FUERTE EMPUJE DE LOS NO RESIDENTES

Los extranjeros ya compran 20 de cada 100 viviendas que se venden en España

España vuelve a estar en el punto de mira del inversor extranjero. La abrupta caída de precios que ha experimentado el ladrillo desde el estallido

Foto: Reuters
Reuters

España vuelve a estar en el punto de mira del inversor extranjero. La abrupta caída de precios que ha experimentado el ladrillo desde el estallido de la burbuja inmobiliaria ha ‘colocado’ de nuevo a España dentro del radar inversor. Aunque las grandes operaciones están aún por llegar –todavía hay mucho ruido y pocas nueces, según los expertos–, lo cierto es que a nivel de particulares, el mercado ha comenzado a moverse con fuerza.

Los datos hablan por sí solos. Los extranjeros compraron 18 de cada 100 viviendas vendidas en España entre abril y junio. Durante el segundo trimestre de 2013 se cerraron en España cerca de 80.800 operaciones, de las cuales unas 14.600 tuvieron como protagonistas a extranjeros. De estas cifras, los que ya vivían en España compraron más de 6.500 viviendas, mientras que unas 8.000 fueron compradas por extranjeros sin residencia en nuestro país, según datos del Consejo General del Notariado.

Las ventas a extranjeros han aumentado un 23% en el último año, pero lo más llamativo ha sido el impulso de las compras por parte de los extranjeros no residentes, con un incremento interanual del 43%, frente al tímido avance del 4,4% de las operaciones entre extranjeros que ya vivían en España.

Son varios los factores que han vuelto a poner a España en el radar inversor:

1.- Fuerte corrección de precios a la baja. De media, la vivienda ha caído en España más de un 30%. En la costa, donde mayor concentración de stock hay, la corrección ha sido mucho mayor. Según Tinsa, las caídas de precios en la costa mediterránea se acercan al 50%. “La percepción fuera de España es que los precios están muy bajos”, explica Carlos Smerdou, consejero delegado de Foro Consultores. “En los últimos meses hemos doblado las peticiones de información sobre producto en costa”, añade.

“En el último año se ha producido un espectacular aumento de las operaciones entre compradores extranjeros”, confirma José Martínez, bróker de RE/MAX Inmomás, en Elche (Alicante). “Aproximadamente el 70% de las ventas que cerramos tienen como protagonistas a clientes no españoles, con un porcentaje de extranjeros no residentes muy elevado. De hecho, en ocasiones proceden de rincones bastante inesperados como Uruguay, México o Sudáfrica”, añade.

2.- Estabilidad política. “Las revueltas provocadas por la llama 'Primavera Árabe' han favorecido a España como destino turístico e inversor. Inversores que hace unos años miraban hacia Egipto o Túnez en busca de una vivienda junto al mar y de un buen clima, han vuelto a mirar de nuevo hacia España", asegura Carlos Smerdou.

3.- Permiso de residencia. Aunque, según los expertos, no está siendo el detonante de las ventas: la posibilidad de obtener la residencia en España a través de una inversión mínima de 500.000 euros en activos inmobiliarios también podría explicar parte de explosión de las compras por parte de extranjeros. “Hay de todo. Hay extranjeros que buscan una vivienda de cara a su jubilación. Otros compran como inversión, otros para pasar los fines de semana aquí y otros porque buscan la residencia. Son muy variados los objetivos de la compra”, explica José Martínez.

La inversión media realizada por extranjeros no residentes en España en el segundo trimestre fue de 157.000 euros, por debajo de los 170.000 euros de hace un año, según datos de los notarios. No obstante, "esta cifra no es significativa por sí misma puesto que puede haber habido extranjeros que hayan comprado viviendas por encima de 500.000 euros o comprado dos o tres inmuebles, superando esa inversión mínima en 'ladrillo' de medio millón de euros", explican fuentes inmobiliarias a El Confidencial.

Perfil del comprador

Respecto a los rasgos que definen al comprador extranjero de viviendas en España: 

4.- No necesitan financiación. Un rasgo en común de los extranjeros que se han vuelto a fijar en España como objetivo inversor es que no necesitan financiación –o muy poca– para comprarse una vivienda en nuestro país. “Muchos vienen con dinero de sobra para pagar al contado. Otros, apenas necesitan un 50% de la financiación”, explica Carlos Smerdou.

5.- Vienen de todo el mundo. La vivienda en costa en España se ha convertido en un dulce muy apetecible para compradores de muchos puntos de la geografía mundial. “Vienen de los rincones más insospechados”, apunta José Martínez. Los últimos datos de los notarios muestran compras por parte de alemanes, belgas, chinos, colombianos, franceses, marroquís, rusos y un largo etcétera de nacionalidades. Si bien, los que mayor interés han mostrado en los últimos meses por nuestro país han sido franceses y belgas. Las compras de extranjeros no residentes de ambas nacionalidades aumentaron un 70% entre abril y junio.

6.- Buscan producto en costa. La costa ha aglutinado el grueso de las operaciones. De hecho, la mayoría de las compras realizadas por extranjeros no residentes se han concentrado en comunidades costeras, que han tenido un mejor comportamiento que las de interior puesto que es donde se encuentra la mayor parte de la oferta de vivienda vacacional. Así, en el segundo trimestre del año, Murcia ha sido la comunidad que experimentó el mayor crecimiento con un 42,9% en el número de operaciones, seguida de Andalucía (37%), Valencia (31,5%), Asturias (25,6%), Canarias (21,8%), Cataluña (20,9%) y Cantabria (16%). En terreno negativo se situaron el País Vasco (-35%), Castilla y León (-33,1%), Navarra (-30,8%), Castilla-La Mancha (-26,3%), Galicia (-20,4%), Madrid (-10,4%), La Rioja (-9,1%), Extremadura (-7,7%) y Aragón (-1,5%).

Vivienda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios