Telefónica estudia ofertas de más de 50 millones por dos edificios en Madrid
  1. Vivienda
EN LAS CALLES IRÚN Y ALCÁNTARA

Telefónica estudia ofertas de más de 50 millones por dos edificios en Madrid

Se trata de un inmueble situado en el número 15 de la calle Irún de 10.000 metros cuadrados y otro en la calle Alcántara 25, con algo más de 7.000 metros

placeholder Foto: Edificio de Telefónica en la calle Alcántara.
Edificio de Telefónica en la calle Alcántara.

La cuenta atrás ha comenzado. Telefónica ha recibido las primeras ofertas por dos de los edificios que tiene actualmente a la venta en Madrid. Dos edificios que vende de manera conjunta y por los que espera recibir ofertas de, al menos, 50 millones de euros. Según ha podido saber El Confidencial, se trata de un inmueble situado en el número 15 de la calle Irún de 10.000 metros cuadrados y otro ubicado en la calle Alcántara 25, este último con algo más de 7.000 metros cuadrados, en donde se encuentra actualmente Telefónica Investigación y Desarrollo.

Se trata de dos activos muy bien ubicados que han despertado gran interés entre los inversores. El primero de ellos se encuentra a escasos metros de plaza de España y la estación de Príncipe Pío y podrá convertirse en futuras viviendas.

El segundo está situado a escasos 500 metros de la calle Goya y la plaza de Manuel Becerra. En ambos casos, Telefónica se quedará como inquilino 10 años con posibilidad de prorrogar el contrato de alquiler otros cinco años más.

Estos edificios se suman a una larga lista de inmuebles en venta o ya vendidos por parte de la operadora que, en los dos últimos años, ha ingresado 200 millones de euros por la venta de 'ladrillo'.

Soltando lastre inmobiliario

La cotizada diseñó un plan de eficiencia inmobiliaria para 2014 y 2015 que contemplaba la venta de nueve edificios que, ante los inminentes cambios tecnológicos, quedarán totalmente en desuso en menos de una década, mientras que con los ingresos obtenidos podrá acometer la inversión necesaria para adaptarse a los nuevos tiempos.

Tras la desaparición de la tecnología analógica y la digitalización de los equipos, Telefónica se ha visto obligada a desprenderse de activos no estratégicos

Telefónica seguirá como inquilino en los edificios -lo que en la jerga inmobiliaria se conoce como 'sale & leaseback'- entre siete y 10 años, por lo que una vez finalizado el contrato de arrendamiento, el nuevo propietario podrá disponer totalmente del inmueble.

Tras la desaparición de la tecnología analógica y la digitalización de todos los equipos, la operadora se ha visto obligada a desprenderse de activos no estratégicos. Y eso es, precisamente, lo que ha hecho en los dos últimos años.

En agosto de 2015 vendió dos edificios en Madrid capital por los que ingresó 42 millones de euros. Un importe que se sumó a los 65 millones que obtuvo meses antes por la venta de otros cinco edificios ubicados también en la capital de España, en Bilbao, Valencia y San Sebastián.

En esta ocasión, a diferencia de lo sucedido en anteriores desinversiones de la operadora, Telefónica ha decidido vender los dos inmuebles en un único lote que se ha valorado en 50 millones de euros, en vez de optar por encontrar un interesado para cada edificio. El mandato de comercialización ha estado en manos de Aguirre Newman, que no ha querido realizar comentarios al respecto.

Noticias de Telefónica Inversores
El redactor recomienda