A LA ESPERA DE QUE EL GOBIERNO TOME MEDIDAS

El coronavirus a pie de obra: las promociones siguen a pleno rendimiento en Madrid

A pesar de que el sábado pasado se decretó el estado de alarma para intentar frenar la expansión del coronavirus, hoy cientos de obreros han acudido a las obras de las viviendas

Foto: Grúas en Boadilla del Monte.
Grúas en Boadilla del Monte.

Como cada mañana, cientos de cuadrillas de obreros en toda España han acudido a pie de obra a trabajar. A pesar de que el sábado pasado se decretó el estado de alarma para intentar frenar la expansión del coronavirus, que ya ha matado en España a más de 300 personas e infectado a más de 9.000, esta mañana la práctica totalidad de las promociones actualmente en marcha en la Comunidad de Madrid continuaban con su actividad, lo que ha provocado el desplazamiento de miles de personas.

Así lo confirmaba esta mañana, a través de un comunicado, la Asociación de Promotores Constructores de España (APCEspaña), que ha solicitado al Gobierno y, en concreto, al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, que clarifique la situación de mantenimiento de la actividad del sector promotor y constructor en los centros de trabajo y en las obras en curso.

Los promotores no podemos parar unilateralmente una obra salvo que lo diga el Gobierno, ya que puede acarrear retrasos en la entrega de viviendas

Siguiendo las indicaciones que dio el Gobierno este sábado, que todos aquellos trabajos que no puedan realizarse en remoto, podrán acudir a sus puestos de trabajo. Y eso incluye todas aquellas promociones actualmente en marcha en Madrid y en el resto de España, que supone el movimiento diario de miles de personas que por su trabajo -albañiles, aparejadores, arquitectos, directores de obra-, deben estar a pie de obra.

"Los promotores no pueden parar unilateralmente una obra salvo que sigan órdenes expresas del Gobierno, ya que es una decisión que puede acarrear retrasos en los plazos de entrega de las viviendas, así como posibles reclamaciones e indemnizaciones", ha explicado a El Confidencial Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de la patronal. "Es necesaria una negociación entre las partes, ya que excede el ámbito empresarial, es una cuestión de salud pública".

Neinor mantiene obras y plan de negocio

Entre las cotizadas, Neinor Homes no ha parado ninguna de sus promociones. "Estamos haciendo el máximo esfuerzo por mantener la actividad en el sector de la construcción, con el objetivo de tratar de evitar consecuencias graves para el mercado, lo cual requiere la total colaboración entre los actores del sector y la Administración Pública", señalan desde la compañía que asegura estar "llevando a cabo el máximo esfuerzo para mantener la actividad en las obras dentro de los parámetros de seguridad siempre necesarios, con el objetivo de que estas se resientan lo menos posible".

No obstante, reconocen que "dada la imposibilidad de predecir la evolución de esta situación y siempre poniendo la salud y seguridad de todos los trabajadores como prioridad absoluta, la compañía irá adaptando la construcción y evolución de las obras, en coordinación con las constructoras, procurando en todo momento que estas se vean afectadas lo mínimo posible". Para ello aseguran estar trabajando de forma coordinada con constructoras y con el coordinador de seguridad y salud "para optimizar al máximo las medidas de seguridad en prevención en todas las obras en marcha".

Respecto al impacto que puede tener sobre su plan de negocio la crisis del coronavirus, la promotora cotizada asegura que no tiene previsto revisar su plan de negocio y que, "siguiendo el decreto ley, mantiene cerradas sus Neinor Stores, pero sigue teniendo 100% activos sus canales comerciales tanto por teléfono como por vía digital para seguir atendiendo a sus clientes y a todas aquellas personas interesadas en nuestra oferta”.

Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, el sector promotor saltó por los aires y ha tardado más de una década en resurgir de sus cenizas tras la desaparición de miles de empresa vinculadas a este sector y la destrucción de gran parte de su tejido empresarial, de ahí la enorme preocupación que genera la situación provocada por el coronavirus y por el estado de alarma.

Piden al Gobierno que les obligue a parar

En este sentido, desde la APCE esperan una decisión más contundente por parte del Gobierno que permita la paralización temporal de las obras. "El sector inmobiliario/constructor es uno de los que mayor peso tienen en la economía española y, por tanto, de mayor empleo, por lo que el impacto en el número de trabajadores (tanto directos como indirectos) y sus familias es muy importante, por lo que desde APCEspaña se reclama urgentemente la clarificación de las medidas específicas para el sector".

Y, en este sentido, Juan Antonio Gómez-Pintado pide una decisión rápida por parte del Ejecutivo para que la parálisis que, en su opinión, va a vivir inevitablemente el sector, sea los más corta posible en el tiempo. "Nos vamos a enfrentar a una situación muy dura debido a los problemas existentes en el transporte, problemas de suministro a corto plazo y de contagios que provoquen la cuarentena en algunas obras. Pero no podemos parar porque sí. Lo único que deseamos es que esta situación se alargue lo menos posible en el tiempo".

Algunas promotoras sí han decidido parar obras, mientras que algunas constructoras lo han hecho por el contagio de sus obreros

Como de hecho ya ha sucedido en algunos proyectos. Según explican a El Confidencial desde una gestora de cooperativas de Madrid, una de las constructoras de uno de sus proyectos en la comunidad se ha visto obligada a parar las obras por un tema de contagio entre los obreros. También alguna promotora ha decidido parar sus obras, "por responsabilidad y por una cuestión de salud pública", comentan a El Confidencial. Mientras que la inmensa mayoría espera a que sea el Gobierno el que dé el primer paso, como ya sucedió con bares y restaurantes, y les obligue a cesar su actividad.

Y es que la decisión de cesar la actividad por iniciativa propia no es sencilla de cara a futuras responsabilidades respecto al retraso en las entregas de viviendas. En este sentido, desde una constructora madrileña lamenta que el Ejecutivo no haya sido más contundente en este sentido, al tiempo que también lamenta que desde el sector promotor tampoco se les haya pedido que cesen su actividad "con el riesgo que conlleva para los trabajadores de una obra. Hay mucha concentración de gente en una promoción en obras, los trabajadores están muy expuestos".

Una obra en Madrid. (EFE)
Una obra en Madrid. (EFE)

"Nosotros hemos establecido nuestros protocolos de sanidad. Hemos prohibido reuniones dentro de las casetas de obra, hemos establecido turnos de entrada, que no compartan materiales o herramientas... Y los trabajadores de la compañía y de las subcontratas tienen órdenes de no acudir al puesto de trabajo si presentan alguno de los tres síntomas -fiebre, tosa seca y dificultad para respirar-. No obstante, son muchos los trabajadores que hoy se han desplazado a las obras. Muchos de ellos en transporte público, ya que solamente puede ir un individuo por vehículo. Es de locos", lamentan desde otra constructora con varias obras en la capital.

"Somos la parte más débil de la cadena. Solamente podemos para una obra por causa de fuerza mayor. Y eso solamente sucedería si pasásemos del estado de alarma al de excepción. Si no es así y decidimos para una obra estaríamos incumpliendo el contrato firmado con las promotoras, podrían ejecutarnos avales, etc...", lamentan.

Somos la parte más débil de la cadena. Solo podemos parar por una causa de fuerza mayor y eso solo pasaría con el estado de excepción

El enfrentamiento y malestar entre promotoras y constructoras, ya de por sí enfrentadas por unos costes de construcción que en los últimos años se han disparado, puede ir en aumento en los próximos días. "Los promotores quieren defender sus business plan de entregas de viviendas, pero nosotros estamos defendiendo nuestra viabilidad. Es necesario que exista un equilibrio de responsabilidades y de defensa de la salud pública. Nosotros estamos atados de pies y manos porque recae sobre nosotros la responsabilidad de parar las obras o no. Es necesario que el Gobierno decida si seguir adelante con las obras es de primera necesidad".

Desde APCEspaña, insisten, no obstante, en que el sector promotor y constructor "quiere mantener un diálogo permanentemente abierto con el Gobierno para apoyar y ayudar en la implementación de las medidas que se especifiquen", al tiempo que recalcan que "será necesario, llegado el momento, un programa concreto de ayudas económicas y de recuperación de la actividad para el sector y que debe partir del diálogo y la colaboración con todos los agentes del mercado".

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios