DICE QUE NO SIGUIÓ LOS CAUCES LEGALES

Un juez tumba la moratoria de Carmena para hoteles y pisos turísticos en Madrid

La Justicia vuelve a poner en tela de juicio la moratoria hotelera decretada en febrero de 2018 por el Ayuntamiento de Madrid, entonces presidido por Manuela Carmena

Foto: Los 'hostels' gestionados bajo la marca Cats, propiedad de Excem.
Los 'hostels' gestionados bajo la marca Cats, propiedad de Excem.
Adelantado en

La Justicia vuelve a poner en tela de juicio la moratoria hotelera decretada en febrero de 2018 por el Ayuntamiento de Madrid de Manuela Carmena, y que afectaba tanto a la construcción de nuevos hoteles como a pisos turísticos.

Si el pasado mes de abril era el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) el encargado de estimar la medida cautelar solicitada por la asociación Madrid Aloja y acordar la suspensión de dicha moratoria, ahora ha sido un juez de lo contencioso administrativo de Madrid el que ha ido un paso más allá al declarar la nulidad de dicha moratoria, en una sentencia cuyo origen es el recurso presentado por el Grupo Excem, especializado en inmuebles turísticos como apartamentos y 'hostels'.

La sentencia se conoció el pasado 19 de noviembre y supone un nuevo revés a esta medida impulsada por el Gobierno de Carmena, que provocó un enorme malestar dentro del sector hotelero y turístico, ya que supuso, 'de facto', la suspensión en la concesión de licencias para cualquier actividad de hospedaje en los distritos madrileños de Centro, Arganzuela, Retiro, Salamanca, Chamartín, Tetuán, Chamberí, Moncloa-Aravaca, Latina, Carabanchel y Usera.

Dicha suspensión se inició el 1 de octubre de 2018 y paralizó no solo las solicitudes de nuevos permisos sino incluso las tramitaciones que ya se encontraban en curso. Fue aprobada por el plazo de un año y posteriormente fue prorrogada por otro año hasta la aprobación de la nueva normativa urbanística que regula los usos turísticos en el centro de la ciudad, un hecho que finalmente se produjo el pasado 26 de julio a través de un plan especial.

No siguió los cauces legales

La sentencia del pasado 19 de noviembre señala que no se siguió el cauce legal apropiado para una medida como la moratoria, ya que “la adopción de una medida tan excepcional y gravosa para los administrados”, como es la moratoria, no puede producirse por “el simple deseo o voluntad [del ayuntamiento] de iniciar el proceso de aprobación o modificación de un plan”, sino que para ello la Administración debe cumplir con el procedimiento establecido legalmente, con el que ayuntamiento no cumplió.

Según fuentes consultadas por El Confidencial, "la ley permite la aprobación de una medida como la suspensión de la tramitación de licencias cuando el nuevo planeamiento proyectado por el ayuntamiento se encuentre en la fase de avance de planeamiento". En este sentido, la sentencia explica que es necesario "que los trabajos de elaboración del nuevo plan hayan adquirido un suficiente grado de desarrollo y que, en todo caso, exista un acuerdo de formalización con la denominación de avance del plan especial".

Imagen de la fachada del 'hostel' Cats.
Imagen de la fachada del 'hostel' Cats.

La sentencia concluye que el ayuntamiento aprobó la moratoria “apenas una semana desde que dio inicio a los trabajos de elaboración del que finalmente resultaría ser el plan especial”, sin “ir precedida del necesario acuerdo de aprobación del avance del plan especial que se encontraba en tramitación”.

“La sentencia supone un éxito para el turismo de Madrid, que viene a corregir los efectos devastadores de una actuación precipitada que afectaba a todo el sector hotelero y perjudicaba a la economía de la ciudad y a los derechos de los ciudadanos”, asegura Javier Gómez Ocaña, 'general counsel' de Excem Real Estate.

"Es importante tener en cuenta que en este caso no se trata de una simple aprobación de una medida cautelar, como ha ocurrido en recursos anteriores, sino que la sentencia anula el decreto en sí, por el que se aprobó la moratoria, por no ser acorde con la legalidad vigente, lo que sin duda aumenta la importancia del fallo judicial".

Excem es una compañía ligada a la familia Hatchwell. Recientemente, ha creado una empresa conjunta con el fondo KKR para construir una plataforma paneuropea de hostales con una cartera inicial compuesta por cinco 'hostels' en la península Ibérica, tres de ellos en el centro de Madrid.

El objetivo es que Excem crezca hasta tener más de 25 activos con unas 8.000 camas en ubicaciones céntricas de las principales ciudades europeas

El objetivo es que la plataforma crezca hasta disponer de más de 25 activos con unas 8.000 camas, en ubicaciones céntricas de las principales ciudades de Europa Occidental y algunas localizaciones selectivas de Europa Central, de ahí la importancia de esta sentencia para la compañía. Además, dentro de la división de real estate de la compañía cuentan con una socimi, si bien, sus hostels están bajo la estructura Excem real Estate Situr.

Por lo que se refiere al negocio de la socimi, en su folleto de salida a bolsa de julio de 2018, Excem contaba con un total de 28 viviendas en Madrid con 181 habitaciones para ser alquiladas y con una rentabilidad bruta estimada entre el 3% y el 6%. Los activos inmobiliarios estaban valorados a febrero de 2018 en casi 22 millones de euros y sumaban un total de 4.802 metros construidos.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios