POR SEGUNDO AÑO CONSECUTIVO

Esta empresa es la mejor para trabajar en España, y ha hecho algo rompedor

Transparencia absoluta, reconfiguración de la jerarquía laboral y una preocupación especial por el bienestar del trabajador son algunas de las características que diferencian a esta compañía
Foto: Los felices empleados de Cyberclick Group.
Los felices empleados de Cyberclick Group.

Acaba de anunciarse la empresa ganadora del premio Great Place to Work para pymes, que distingue a la mejor para trabajar y, por segundo año consecutivo, la compañía dedicada a la tecnología y al 'marketing' digital Cyberclick Group se ha hecho con la primera plaza. “El único secreto es tener confianza en la gente, así es como se consigue que prevalezca la felicidad y las compañías puedan crecer”, ha señalado su director general, David Tomás.

Ya explicamos el pasado año cuáles eran las cualidades que distinguían a esta compañía frente a otras: en líneas generales, preocuparse por el bienestar y la felicidad del empleado antes que por exprimirle para que sea productivo, algo que vendrá dado si se le trata bien. No hay más que echar un vistazo a los resultados de la compañía para comprobarlo: en 2015 la empresa creció un 45% (frente al 15% del año anterior) y contrató a 25 nuevos miembros que, al parecer, han quedado satisfechos con su nueva empresa.

La compañía preguntó a sus empleados cuáles eran sus objetivos personales y profesionales, y en función de las respuestas, se plantearon las metas generales

"Se va a acabar demostrando que existe una correlación entre ser una buena empresa para los trabajadores y los buenos resultados", señala Tomás a El Confidencial. "Los datos dicen que tan sólo el 30% de los trabajadores de una empresa están comprometidos, y esto suele ser porque la compañía no crea un entorno que lo favorezca". 

Aunque no ha habido ningún cambio significativo en las políticas de la compañía, más allá de una mayor recompensa económica al final del ejercicio (causa del crecimiento en los beneficios de la firma), sí se ha implementado una nueva estrategia para garantizar la felicidad del empleado: la conciliación de objetivos personales y profesionales. "Muchas compañías fijan un objetivo empresarial y el equipo se debe adaptar", recuerda Tomás. Sin embargo, Cyberclick hace lo opuesto: "En lugar de hacerlo así, cada trabajador fija sus prioridades personales (ser madre, estudiar un máster) y las empresariales no pueden chocar con ellas".

David Tomás.
David Tomás.

El proceso se llevó a cabo de la siguiente manera: la compañía preguntó a principio de año a cada uno de sus empleados cuáles eran sus objetivos personales y profesionales, y en función de las respuestas, se plantearon los objetivos de la empresa. Algo que, recuerda, sólo tiene sentido si, como ocurre en Cyberclick, la remuneración va en consonancia con los objetivos alcanzados: "Como toda la información es abierta, y cuanto mejor va la empresa mejor vas tú, al final todos estamos alineados e interesados en que la compañía vaya bien, pero también en que tu día a día no sea un infierno". El próximo reto será implementar un modelo por el cual el sueldo sea fijado por el propio empleado, pero aún está "muy verde".

Este galardón reconoce a la empresa más valorada con menos de 50 trabajadores, y en ella participan firmas de más de 40 países distintos. Cyberclick cuenta actualmente con sedes tanto en Madrid y Barcelona como en Bogotá, y está formada por cinco compañías diferentes: Cyberclick, Gauss&Neumann, CoRegistros, Digital Response e Inbound Cycle. Tal ha sido el éxito de esta organización que Tomás explicó sus secretos en un libro llamado 'La empresa más feliz del mundo. Las 11 claves para reinventar la profesión y disfrutar del trabajo' (Empresa Activa), en el que recoge la trayectoria ficcional de un biólogo heredero de dos librerías deficitarias que se verá obligado a mantenerlas a flote.

Las claves del éxito feliz

¿Qué diferencia a Cyberclick de otras empresas? Ante todo, cinco políticas que definen su filosofía laboral: un laborioso proceso de contratación, una organización horizontal, libertad para elegir horarios y vacaciones, cuentas abiertas y remuneración variable y la felicidad como métrica del éxito. En resumidas cuentas, un conjunto de decisiones que tienen como objetivo captar el talento, cuidarlo y preservarlo: los trabajadores han de señalar diariamente su estado de ánimo, y si este no es muy bueno, saltan las alarmas. Como añade Tomás, "lo primero que hacemos en la reunión semanal es ver la felicidad de los empleados, antes que los beneficios o la facturación, porque es lo que marca la diferencia. Si hay un problema, se intenta resolver de inmediato". 

Es fundamental que la contratación sea un proceso participativo, no se incorpora nadie sin que los que ya están puedan dar su opinión

Estas políticas se sustancian en una serie de decisiones empresariales como la eliminación de los mandos intermedios y la reconfiguración de la cadena de mando habitual. En Cyberclick se celebran reuniones rápidas en las que todo el mundo tiene la posibilidad de dar su opinión. Además, la selección de horarios y vacaciones es totalmente libre, algo basado en la confianza que la empresa tiene en sus trabajadores: “La gente que forma parte del equipo es consciente de lo que puede y no puede hacer”.

Esta libertad también se refleja en la remuneración, que no se basa tanto en el sueldo base a percibir como en los complementos obtenidos en función de los resultados (“que conocen perfectamente porque todas las cuentas son abiertas”) y los beneficios, que se reparten de forma equitativa. Eso sí, el proceso de contratación es exigente: hay que superar hasta seis entrevistas en las que se evalúan la actitud personal y los valores, con el objetivo de comprobar que se encuentran en consonancia con los de la empresa. Si no hay unanimidad entre los miembros del equipo, la contratación no se lleva a cabo. "Es fundamental que sea un proceso participativo", señala Tomás. "No se incorpora nadie sin que los que ya están puedan dar su opinión". 

'La empresa más feliz del mundo' de David Tomás.
'La empresa más feliz del mundo' de David Tomás.

Muchas de estas decisiones son muy semejantes a las que proponen empresas como Zappos que, sin embargo, ha conocido grandes dificultades a la hora de retener a su talento. ¿Hubo alguna clase de resistencia por parte de los trabajadores a la hora de diseñar una cultura laboral tan abierta? "Hubo alguna persona que no encajó, pero va a ocurrirle a cualquier empresa, porque no es fácil adaptarte a un entorno en el que se debe tener tanta iniciativa y responsabilidad, ya que eres tú el que toma todas las decisiones", señala Tomás. Sin embargo, el crecimiento paulatino de la firma ha permitido una implantación satisfactoria de este sistema.

Estos son los 11 pasos que Tomás señala como claves para alcanzar la felicidad laboral, y que configuran cada uno de los capítulos de su libro: 

1. Para y decide ser feliz

2. Cuida tu energía

3. Simplifica

4. Haz lo que se te da mejor

5. Aprende cada día

6. Ama el por qué de tu empresa

7. Aprende a decir no

8. Confía

9. Mejora la sociedad

10. Alinea tus valores con los de tu empresaria

11. La empresa feliz está en ti

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC