muchas críticas a la investigación

¿Es bueno el alcohol? El polémico estudio que promete revelarlo todo

Siempre se ha dicho que tomar pocas bebidas espirituosas es mejor que no hacerlo, dado que tiene efectos positivos para la salud. Ahora una investigación va a comprobar si es cierto

Foto: Se reclutan 8.000 voluntarios de 50 años o más en 16 centros de todo el mundo. (iStock)
Se reclutan 8.000 voluntarios de 50 años o más en 16 centros de todo el mundo. (iStock)

Los estudios que aprueban el alcohol, y que lo relacionan con una vida saludable, no paran de multiplicarse. Los científicos que plantearon la hipótesis de que su consumo moderado es bueno para la salud comenzaron hace 100 años, tras una investigación realizada por la Universidad Johns Hopkins. En dicho informe se incluyó un gráfico que mostraba que los bebedores ocasionales o moderados vivían más que aquellos que lo hacían de forma intensa. Los críticos a esta primera hipótesis intentaron desmontar las afirmaciones con afirmaciones tales como "beber moderadamente puede ser algo que las personas sanas tienden a hacer, pero eso no hace que la gente sea sana".

A día de hoy, el debate sobre los efectos que causan las bebidas espirituosas en nuestros cuerpos sigue de plena actualidad, y los informes que no paran de publicarse al respecto dan fe de ello. Uno de los últimos ha sido el que los Institutos Nacionales de Salud de EEUU (NIH, por sus siglas en inglés) está comenzando a hacer. Se trata de un ensayo clínico de 100 millones de dólares (87 millones de euros) que pretende demostrar por primera vez si tomar una bebida al día previene de ataques cardíacos, como se viene afirmando desde hace años.

La decisión de dejar que la industria del alcohol pague la mayor parte del coste total de la investigación ha desatado todo tipo de críticas

Lo más raro de esta investigación es que va a ser financiada por cinco de los mayores fabricantes de bebidas alcohólicas del mundo (Anheuser-Busch InBev, Heineken, Diageo, Pernod Ricard y Carlsberg), los cuales han donado ya 67,7 millones de dólares (59,4 millones de euros) a una fundación que recauda dinero para los NIH, según Margaret Murray, supervisora del estudio y directora del Global Alcohol Research Programme en el National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism.

La decisión de dejar que la industria del alcohol pague la mayor parte del coste total de la investigación ha aumentado la preocupación entre aquellos que rastrean el tráfico de influencias en la ciencia. "Las investigaciones demuestran que la investigación patrocinada por la industria casi invariablemente favorece los intereses del patrocinador del sector, incluso cuando los investigadores creen que son inmunes a tal influencia", asegura Marion Nestle, profesora de Nutrición en la Universidad de Nueva York y autora de 'Food Politics: Cómo la industria alimentaria influye en la nutrición y la salud'.

Para este superestudio, que promete comprobar los beneficios y riesgos del alcohol, se reclutará a cerca de 8.000 voluntarios de 50 años o más en 16 centros de todo el mundo, comenzando por centros médicos en los Estados Unidos, Europa, África y América del Sur. Los participantes serán asignados aleatoriamente: a uno se les pedirá que dejen el alcohol para siempre y a otros que elijan una sola bebida al día.

[Beber mucho puede ser malo para la salud, pero no beber nada es todavía peor]

El ensayo les hará un seguimiento durante seis años para ver qué grupo (los bebedores moderados o los abstemios) tiene más ataques al corazón, derrames cerebrales y muertes. Los organizadores del estudio admiten que será un desafío reclutar voluntarios, ya que no sabrán de antemano qué grupo se les asignará. Cabe destacar que a los que caigan en el grupo de los bebedores, se les rembolsará parcialmente el alcohol.

Un estudio poco claro

Ante las críticas sobre la posible influencia de la industria en los resultados del estudio, George F Koob, director del Alcohol Institute, asegura que este "será inmune a las influencias y una prueba imparcial de si el alcohol consumido con moderación protege contra las enfermedades del corazón (...) Este estudio podría ser totalmente contraproducente en la industria de bebidas alcohólicas, y van a tener que vivir con ello". "El dinero de la Fundación para los NIH no tiene ningún compromiso. Quienquiera que done a ese fondo no tiene ningún tipo de influencia, ninguna contribución ni aportación al estudio, ninguna opinión", asegura, Kobb, recoge 'The Independent'.

Muchos de los que participan en el estudio (universidades y doctores) tienen vínculos financieros con la industria del alcohol

Aunque no ponemos en duda las palabras de Koob, lo cierto es que su carrera está estrechamente vinculada con la industria del alcohol. De 1999 a 2003, sirvió en el consejo asesor médico de la Alcoholic Beverage Medical Research Foundation, ahora llamada Foundation for Alcohol Research, un grupo que también le proporcionó subvenciones para investigaciones de hasta 40.000 dólares al año (35.103 euros) entre 1990 y 1994.

Los vínculos con la industria de los participantes

Pero Koob no es el único que participa en el estudio que tiene vínculos financieros con la industria del alcohol. Numeramos todas ellas:

1) Universidad de Harvard

Es el centro del ensayo clínico y tiene una larga relación con la industria de bebidas alcohólicas. En 2015 la universidad aceptó 3,3 millones de dólares (2,6 millones de euros) de la Foundation for Advancing Alcohol Responsibility, un grupo fundado por destiladores, para establecer una cátedra dotada en psiquiatría y ciencias del comportamiento.

Harvard Business school building in Cambridge Massachusetts USA
Harvard Business school building in Cambridge Massachusetts USA

La Harvard’s School of Public Health también fue criticada en 2005 debido a la asociación con Anheuser-Busch para promover los beneficios para la salud de la cerveza; Anheuser donó 150.000 dólares (131.613 euros) para financiar becas para estudiantes de doctorado.

2) Doctor Eric Rimm

Uno de los principales investigadores del estudio, el doctor Eric Rimm, de la Harvard TH Chan School of Public Health, ha reconocido que ha sido pagado para hablar en conferencias patrocinadas por la industria del alcohol, habiendo recibido asimismo el reembolso por los gastos de viaje. Él dice que esto pasó hasta 8-9 años antes de esos acontecimientos, y que actualmente no tiene ninguna relación actual con la industria de las bebidas alcohólicas.

3) Doctor Diederick Grobbee

Otro investigador principal del estudio, con sede en los Países Bajos y encargado de numerosos centros clínicos fuera de los Estados Unidos, dijo en una entrevista telefónica que recibió dinero de la industria del alcohol para el International Life Sciences Institut.

4) Doctora Mariana Lazo-Elizondo

En Baltimore, el ensayo será dirigido por la Dra. Mariana Lazo-Elizondo de la Universidad Johns Hopkins, quien recibió becas de investigación en 2013 y 2014 por un total de 100.000 dólares (87.750 euros) de la Fundación de Investigación Médica de Bebidas Alcohólicas.

Para este superestudio se reclutará a cerca de 8.000 voluntarios de 50 años o más en 16 centros de todo el mundo (EEUU, Europa, África y América)

5) Doctor Lars Ove Dragsted

Será el investigador principal en Copenhague. Ese doctor reveló en un artículo científico el año pasado que ha realizado investigaciones en instituciones que recibieron apoyo de la industria.

[Lo que ocurre en tu cuerpo cuando pasas un mes sin beber alcohol, y es brutal]

6) Doctor Ramón Estruch

El estudio de Barcelona será dirigido por él, quien en febrero ayudó a llevar una conferencia 'Wine & Health' en La Rioja, con el apoyo de la industria vitivinícola.

La industria se defiende: "Sólo ponemos dinero"

Parece que no todos los participantes del estudio tienen (o han tenido) relaciones con la industria del alcohol. El investigador principal de esta nueva investigación, el doctor Kenneth J Mukamal, profesor asociado de Medicina en Harvard y científico colaborador en la School of Public Health, asegura que nunca ha recibido fondos de la industria. Mukamal, que ha publicado docenas de artículos sobre los beneficios para la salud del consumo de alcohol, dice que no estaba al tanto de que las compañías alcohólicas estaban apoyando el estudio.

Las empresas de bebidas también se han querido pronunciar al respecto. Una portavoz de Pernod Ricard, una de las compañías que pretende poner dinero para la pesquisa, asegura que lo decidieron porque estaban impresionados por la ambición del estudio. "Nunca hemos visto uno de tal alcance o calibre; las empresas no tendrán voz en la investigación, y no quieren tener voz", aseguran desde la empresa, y añaden: "Esperamos que los resultados sean buenos, y somos optimistas de que lo serán".

Gemma R Hart, la encargada de comunicaciones de Anheuser-Busch, otra de las empresas que pone dinero para la investigación, asevera que la compañía ha estado invirtiendo en proyectos que promuevan el consumo responsable: "Es parte de nuestro compromiso con la sociedad, para que se reduzca el uso nocivo del alcohol. Nuestro papel se limita por completo a la financiación que proporcionamos. No tenemos ningún papel en el estudio. Sabremos el resultado cuando todos los demás lo hagan".

[El adicto que salva a los alcohólicos: cinco décadas en rehabilitación]

Como vemos, se trata de un estudio ambicioso pero con bastantes claroscuros que quizá motivan la duda sobre su veracidad. No obstante, toda la investigación surgida con el objetivo de mejorar la salud de las personas, es bien recibidida. Quedamos a la espera de los resultados, pero todo parece indicar que saldrá favorable a la industria del alcohol. Pura intuición, señores.

¿Vosotros qué opináis? ¿Un estudio así puede ser creíble?

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios