YA TIENEN UNO COLECTIVO

Los arquitectos tendrán, por convenio, un salario mínimo de 23.618 euros al año

Todos los arquitectos de España ya tienen un convenio colectivo de ámbito estatal que determina, entre otras cosas, un salario mínimo digno

Foto: Los arquitectos tendrán, por convenio, un salario mínimo de 23.618 euros al año

Era uno de los principales objetivos del Sindicato de Arquitectos (SArq), y lo han conseguido. Todos los arquitectos de España ya tienen un convenio colectivo de ámbito estatal que determina, entre otras cosas, un salario mínimo digno para los arquitectos en activo que queda fijado en 23.618 euros anuales.

El pasado 25 de octubre se publicaba en el BOE el XVII Convenio Colectivo de Ingenierías y Estudios Técnicos, un convenio que se firmó el pasado 14 de junio, gracias al acuerdo alcanzado por los sindicatos mayoritarios del sector de las Ingenierías y Estudios Técnicos (FeS-UGT y Comfia-CCOO) con la patronal (TECNIBERIA), y con el trabajo del SArq para que se ampliara su ámbito funcional, incorporando la actividad de los despachos de arquitectura al convenio de las empresas de ingeniería y oficinas de estudios técnicos. 

Así, por primera vez, los arquitectos tienen un convenio colectivo de ámbito estatal cuyo objetivo principal, según destacan en el sindicato, es conseguir una mejora de las condiciones de trabajo de la profesión, empezando por un salario mínimo. 

El último estudio sobre la profesión elaborado por el SArq y conocido hace tres semanas revelaba un situación económica y laboral de los arquitectos en España es muy precaria. Con un paro efectivo del 50%, entre quienes sí tienen trabajo apenas un 30% gana el mínimo de 23.618,28 euros brutos anuales que establece el convenio nacional de ingenierías, mientras que casi la mitad de los encuestados reconoció cobrar menos de 15.000 euros brutos anuales.

"Si ya resulta preocupante la situación laboral de cientos de arquitectos sin contratos y como falsos autónomos, también lo es la de aquellos que tienen un contrato laboral", explicaba recientemente Alexia Maniega, secretaria general del sindicato en la presentación de este estudio.

"El 54,5% no sabe si está contratado según algún convenio, y el 26,3% no está amparado por ningún convenio colectivo, lo que da una idea de lo poco informados que están los arquitectos con respecto a sus propios derechos laborales". Y añadía que "un el 6,4% se acoge al convenio de oficinas y despachos y tan sólo el 4% al convenio colectivo nacional de empresas de ingeniería y oficinas de estudios técnicos", convenio en el que se ha conseguido la inclusión de los arquitectos. 

"Oficialmente", explican desde el SArq, "los arquitectos se regían por el convenio de oficinas y despachos, destinado a trabajo administrativo genérico y con un nivel salarial claramente inferior al del convenio de ingenierías: 16.569,35 euros anuales frente a 23.618,28. Y aun así, como se ve en la encuesta que realizamos, este convenio era poco conocido, tanto entre empleadores como en empleados", apuntan desde el sindicato.  

De obligado cumplimiento desde el pasado viernes

Este acuerdo ya es de aplicación para todo el territorio del Estado español "y de obligada observación para todas las empresas de ingeniería y oficinas de estudios técnicos, incluidas las de delineantes, cuya actividad de servicios de asistencia técnica, estudios y proyectos de ingeniería civil, agraria, medioambiental, química, electrónica, industrial, aeronáutica, aeroespacial, arquitectura y urbanismo y de cualquier orden similar”, tal y como recoge el artículo 1 de dicho convenio.

"Las contrataciones nuevas deben ser con este convenio y los contratados pueden exigir su adaptación salarial a él. En general, esperamos que elevar la base y justificar los costes de la profesión sirva para reivindicar unos honorarios dignos que van en caída libre sin ningún tipo de fondo y sin argumento para establecer bajadas de precio por debajo de costes de producción, lo que se podría considerar dumping", explica Manuel Martín, miembro del sindicato de arquitectos.

Una de las principales reivindicaciones de la profesión era la existencia de un salario mínimo que, con el nuevo convenio, ya queda regulado. "Para el año 2013 (puede leerse en el BOE), una vez incrementada la tabla salarial del año 2012 en un 0,80%, que se aplicará con efectos retroactivos del 1 de enero de 2013, los salarios pactados en el presente Convenio, en cómputo anual y agrupados por niveles, son los siguientes:

"En un momento marcado por la progresiva precarización de las condiciones de trabajo de gran parte del colectivo de los arquitectos, la firma del convenio viene a modificar la profesión en el ámbito de las empresas de arquitectura, regulando las relaciones laborales y estableciendo unos derechos básicos de los cuales muchos arquitectos nunca han podido disfrutar: mínimos salariales acordes a nuestra formación, jornada de trabajo, descansos, vacaciones, permisos, limitación de horas extras, etc. De esta manera se sientan las bases para que también los arquitectos tengan unas condiciones de trabajo dignas en un sector marcado siempre más por el fraude a la Seguridad Social, el trabajo no remunerado y las contrataciones irregulares (falsos autónomos)", apuntan desde el sindicato.

Así, por ejemplo, los arquitectos dispondrán de quince días naturales en caso de matrimonio o de dos días por el nacimiento de hijo, un día por traslado de domicilio habitual o permisos por maternidad. Permisos todos ellos de los que no podían disfrutar trabajando como falsos autónomos.

¿Por qué no tenían convenio?

Pero ¿por qué este colectivo no tenía hasta ahora un convenio que regulase sus condiciones laborales? "Viene de que no teníamos representación laboral. No existía un sindicato que reivindicara nuestros derechos. Por eso tomamos la iniciativa desde la plataforma Arquitectos explotados  de constituirnos en sindicato. Tampoco existía una patronal específica. Ha sido gracias a nuestras reivindicaciones, trabajo y reuniones con los firmantes que han accedido a incluirnos explícitamente den el ámbito de aplicación", explica Manuel Martín. 

"También hay que puntualizar que el hecho de que un arquitecto trabaje para otro de forma permanente es un fenómeno relativamente nuevo. No hace tanto tiempo, lo habitual era que un estudio estuviera constituido por un arquitecto y delineantes, pero progresivamente estos delineantes fueron siendo reemplazados por otros arquitectos que, quizá pensando que era algo temporal, aceptaban trabajar en condiciones muy precarias", concluye. 

Vivienda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios