LUZ VERDE A LA LEY HIPOTECARIA

El Congreso evita que la banca se libre del AJD de las hipotecas como quería el PP

El Congreso de los Diputados ha rechazado hoy todas las enmiendas del Senado que afectaban al inmpuesto de transmisiones patrimoniales (ITP) y de actos jurídicos documentados

Foto: Año nuevo, ley hipotecaria nueva, ¿qué debes saber si te vas a hipotecar? (Foto: iStock)
Año nuevo, ley hipotecaria nueva, ¿qué debes saber si te vas a hipotecar? (Foto: iStock)

El Congreso de los Diputados ha rechazado hoy todas las enmiendas del Senado que afectaban al impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP) y de actos jurídicos documentados (AJD). La mayoría del Partido Popular (PP) en el Senado había introducido varias enmiendas con las que pretendía que la banca no tuviera que pagar el AJD en las hipotecas que sirven para financiar la compra de una primera vivienda y que las subrogaciones y novaciones de hipotecas —90.000 en 2017, el último año con cifras completas— sí estuvieran sujetas al polémico impuesto de actos jurídicos documentados.

"Cuando se trate de escritura de préstamo o crédito con garantía hipotecaria, se considerará sujeto pasivo al prestamista que para el caso de primera vivienda el tipo impositivo aplicable será igual a cero". Ésta era la redacción propuesta por el PP al artículo 29 de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

El texto de la futura Ley de Crédito Inmobiliario, que se ha votado este jueves definitivamente en el Congreso, es una de las pocas grandes leyes aprobadas por el Parlamento durante el mandato de Pedro Sánchez y aclara la situación del IAJD, un polémico impuesto que provocó el caos dentro del Tribunal Supremo y que llevó al Gobierno a aprobar un real decreto ley para que el pago del mismo recayera sobre los bancos.

La nueva ley supone la transposición de una directiva europea y llega con con más de tres años de retraso. Un retraso que podría haber supuesto a España una multa de Bruselas por valor de 105.000 euros diarios. La normativa pretende proteger más al cliente frente a las entidades financieras y entre otras medidas endurece los requisitos para iniciar el proceso de embargo, abarata la amortización anticipada de la hipoteca, facilita el cambio de una hipoteca variable a una fija, rebaja los intereses de demora y prohíbe las cláusulas suelo, entre otras medidas.

La banca tiene tres meses para adaptarse

La nueva ley entrará en vigor a los tres meses de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), y no a los 30 días de su publicación, al avalar el Congreso este jueves la enmienda del Senado que daba más margen a las entidades financieras para adaptarse a la legislación.

Este cambio, que se ha votado este jueves en el Pleno del Congreso junto al resto de enmiendas introducidas por el Senado en la ley, ha sido respaldado por PP, Ciudadanos, PDeCAT, UPN y Foro Asturias, mientras que PSOE, Unidos Podemos, Esquerra Republicana, Compromís, EH-Bildu y Coalición Canaria se han opuesto, sin éxito, al cambio.

De esta forma, la nueva ley de crédito inmobiliario, que ha sido aprobada definitivamente por el Congreso y ha quedado lista para su publicación en el BOE tras este último trámite parlamentario, no entrará en vigor al menos hasta finales de mayo, una vez que el plazo máximo para trasponer esta directiva europea expirara hace ya tres años, en marzo de 2016.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios