Sigue esta sección:
Isabelle Giordano, responsable de Unifrance, explica las claves

Cómo el cine francés consiguió bajar su IVA al 5%

Isabelle Giordano, responsable de Unifrance, rama exterior del cine galo, analiza las diferencias fiscales entre Francia y España
Foto: Escena de 'The Artist'
Escena de 'The Artist'

El cine francés no es una industria: es un rodillo. Sólo EEUU lo supera en número de entradas vendidas a escala internacional. En 2012, impulsado por el extraordinario tirón de películas como The Artist, ganadora del Oscar a la mejor película, e Intocable, la cinta más lucrativa de su historia, despachó 140 millones de entradas en el extranjero. Multipliquen esa cifra por el precio de una entrada y comprobarán que se trata de un negocio de miles de millones de euros. La encargada de dirigirlo se llama Isabelle Giordano, recién nombrada directora ejecutiva de Unifrance, la rama exterior del cine francés, que pasó fugazmente por San Sebastián para apoyar a la representación de su país (doce películas entre las diferentes secciones) y habló con El Confidencial sobre las diferencias fiscales entre el IVA del cine español y el francés. “El IVA al 21% es una pena para España. Desde que se tomó la decisión, la recaudación ha bajado un 14%, un dato muy malo para la industria”, afirma para empezar.

La llegada de Giordano al cargo coincidió con el anuncio de que el Gobierno francés bajaría el IVA del cine en 2014 del 7% al 5%. Giordano explica así cuáles pueden ser las consecuencias de esta rebaja para su industria cinematográfica: “El año pasado nuestro cine vendió más de 200 millones de entradas en Francia (en concreto 203,4; en España se vendieron 94,16). Creo que la bajada del IVA provocará que superemos esa cifra los próximos años. Más dinero, por tanto, para la industria. Subirá el consumo lo que, a la larga, acabará beneficiando al Estado. Es un mecanismo económico de retroalimentación.  Digamos que los políticos españoles tienen otra manera de ver este asunto. Igual es una decisión ideológica, igual no lo es. Quizás no tengan otra opción por motivos fiscales. Fuera como fuese, es una pena”.

Dependiente del Centro Nacional de la Cinematografía y fundada en 1949, Unifrance es la poderosa herramienta promocional de la industria audiovisual del país vecino. Organiza cada año en París el mercado más grande de su cine, asiste a los festivales y mercados internacionales más importantes (Cannes, Berlín, Toronto), trabaja con los distribuidores extranjeros de sus películas y organiza festivales de cine online (MyFrenchFilmFestival).

Isabelle Giordano, directora general de Unifrance
Isabelle Giordano, directora general de Unifrance
Una actividad frenética respaldada por una industria con mucho músculo, tanto por su presupuesto como por su capacidad de influencia. En principio, el IVA del cine francés debía haber subido al 10%. Al final se quedó en la mitad. Estamos hablando de cientos de millones de euros menos recaudados por el Estado para los próximos años (aproximadamente 60 millones de euros menos por temporada). Todo ello en un contexto de subidas generalizadas de impuestos en Francia y en el resto de Europa. Lo crean o no, Giordano es capaz de explicar cómo el cine francés consiguió bajar su IVA al 5% con una sola palabra: “Lobby”. Tan fácil y, a la vez, tan complicado.

“La industria del cine francés cuenta con un lobby muy creativo y energético formado por directores, productores y actores, entre otros, con capacidad para influir a ministros y asesores gubernamentales. Es una cuestión de influencia. Un asunto puramente político”, aclara.

La receta de este lobby se ha ido cociendo al vapor de las luchas político-comerciales desarrolladas en Bruselas desde los años noventa. “El poder de nuestro lobby se explica repasando su trayectoria histórica. El lobby cultural francés en Bruselas siempre ha sido muy fuerte. La lucha por defender la excepción cultural durante las negociaciones de libre comercio con EEUU dura ya varias décadas. Se ha creado una dinámica de defensa de la cultura francesa. Por eso el lobby del cine tiene tanta energía. Estamos acostumbrados a luchar”, aclara.

El IVA al 21% es una pena para España. Desde que se tomó la decisión, la recaudación ha bajado un 14%, un dato muy malo para la industria

El precio de una entrada de cine da para mucho. Uno puede subir su IVA hasta el 21%, lo que reduce el trozo de la tarta que se llevan exhibidores, distribuidores y productores. O puede hacer todo lo contrario. Y lo puede hacer incluso dos veces: bajando el IVA y, para colmo, dedicando el 11,5% del precio de la entrada a financiar tanto las películas francesas como el Centro Nacional de la Cinematografía. Resumiendo: que las superproducciones hollywodienses llevan años financiando tanto a sus rivales francesas como al ministerio de Cultura de nuestros vecinos. Un dato que nos permite entender mejor la larga batalla comercial impulsada por EEUU para liberalizar de una vez por todas tanto la cultura como el cine europeos.

Pese a que las políticas de protección cultural están sufriendo una intensa campaña de desprestigio y acoso político-económico desde hace varios años, Giordano cree que el modelo francés sigue manteniendo su influencia. “Muchos países están tratando de imitarnos. O al menos vienen a Francia a estudiar nuestro modelo. Incluido China. Como broma te diré que uno de los representantes del cine chino dijo hace poco que 'éramos más comunistas que los propios comunistas chinos'. Era un chiste sobre nuestro modelo de proteccionismo cultural”, matiza.

Giordano pregunta detalles sobre el modelo cultural español y su relación con las instituciones públicas. Hay un dato que a los extranjeros les entra directo al cerebro: se está recortando hasta en la institución cultural más internacional y emblemática del país: el Museo del Prado. ¿Tiene lógica política, cultural y económica esta medida? “Lo primero que se me ocurre es que a la larga se perderán turistas. Y que el Prado se verá obligado a buscar financiación privada, siguiendo el modelo estadounidense”, dice.

Entonces se queda unos segundos en silencio y suelta: “En Francia muchos piensan que saldremos de la crisis gracias a la cultura”. Y uno no puede evitar mirarla como si fuera una criatura llegada de otra galaxia. 

Cultura
Comparte en:
Sigue esta sección:

El redactor recomienda

#31
En respuesta a mackie messer
Compartir

 Yo intento argumentar. Usted se dedica a insultar. Que le vaya bonito. Hay personas con las que no se puede dialogar. Por cierto, no sabía que me conocía para saber si yo soy más o menos solidario que usted.

Ampliar comentario
#30
En respuesta a joxe
Compartir

 

 

mira, chaval... no te voy a explicar nada de mi vida... y si he hablado con springsteen es por cuestiones profesionales 

 

pero vd no s eha entedado de la misa la media.

 

vd siga con sus anteojeras idelogicas. primero esta el artista y despues sus ideología, que se compartiran o no

 

el pseudocine español que vd defiende carace de valores artísticos y pretende sumplir esa falta de calidad con un escoramiento ideologico hacia la idología más criminal de la historia, y encima a cargo del contribuyente. así de facil.

 

ah, por cierto... yo dono todos los meses XXX € a cáritas y xxx € a ACNUR, así que desde luego soy bastante más "solidario" que vd... 

 

por cierto,.  metase sus "politicas comprometidas" porque le quepan

Ampliar comentario
#29
En respuesta a scachertos
Compartir

 Hombre, por supuesto que no solo tiene letras políticas. Tiene un montón de canciones de amor. Pero es un rockero con bastante conciencia social. Springsteen ni es mi hermano, ni mi hijo. Es un músico al que respeto y admiro. ¿Infantilismo? No soy ningún adorador de mitos.

 

¿Sabe usted que Springsteen es un fan de Pete Seeger (tiene un disco con versiones)? Indage sobre la personalidad de Seeger. Si yo le parezco de izquierdas, a su lado soy el director del ABC y La Razón juntos.

 

No soy bilingüe (ojalá) pero si me fijo en las letras de los artistas que cantan en inglés. Más que nada porque sin ellas te quedas en la mitad de su mensaje. Y claro que a veces te cuesta entender porque las letras son muy personales, pero es que pasa hasta en español.

 

Sobre el igualitarismo, pues mire, sí, creo en una sociedad con igualdad de derechos y deberes. Ahora no lo es. Y cada vez menos. Para eso existen los Estados, los gobiernos. Un rico no lo necesita. Las clases medias y bajas, sí. Y como la mayoría no somos ricos.

 

Me comenta que no está privatizando la sanidad. ¿No? ¿Y lo de Madrid? ¿Usted sabe que el Reino Unido ha tenido que rescatar hospitales privados de la era Thatcher? No tengo nada en contra de la iniciativa privada salvo en cuestiones como la sanidad y la educación. No pueden ser objeto de lucro. ¿Infantil? Chico, lo pensamos millones de personas en España y fuera de España. Sencillamente, una opinión.

 

Por cierto, ¿sabía usted que un montón de grupos británicos odiaban el liberalismo de Thatcher? Morrisey la mandaba a la guillotina. Elvis Costello defendía directamente su muerte en una canción.

 

Bueno, un saludo. Encantado de dialogar. No estaremos de acuerdo. No pensaremos igual pero, al menos, es un señor educado, algo que no abunda en los foros de internet.

Ampliar comentario
#28
En respuesta a joxe
Compartir

;e 

Creo que no me entiende. Me hace gracia el infantilismo con el que habla usted de Springsteen como si fuera su hermano, o su hijo. ("para él las letras son importantísimas"). Desde luego que lo son, pero si sólo las letras fueran importantes, medio mundo (por supuesto más de media España, acaso usted) no le seguiría, sencillamente porque no entienden el inglés. De nuevo, hace usted reduccionismo: Springsteen (y el cine), es mucho más que letras. Si no lo considera así, me atrevo a creer que usted no entiende a Springsteen.

 

Springsteen no habla de política. Habla, también, de realidades humanas, sobre las que, obviamente, orbita también la política. Pero no habla sólo de política, al modo que usted pretende que lo haga.

 

Me hace gracia este reduccionismo, porque si yo fuera tan sectario como usted, diría: "Springsteen es de derechas, porque es Católico declarado, y reza. De hecho en el último concierto en Madrid, dedicando una canción a un muchacho fallecido de cáncer, dijo expresamente que estaba en sus oraciones".

 

En cuanto a su exacerbación de lo bueno que deba ser un proyecto "igualitario", miedo me da cuando la izquierda se propone "igualizar". Porque esa igualación ya sabemos por dónde se produce. Ya decía Churchill que el socialismo consistía en la socialización igualitaria de la miseria.

 

Finalmente, me hace gracia su respeto, sólo formal, por las opciones liberales. Dice usted que le parece muy bien que yo lo sea, para concluir diciendo que "espera" que no sea de esos. Mire, en España, nadie quiere privatizar la educación ni la sanidad. Eso son monsergas que a fuerza de repetir, se van ustedes creyendo.

 

Ampliar comentario
#27
En respuesta a mackie messer
Compartir

 Hombre, por supuesto. Viajas de gira con él, no te digo. Tienes contacto directo.

 

Fíjese, Springsteen tiene dos BSO archiconocidas: 'Streets of Philadelphia' y 'Pena de muerte'. Son películas, socialmente muy comprometidas. Películas políticas. Películas progresistas. 'Pena de muerte' está protagonizada por Susan Sarandon y Sean Penn que son bastante bastante de izquierdas. La película cuestiona la pena capital y fue muy atacada por la derecha neocon norteamericana.

 

Sí, vamos, tú, viendo tus ideas sobre el cine y la cultura, eres íntimo de Springsteen, sí, del Springsteen que canta en el karaoke del bar de la esquna de tu casa.

 

Anda, niño, una vasito de leche con galletas y a la camita.

 

Springsteen tiene, por ejemplo, un disco folk, 'The ghost of Tom Joad', basado en la novela de Steinbeck que tiene un discurso político muy notable y que rechina bastante con las refornas laborales que se están haciendo.

 

Serás fan del Boss, pero no sabes ni lo que está cantando. Pobrecito.

Ampliar comentario
#26
En respuesta a scachertos
Compartir

 Me encanta el rock. He estado en concierto del Boss. Y sé perfectamente de su potencial en directo. Pero para él las letras son importantísimas. Cuando llega a España, habla de política y no precisamente bien de la corriente neoliberal.

 

No solo le pega a la guitarra. Compone de lujo.

 

No soy sectario, simplemente no estoy dispuesto a callarme la boca cuando veo que determinadas opciones políticas van en contra de un proyecto igualitario.

 

Me dice que es usted liberal. Me parece perfecto. Es libre. Pero en España hay mucho liberal que quiere privatizar determinados sectores, la educación o la sanidad, por ejemplo. Espero que usted no sea uno de ellos.

Ampliar comentario
#25
En respuesta a joxe
Compartir

 

Estimado amigo. Cultura no es lo que la izquierda y usted decidan. La cultura existe muchiiiiiiiiiiisimo antes que el cine, antes que la democracia, y antes de la izquierda. Pero me parece que usted confunde la parte con el todo, el continente y el contenido.

 

Usted patrimonializa para la izquierda valores que son humanos y generales, como los que aparecen en las letras de Springsteen. ¿O se cree usted que yo por ser liberal no quiero el progreso y el bienestar social?. Confunde lo humano con lo político, y de ahí su miopía. Y de ahí la miopía del cine español, su sectarismo, reduccionismo, frentismo y bobismo.

 

También adoro a Springsteen. No sólo por sus letras, insisto, humanas y empáticas con el que sufre (no obstante lo cual la pena le dura hasta que se sube a su jet privado o a su yate, como a todos :-D)  Yo veo en él RocknRoll, fuerza, emoción y sentimiento. Usted, me temo, ve doctrina política y, tomando la parte por el todo, confunde a Springsteen con la izquierda y a la izquierda con la cultura.

 

Seguramente Springsteen tieme ha enseñado mucho en la vida. Pero el cine español nada.

Ampliar comentario
#24
Compartir

pero de que vas tio¿

 

no creo que hayas habledo en persona con springsteen.

 

yo sí, varias veces. 

Ampliar comentario
#23
En respuesta a mackie messer
Compartir

 Hombre, eso de que Arturo Fernández hizo cosas interesantes en su momento... Siempre ha hecho lo mismo así que, si le gustaba lo de antes, le tiene que gustar lo de ahora.

Ampliar comentario
#22
En respuesta a mackie messer
Compartir

 Ja, ja, ja. Mira, figura, soy un gran admirador de Bruce Springsteen. Acusas al cine español de politizado. Poco has leído las letras de Springsteen. Muy poquito. Muy poquito. Te debes pensar que 'Born in the USA' era una canción patriótica. Apoyó a Obama con una gira musical. Y siempre que ha venido a España en las dos últimas giras ha apoyado a los movimientos cívicos estilo 15-M.

 

No tiene nada de malo que el cine, la música, la escultura, el arte..., la cultura tenga ideología. SIEMPRE la ha tenido. SIEMPRE ha sido una representación de unas ideas por eso, a la hora de estudiar una época, se estudia siempre a sus representaciones culturales. La cultura siempre ha sido una imagen de su tiempo.

Ampliar comentario
#21
En respuesta a alfonso i el batallador
Compartir

 Cultura e historia son dos conceptos muy distintos. El cine se puede usar como revisionismo histórico. Por ejemplo, Salvar al Soldado Ryan cambió el cine bélico de la Segunda Guerra Mundial. Hasta entonces, salvo en filmes sobre Vietnam, todo era muy edulcorado.

 

Pero cultura e historia son cosas distintas. No entiendo a qué viene aquí la relación.

 

A mí, el cine de Almodóvar no me gusta pero no por eso me tiró a su yugular. Tiene premios internacionales a patadas. Es uno de los españoles más conocidos en el mundo.

 

El cine es una expresión cultural, la más potente en el último siglo.

Ampliar comentario
#20
En respuesta a joxe
Compartir

Gracias por citarme a Pedro Almodovar, un perfecto ejemplo del tipo de cine que jamás iria a ver.

 

Independientemente de los topicazos y propaganda política existente en sus películas, solo el guión por lo vulgar y soez hace que la experiencia sea desagradable.

 

Si les gusta tanto a los franceses que les subvencionen ellos sus bodrios.

Ampliar comentario
#19
Compartir

así llegamos a que hayamos tenido una ministra de cultura que era una completa ignorante (Carment "dixit" Calvo, ?se acierda?) que representa a un partido político que se permite afrentar al Sr. Wert, uno de los ministros más inteligentes y cultos que hemos tenido.

 

Sí... los mediocres odian la excelencia, y por mucha pasta que puedan exprimir al estado, nunca podrán dominar varios idiomas, u obtemer un doctorado en una universidad extranjera de prestigio

 

no me gusta lo que hace Almodovar, pero respeto el derecho de quien quiera ir a verlo que lo haga, pero sin subvenciones y sin iva reducido

 

¿arturo fernandez? pues hizo cosas interesantes en su tiempo, pero no lo veo pidiendo subvenciones y arrogandose la defens ade la cultura.

 

Es más entretenido y más representativo el GTA V que todas la filmografia de Almodovar.

 

Ampliar comentario
#18
En respuesta a joxe
Compartir

Cultura es conocer el legado histórico de España.

 

El cine es una mera industria de entretenimiento.

Ampliar comentario
#17
En respuesta a joxe
Compartir

 

No tire la piedra y esconda la mano.

 

USTED es el primero que ha ideologizado este debate, culpando a las derechas de que la gente no pague para ver cine español.

 

Para prejuicios los suyos, que llama analfabeto a toda persona conservadora, a la par que da por supuesto que no visitan museos ni leen.

 

Siento decirle que conozco mucho mejor la historia y cultura de España, cose que no se puede decir del grueso votante de la izquierda que dedica su tiempo libre a ver salvame o cualquier telebasura de Cuatro, La sexta o Telecinco.

 

Como usted dice, si dos peliculas españolas fueron las más vistas, no veo la necesidad de subvencionarlas ya que esas peliculas no lo necesitan. El resto del cine que se produce en españa es una autentica basura, no recaudan ni lo que reciben de subvención.

 

 

Ampliar comentario