CÓMO ACELERAR TU METABOLISMO

Siete claves para quemar calorías sin necesidad de hacer régimen

La fórmula para estar en forma es sencilla: no consumir más calorías de las que se queman. A partir de ahí, el metabolismo de cada uno
Foto: Siete claves para quemar calorías sin necesidad de hacer régimen
Siete claves para quemar calorías sin necesidad de hacer régimen
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    La fórmula para estar en forma es sencilla: no consumir más calorías de las que se queman. A partir de ahí, el metabolismo de cada uno es el que manda. Estos procesos metabólicos no se mantienen invariables a lo largo de toda la vida, contrariamente a la creencia popular. Es más, se pueden llegar a controlar con el objetivo de acelerarlos y conseguir así quemar calorías con mayor facilidad. Atendiendo a este principio, los regímenes alimenticios se convierten en estrategias complementarias para perder peso, mientras que los ejercicios físicos enfocados a domar el metabolismo son los que realmente marcan la diferencia a la hora de adelgazar con mayor o menor rapidez. Existen numerosos estudios que sustentan estas tesis, a partir de los cuales se puede extraer una lista de los siete ejercicios físicos que más nos ayudarán en esta tarea.

    Levanta pesas para acelerar el metabolismo durante tres días

    Los ejercicios enfocados a aumentar la masa muscular no solo sirven para quemar calorías en el momento en el que se realizan, sino que influyen directamente en el metabolismo, prolongando este proceso durante los tres días siguientes a la realización de esta actividad física. Un estudio de la Universidad de Illinoisconcluyó que las personas que ejercitaban sus músculos de forma rutinaria, durante unos 15 minutos al día, seguían quemando una media de 100 calorías durante los tres días siguientes.

    Al forzar los músculos, como al levantar pesas, se provocan una serie de transformaciones en las fibras que se conocen como microtraumas. Se trata de un tipo de lesión muscular para cuya reparación –de la que se encargan las células satélite que contribuyen al crecimiento muscular– se necesitan quemar calorías adicionales, proteínas y carbohidratos.

    Haz ejercicio anaeróbico antes del aeróbico

    Las actividades físicas breves y basadas en la fuerza, como los sprints, deben realizarse unos 15 o 20 minutos antes que las aeróbicas (más continuas y centradas en la resistencia). De este modo, se multiplicarán los beneficios del ejercicio físico en lo que a quemar grasas se refiere.

    Condimenta tus comidas con salsas picantes

    La ingesta de comida condimentada con salsas picantes acelera el metabolismo entre un 20 y 25%. El nutricionista Lori Shemek explica en su libro Fire-Up Your Fat Burn! que añadiendo una cucharada de vinagreta a cada comida es suficiente para disparar la producción de las hormonas encargadas de quemar las grasas.

    Intercala descansos cuando practiques deporte

    Para quemar las colorías adquiridas en un día son suficientes 25 minutos al día de ejercicio físico, siempre y cuando se realice intercaladamente, con sesiones de unos dos minutos y medio. Esta es la principal conclusión de un estudio llevado a cabo por un grupo de investigadores de la Universidad de Colorado, cuyos resultados aseguran que concentrar todo el ejercicio diario tiene menos beneficios que distribuirlo a lo largo de toda la jornada.

    Bebe dos litros de agua al día

    Diversos estudios han demostrado que cuanta más agua se beba, hasta un máximo de dos litros al día en condiciones normales, más se acelerará el metabolismo y, por tanto, más grasas se quemarán aún estando en reposo.

    Come un tentempié después de hacer ejercicio

    Un estudio llevado a cabo por la nutricionista Marlena Westcott concluyó que las personas que ingerían una media de 250 calorías después de realizar algún tipo de actividad física lograban adelgazar una media de cuatro kilos más, al cabo de seis meses, que las que no comían nada. Según el estudio, la ingesta debe producirse durante los 30 minutos después de hacer deporte.

    Evita el estrés: el yoga puede ayudar

    El estrés libera la hormona esteroidea denominada cortisol (hidrocortisona), la cual puede inhibir la quema de grasas. Además, también incrementa los niveles de azúcar en sangre. Para evitar la segregación de esta hormona, el yoga puede ser una de las alternativas. Así, existen estudios que han concluido que tras practicar sesiones de unos 50 minutos la liberación de cortisol se reduce.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    5 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ºC

    ºC