HEREDADO DE CAIXA CATALUNYA

Sareb resucita un megaproyecto turístico en Murcia tras invertir 20 millones

Ha finalizado las obras de Hacienda del Álamo, un complejo turístico situado en el municipio de Fuente del Álamo, de 38.500 metros cuadrados con un hotel de 154 habitaciones y suites

Foto: Hacienda del Álamo.
Hacienda del Álamo.

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) ha resucitado un megaproyecto turístico parado por culpa de la crisis en una de las comunidades autónomas más afectadas por el estallido de la burbuja inmobiliaria y que, poco a poco, comienza a ver la luz al final del túnel.

Se trata de Murcia, donde, tras invertir casi 20 millones de euros, han finalizado las obras de Hacienda del Álamo, un complejo turístico de cuatro estrellas situado en el municipio de Fuente del Álamo, de 38.500 metros cuadrados con un hotel de 154 habitaciones y suites que operará bajo la marca internacional Sheraton (Marriott International), además de 100 alojamientos vacacionales en alquiler que estarán abiertos todos los días del año. El proyecto cuenta ya con casi 1.400 viviendas construidas, de las cuales aún quedan por comercializar 424. El suelo tiene capacidad para la construcción de otras 1.900 viviendas más, aunque desde Sareb calculan que no se levantarán más de 900.

El desarrollo de todo el suelo pendiente supondría una inversión adicional de 120 millones de euros y, una vez finalizado —incluyendo el hotel, el campo de golf, las viviendas, los locales comerciales, etc—, tendría un valor de unos 300 millones de euros.

El banco malo heredó en 2013 este activo procedente de Caixa Catalunya, una de las nueve entidades que obtuvieron ayudas públicas y vendieron activos a Sareb en el marco de su proceso de reestructuración. En estos cinco años, la compañía que preside Jaime Echegoyen ha invertido 10 millones de euros en el mantenimiento del complejo, a los que se suman otros 8,6 millones en su finalización y puesta a punto —las obras estaban al 95%—. En total, 18,6 millones de euros, la mayor inversión realizada por Sareb desde su constitución en 2012 destinada a sacar adelante uno de sus activos en balance y su puesta a punto para su explotación.

Lo heredó en 2013 de Caixa Catalunya y desde entonces ha invertido 10 millones en su mantenimiento y 8,6 en acabarlo

Para Jaime Echegoyen, presidente de Sareb, "este proyecto es un ejemplo claro de cómo la Sareb, que se creó para desinvertir unos 51.000 millones de euros, tiene a veces que invertir para después poder cumplir con su objetivo y, en este caso, se hace dentro de un proyecto que apuesta por un turismo novedoso basado en el deporte".

El desarrollo, a 10 minutos del futuro aeropuerto internacional de Murcia, que está previsto que entre en funcionamiento en enero de 2019, recibió un impulso importante el pasado mes de marzo cuando Sareb adjudicó la explotación del hotel a la firma Adh Hoteles, filial del Grupo Avintia, quien a su vez se asoció con Marriott International para poder abrir el complejo durante el verano de 2018.

Hacienda del Álamo forma parte de los activos singulares en manos de Sareb que la sociedad quiere sacar adelante, como tiene previsto hacer con Las Terrazas de la Torre Golf Resort, también en la comunidad murciana —con campo de golf y 600 vivientas a la venta, pero sin hotel ni apartamentos turísticos— y como hizo con Mar Menor Golf & Resort en Torre Pacheco (Murcia), otro complejo turístico operado por Intercontinental (cinco estrellas) y que se convirtió en la joya de la corona de la ya desaparecida Polaris World, una promotora murciana que extendió por toda la comunidad el desarrollo de complejos turísticos en torno a impresionantes campos de golf, como una vía para revalorizar el valor de las propiedades. En total, entre los tres resorts suman 20 millones de metros cuadrados con una edificabilidad de cinco millones.

Hacienda del Álamo.
Hacienda del Álamo.

Precisamente el gran atractivo del complejo que hoy se ha presentado ante los medios —aunque recibió a sus primeros clientes el pasado 6 de agosto— es un campo de golf de 18+6 hoyos diseñado por Dave Thomas, exjugador de la Ryder Cup y prestigioso diseñador de campos de golf, que podrá acoger campeonatos internacionales. Asimismo, el resort cuenta con un gran centro 'wellness' con 'spa' y zonas de tratamiento, y acceso directo a una piscina, pistas de pádel, de tenis, de baloncesto, de rugby, de bolos ingleses y un campo de fútbol, además de una zona de congresos con grandes salones de diversas capacidades para eventos corporativos y reuniones sociales.

Las primeras unidades del proyecto arrancaron su construcción en 2004, en plena burbuja inmobiliaria, y la actividad se paralizó cuatro años después, cuando estalló la crisis. Las primeras unidades las construyeron, bajo una 'joint venture', la promotora Armilar-Procam y Caixa Catalunya, y las viviendas unifamiliares llegaron a venderse por 900.000 euros, un 60% por encima de los precios actuales. Las unidades actualmente a la venta de las viviendas en altura se mueven entre los 69.000 y los 140.000 euros, también muy lejos de los precios de hace una década.

Campos de golf, activo estrella del 'boom'

Sareb ha sacado adelante un proyecto singular en contra del que jugaban varios factores. Por un lado, el tipo de activo. Un proyecto hotelero en torno a un campo de golf, uno de los activos de moda durante la burbuja inmobiliaria. Para que nos hagamos una idea, según advertía Aguirre Newman en 2011, cerca del 60% de los aproximadamente 400 campos de golf existentes en España se construyeron al amparo de desarrollos inmobiliarios.

Tras el estallido de la crisis, sin embargo, junto con el suelo, se conviritió en uno de los activos más tóxicos, arrastrando tras de sí miles de viviendas levantadas o proyectadas a su alrededor. Cuando la crisis estalló, los cadáveres pasaron a manos de la banca y, posteriormente, también a Sareb, y quedaron completamente paralizados a lo largo y ancho de toda la costa española.

Por otro lado, su ubicación. Murcia ha sido una de las comunidades que más han sufrido los estragos de la crisis inmobiliaria. No en vano, el 'boom' constructor se apoderó de su costa e interiores, dejando por el camino muchas promociones a medio construir y un elevadísimo 'stock' de viviendas sin vender que durante el último año se ha ido absorbiendo hasta situar de nuevo la comunidad en el punto de mira de promotores y compradores.

No obstante, hasta el año pasado, Murcia era la tercera provincia española con mayor número de viviendas vacías sin vender, según datos de Tinsa, quien, no obstante, en su último informe señalaba que comienzan a verse indicios de recuperación en la zona. "Se está volviendo a vender y a construir en la zona, reactivándose promociones que habían quedado paralizadas, además de iniciarse promociones de obra nueva de la mano de promotores locales. Incluso la reactivación de la construcción ha comenzado a producir los primeros incrementos de precios en el suelo", recoge el informe de esta tasadora que, sin embargo, advierte de que dentro de la propia comunidad hay zonas donde aún se siguen notando los efectos de la crisis.

La presencia de activos en manos de Sareb en Murcia es significativa. En concreto, la cartera de préstamos ascendía a 3.600 millones de euros de valor bruto contable a cierre del primer semestre de 2018, mientras que cuenta con aproximadamente 8.600 inmuebles en la región de diferente tipología —el 72,% del total de la cartera—, con un valor neto contable de 915 millones de euros.

Por lo que se refiere a suelos, la cartera se compone de alrededor de 2.000 activos que suponen más de 20 millones de metros cuadrados de superficie y cerca de 5,5 millones de metros cuadrados de edificabilidad. El valor neto contable de estos terrenos ronda los 380 millones de euros, el 8% del valor de la cartera de suelos de Sareb en toda España. Los municipios con mayor concentración de edificabilidad son Murcia, Torre Pacheco, Molina de Segura y Alhama.

Otros activos singulares

Hacienda del Álamo es uno de los múltiples activos singulares que tiene Sareb en su balance y que gestiona desde un departamento específico.

A estos tres resorts turísticos se suman otros cuatro hoteles de Ávila, un edificio residencial en Vigo donde se está estudiando un cambio de uso hotelero, o el centro comercial Aranjuez Plaza, en la localidad madrileña del mismo nombre y donde el banco malo está estudiando diferentes opciones que pasan desde su venta hasta el reposicionamiento del activo. 

Asimismo, cuenta con un edificio de oficinas en Madrid —calle Costa Brava 12— gestionado por Solvia, en el que ha invertido cuatro millones de euros en su rehabilitación, así como dos posibles proyectos turísticos en Fuerteventura. 

 

Vivienda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios