalmente que la velocidad de la conexión le permita acceder a contenidos

En este contexto, el 68,3 por ciento de los usuarios que contratan Internet tiene en cuenta principalmente que la velocidad de la conexión le permita acceder a contenidos con mayor rapidez, frente a un 51,3 por ciento que valora la oferta concentrada (packs de ADSL o fibra más contenidos) a la hora de elegir a la compañía con la que contratar Internet. Así, la principal vía de acceso a los contenidos ilegales son los buscadores con un 78 por ciento, siendo Google usado en nueve de cada diez accesos.

La publicidad sigue estando presente en las webs y es que más de un 67 por ciento de las webs desde las que se accedió a contenidos ilegales están financiadas por publicidad. De dicha publicidad, el 69 por ciento corresponde a sitios de apuestas y juego online, el 52 por ciento a sitios de contactos y el 39 por ciento a contenidos para adultos. También un tercio de la publicidad en los sitios piratas (37,6%) es de productos de marcas de prestigio de alimentación, moda, seguros, telefonía, etc. Los usuarios que han pagado alguna vez por el contenido que ha descargado de estas páginas alcanza ya el 11 por ciento (fue el 9% en 2015 y era solo el 5% en 2014).

Según las conclusiones del Observatorio de la piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2016, un escenario sin piratería podría permitir crear 21.697 nuevos puestos de trabajo directos, lo que supondría un incremento del 33 por ciento, y unos ciento diez mil empleos indirectos más. Además, las arcas públicas podrían estar dejando de percibir casi 361 millones de euros en concepto de IVA, así como 166 millones en cotizaciones a la Seguridad Social y 49 millones de euros en IRPF, es decir, que el Estado podría haber ingresado en 2016 un total de 576 millones de euros más de no ser por los accesos ilegales a contenidos, sumando un acumulado desde 2012 de 2.772 millones de euros.

Finalmente, las medidas más eficaces contra la piratería, según los internautas, serían bloquear el acceso al sitio web que ofrece los contenidos (68%) y sancionar a los proveedores de Internet (61%) y a los usuarios infractores con multas (53%), y desarrollar campañas de concienciación social contra la piratería (52%).

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios