LOS PRECIOS HAN CAÍDO CON FUERZA POR LA CRISIS

¿Cuánto estás dispuesto a pagar por una plaza de garaje?

¿Está buscando plaza de garaje? En caso afirmativo, ¿cuánto estaría dispuesto a pagar por ella? Como cualquier otro activo inmobiliario, durante el boom los garajes dispararon

Foto: ¿Cuánto estás dispuesto a pagar por una plaza de garaje?

¿Está buscando plaza de garaje? En caso afirmativo, ¿cuánto estarías dispuesto a pagar por ella? Como cualquier otro activo inmobiliario, durante el boom los garajes dispararon sus precios hasta límites insospechados. Las dificultades para encontrar aparcamiento en determinados puntos de las ciudades y la gran liquidez que reinaba esos días en el mercado provocaron que se convirtieran en un bien muy codiciado.

Los precios se dispararon y, tal y como ha sucedido tras el pinchazo de la burbuja, han sufrido una drástica corrección. Pero ¿cuánto se pide hoy en día por una plaza de garaje en España?

De media y, según datos de idealista.com, el precio ronda los 26.000 euros, con diferencias muy significativas según ciudades y zonas. Cádiz es la ciudad más cara con un precio medio de 46.000 euros, mientras que en San Sebastián se pagan algo menos de 44.000 y en Bilbao, algo menos de 40.000. En Pamplona, por el contrario, encontramos los garajes más asequibles: algo menos de 14.000 euros.

 

Estamos, pues, muy lejos del millón de dólares que se pide en Nueva York por una plaza de garaje que ni siquiera se ha construido. En España, la más cara la encontramos en Madrid y por ella se piden 175.000 euros. La plaza en cuestión se encuentra en el barrio de Moncloa y dispone de 8 metros de largo por 6 de ancho, suficiente, eso sí, para dos coches. En Barcelona, la de precio más elevado que se anuncia en idealista.com se vende por 85.000 euros. Se trata de un local de 80 metros cuadrados más una plaza de aparcamiento para un coche grande. El garaje en cuestión está en Vía Augusta

"El precio de los garajes ha bajado mucho y, en términos generales, creo que aún no se está recuperando. La poca demanda existente ha presionado mucho los precios a la baja”, explica a El Confidencial Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria. “Sin embargo, existen grandes diferencias según el tipo de zona del que estemos hablando. Al igual que ocurre con las viviendas, los precios de las plazas ubicadas en barrios céntricos de las principales capitales españolas ha bajado mucho menos que en los barrios de la periferia. En cualquier caso, los precios han bajado más que en las propiedades”, añade.

Así, por ejemplo, en el caso de Madrid, los precios más elevados se concentran en el centro de la ciudad en zonas donde el aparcamiento al aire libre está bastante limitado. Hablamos del barrio de Salamanca, Moncloa, Goya... En la calle Hermosilla, por ejemplo, se piden 150.000 euros por una "plaza de garaje con entrada cómoda para coche, acceso rápido al garaje y con doble puerta de seguridad”. El tamaño, 5,2 metros de largo por 2,2 de ancho. 

La otra cara de la moneda la tenemos, por ejemplo, en el distrito de Usera, cerca del barrio de Carabanchel, donde encontramos las plazas de garaje más baratas de la capital. A partir de 2.500 euros. En Villaverde o Vallecas también se pueden encontrar precios por debajo de 4.000 euros. 

Para un particular no es una buena inversión

Sin embargo, a pesar de la fuerte caída de precios –no hay estadísticas oficiales que cuantifiquen el descalabro–, los expertos no recomiendan este tipo de productos como inversión para particulares. De hecho, estos expertos han constatado que quienes están comprando lo están haciendo para uso propio, no para obtener una rentabilidad ya que, aunque los precios se han ajustado fuertemente a la baja por culpa de la crisis, esta también ha provocado que la demanda se traslade de la compra hacia el alquiler

“Ante las dificultades económicas, muchos particulares están optando más por el alquiler que por la compra”, apunta a El Confidencial José Manuel Zafra, director del departamento de locales e inversiones de la inmobiliaria Gilmar. “Si en el pasado se compraban plazas de garaje como inversión, hoy en día, para un particular este tipo de inversión ha dejado de ser interesante. Con la crisis, donde antes se pagaban alquileres de 150-200 euros mensuales, ahora se pagan en torno a 90-100”.

En términos de rentabilidad tampoco son los activos inmobiliarios más atractivos. De hecho, respecto a las viviendas, locales comerciales y oficinas, los garajes son el producto menos rentable. Según el último informe de idealista.com, estos ofrecen un 3,6% anual que, aunque se encuentra por encima del 2,7% que ofrecen los bonos del Estado a 10 años, se sitúa por debajo del 6,2% que ofrecen los locales comerciales, el 6,1% de las oficinas y del 4,9% de las viviendas. Eso sí, obviamente, la inversión requerida para comprar un garaje es mucho menor que para adquirir cualquiera de los otros activos. 

"Actualmente no creo que sea una opción interesante en la que invertir por el momento salvo en las zonas más céntricas de Madrid y Barcelona. Las plazas de garaje ofrecen una rentabilidad más baja que la de un piso y creo que la recuperación de precios será más lenta que en la vivienda", añade Jesús Duque. "En este sentido, lo que debemos valorar bien es la ubicación y el precio de compra. Las claves para hacer una buena inversión en este tipo de productos es identificar si se trata de un barrio donde es difícil aparcar y si existen o no parquímetros, además del tamaño y accesibilidad de la plaza, por supuesto”.

Para José Manuel Zafra, los garajes hoy en día son solamente una opción para inversores privados que compren varias plazas. Según explica, cada vez hay más activos en manos de inversores privados. Además, es difícil encontrar en el mercado plazas individuales a la venta. Basta con echar un vistazo a la web de idealista.com para comprobar la cantidad de plazas de garaje que se venden en paquetes. 

De hecho, Gilmar no vende plazas de aparcamientos individuales. "Vendemos a partir de entre 30.000 y 110.000 euros, pero vendemos plantas enteras o paquetes con un mínimo de 18-20 plazas y hasta un máximo de 60". 

"Las plazas individuales normalmente se venden junto con la vivienda, es difícil que se vendan por separado, con lo que el precio de la plaza de garaje como tal se desvirtúa ya que depende de la oferta y la demanda. Además, vender la plaza por separado resta valor a la vivienda", concluye José Manuel Zafra.

Vivienda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios