38.000 METROS CUADRADOS REPLETOS DE LUJO

Así es la mansión más cara de EEUU en la que es "imposible pasar un mal día"

Situada en el lujoso barrio de Bel Air, en California, esta exclusiva casa cuenta con más de 12 habitaciones, 21 cuartos de baño, 6 salones y 3 cocinas... y muchos secretos

Foto: Vista panorámica de la espectacular casa del 924 de Bel Air Road. (http://www.924belair.com)
Vista panorámica de la espectacular casa del 924 de Bel Air Road. (http://www.924belair.com)

¿Quién no ha soñado con tener una espectacular mansión en la que disfrutar de la vida como si fuera una estrella del cine, un futbolista de primer nivel o un reputado piloto de Fórmula 1? Todos, alguna vez, hemos fantaseado con la posibilidad de poder tener unos emolumentos tan elevados que nos permitan disfrutar de una casa de ensueño. Pues bien, si has sido capaz de amasar una fortuna de 235 millones de euros podrás optar a la vivienda más cara de Estados Unidos.

Situada en el 924 de Bel Air Road (Los Angeles, California), cuenta con cuatro plantas distribuidas en 38.000 metros cuadrados, en las que se pueden encontrar un total de 12 habitaciones, 21 cuartos de baño, 6 salones y 3 cocinas. O, lo que es lo mismo, como en cualquier casa del mundo, pero a lo grande y sin reparos por conseguir que no falte absolutamente de nada. Y, a partir de ahí, llega la verdadera locura: el resto de estancias harán perder la cabeza a los amantes del lujo.

Y es que esta impresionante mansión cuenta con todo tipo de recursos: además de contar con un cuarto de masaje, un spa y una sala de fitness para el cuidado del cuerpo, cuenta con un cine propio -con 40 asientos y 7.000 películas-, con una piscina de 25 metros cuadrados con un televisor gigante y dos bodegas, una de ellas de vino y otra de champán. Si parece poco, además ofrece seis bares y un helipuerto en su interior. Aunque lo verdaderamente importante está en los detalles.

La decoración es el verdadero punto importante de esta casa y lo que, en realidad, lo convierte en una mansión exclusiva. Roberto Cavalli ha sido el encargado de diseñar buena parte del mobiliario del edificio que cuenta, sin ir más lejos, con una escalera en su interior valorada en dos millones, junto a uno enorme cámara Leica cuyo precio es superior al millón. Si sumamos las colecciones con las que cuenta, nos encontramos ante una mansión única.

Y no sólo hablamos de las piezas únicas de arte con las que está decorada esta increíble vivienda, sino que cuenta con otra colección aún mucho más espectacular: más de 12 coches clásicos, valorados en 30 millones de dólares, además de 10 motos, que se encuentran incluidos en el precio final del edificio. Entre ellos, un Pagani Huayra, un Ferrari 488 blanco único y la gran joya: el 'Von Krieger', un Mercedes 540 K Roadster Special del año 1936.

Y, por si fuera poco en la zona de entretenimiento cuenta con una bolera de cuatro carriles -además de una exclusiva pared repleta de bolos de oro-, una mesa de ping-pong de vidrio personalizada, cuatro mesas de futbolín de vidrio y una mesa de billar de vidrio valorada en 12.000 euros. Además, dentro del precio, incluye al personal de la casa: siete trabajadores que viven en una estancia anexa, entre los que hay un masajista, un chef y un chófer.

El encargado de esta joya para los amantes del lujo es Bruce Makowsky: "Quería romper todos los moldes. El nivel de calidad y detalle en esta casa es insuperable" asegura a 'CNBC'. "Es imposible que alguien pueda tener un mal día si vive en esta casa", confiesa. De momento, el precio de salida es de 235 millones de euros, una casa por la que un buen puñado de compradores ya han pujado, aunque aún no tiene dueño. ¿Quién se quedará con la casa más cara de EEUU?

Vivienda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios