¿SIRVEN DE ALGO LOS PODÓMETROS?

10.000 pasos al día, la moda que se está siguiendo para adelgazar

Aunque son altamente personalizables, gran parte de los nuevos podómetros establecen como objetivo que la persona que los lleve dé al menos 10.000 pasos al día. ¿Por qué?

Foto: ¿Son verdaderamente útiles estos 'gadgets' de moda? (IStock)
¿Son verdaderamente útiles estos 'gadgets' de moda? (IStock)

A no ser que vivas en una cueva –o no te interese en absoluto la tecnología– habrás oído hablar de los 'wearables', los 'gadgets' de moda, que prometen ser uno de los regalos estrella de estas navidades. Entre ellos, unos de los dispositivos que más éxito están teniendo son los podómetros inteligentes, cacharros similares a relojes de pulsera que miden la actividad física que realizamos durante el día, nuestras pulsaciones e, incluso, las calorías que quemamos.

Aunque son altamente personalizables, gran parte de estos podómetros –en concreto los de la marca Fitbit, que ocupa un tercio del mercado– establecen como objetivo que la persona que los lleve dé al menos 10.000 pasos al día. Pero ¿por qué esta medida y no otra? ¿En qué se basa la última moda del 'fitness'?

La Organización Mundial de la Salud recomienda que los adultos realicen 150 minutos de actividad física moderada a la semana

Para empezar, como ocurre con muchas modas, la idea de caminar 10.000 pasos para estar saludable no tiene nada de innovador. Para encontrar su origen debemos remontarnos a los Juegos Olímpicos de 1964, que se celebraron en Tokio. Como explica en 'LiveScience' Catrine Tudor-Locke, profesora asociada del Centro de investigación Biomédico Pennington de la Universidad Estatal de Luisiana, con motivo de la fiebre olímpica se pusieron de moda los podómetros y una compañía lanzó uno que llevaba por nombre 'manpo-kei', que se traduce literalmente como “la medida de los 10.000 pasos”.

“Fue un eslogan publicitario, como el 'Just Do It' de Nike, que se mantuvo entre la población”, asegura Tudor-Locke. Lo cierto es que se trata de un número arbitrario, que no se corresponde con ninguna investigación científica concreta, lo que no quiere decir que andar 10.000 pasos al día tenga nada de malo.

¿Cuánto debemos caminar?

Como explica en la BBC la experta en preparación física Laura Williams, la mayoría de estudios que fijan la cantidad diaria de ejercicio que deberíamos hacer al día se refieren a la duración e intensidad de éste, y esto es algo que echa para atrás a muchas personas. La Organización Mundial de la Salud, por ejemplo, recomienda que los adultos realicen 150 minutos de actividad física moderada a la semana, un objetivo que parece más difícil de cumplir que dar 10.000 pasos al día, cuando en realidad para alcanzarlo basta dar entre 7.000 y 8.000.

En España, el 60 % de los adultos se declara sedentario y sólo la mitad de los niños hacen deporte, lo que suele implicar dar menos de 5.000 pasos al día

Medir el ejercicio físico según los pasos que damos tiene en cualquier caso grandes limitaciones. Para las personas con piernas largas dar 10.000 pasos es mucho más sencillo que para una persona con piernas cortas, y eso sin contar otros errores: no es extraño, por ejemplo, que entre los pasos que has dado al día se incluyan también movimientos como agacharte a atarte los zapatos.

Dicho esto, en la medida en que estos dispositivos nos animen a movernos más de lo que hacemos, pueden ser buenos aliados de nuestra salud. Según el Servicio de Salud en Reino Unido, una persona camina en promedio entre 3.000 y 4.000 pasos al día, menos de la mitad del objetivo establecido en estos dispositivos.

En España, el 60% de los adultos se declara sedentario y sólo la mitad de los niños hacen deporte, lo que suele implicar dar menos de 5.000 pasos al día, que es la barrera que todos debereíamos superar. ¿Y cuánto supone esto? Aproximadamente, caminar 30 minutos al día.

Los nuevos podómetros están pensados para que los llevemos puestos todo el día. (Fitbit)
Los nuevos podómetros están pensados para que los llevemos puestos todo el día. (Fitbit)

“Más es mejor”

Si estás pensando en adquirir un podómetro para hacer más ejercicio, lo mejor es que empieces poco a poco. La Clínica Mayo recomienda que, al adquirir uno de estos cacharros, empecemos marcándonos metas sencillas. 10.000 pasos puede ser más de una hora andando al día, algo que puede ser difícil de alcanzar para muchas personas de buenas a primeras. Por ello es mejor que nos planteemos, por ejemplo, caminar 1.000 pasos más todos los días, y poco a poco nos marquemos metas mayores como llegar a los 10.000 o, por qué no, superarlos.

Basta tener un reloj normal y corriente para andar más de media hora al día, pero si para hacerlo necesitas un placebo tecnológico, bienvenido sea

No hay razón para parar si puedes hacer más, asegura Tudor-Locke. “Sabemos que más es mejor”. Ahora bien, lo importante es que tratemos de incrementar nuestra actividad física por encima de lo que hacíamos antes. Puedes dar 5.000 o 10.000 pasos, siempre será mejor que dar uno o ninguno. Los testimonios de personas que han logrado ponerse en forma gracias a estos dispositivos es alargada. Es el caso de Elise Bloustein, una neoyorquina de 62 años que confiesa en 'The New York Times' haberse enganchado a andar gracias al reto que supone superar las marcas que figuran en su podómetro. Desde que empezó a usar uno a triplicado la distancia de su caminata diaria, ha mejorado su dieta y se ha quitado casi seis kilos indeseados que acumulaba desde que tuvo su primer hijo.

Lo bueno de estos dispositivos no es la información que nos dan (que ni es tan precisa ni tan útil) sino que nos animan a superarnos, y para esto si parecen servir. Basta tener un reloj normal y corriente para andar más de media hora al día, pero si para lograrlo necesitas un placebo tecnológico añadido (y puedes permitirtelo), bienvenido sea.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios