Es noticia
Menú
No todo es mar y playa: los mejores pueblos de Castilla y León para visitar este verano
  1. Viajes
VIAJES DE INTERIOR

No todo es mar y playa: los mejores pueblos de Castilla y León para visitar este verano

Si te está costando elegir un destino para este verano, aquí van una serie de ideas para una escapada a la meseta. Y sí, también para darte un chapuzón

Foto: ¿Te gusta lo que ves? Parece el paraíso, pero es Orbaneja del Castillo. (iStock)
¿Te gusta lo que ves? Parece el paraíso, pero es Orbaneja del Castillo. (iStock)

A la hora de elegir un destino vocacional en la época del verano, parece que de forma automática nuestra mente visualiza un lugar repleto de palmeras, costa y chiringuito a pie de playa. Evidentemente, ante el intenso calor de estos meses, lo que más apetece es darte un chapuzón en el mar para luego refugiarte bajo la sombrilla a leer un 'bestseller' o hacer crucigramas. Los parajes de interior son más para otras estaciones, pero si lo que buscas es refrescarte, comer bien y de paso hacer una buena ruta por parajes con buena compañía, sin duda uno de los territorios a descubrir es el interior de la comunidad de Castilla y León.

Historia y naturaleza se funden en este territorio de casi 100.000 kilómetros cuadrados, que supera en dimensiones con creces a países europeos como Suiza. Con una densidad de población muy baja (25 habitantes por kilómetro cuadrado), es una de las zonas más acusadas por el fenómeno de la España vaciada. Pero que haya un gran movimiento migratorio a otras urbes más prósperas o con mejores oportunidades, como Madrid, no quiere decir que la belleza de sus municipios se haya visto afectada con el paso de los años.

Foto: Castilla y León aspira a ser la Capital del Turismo Rural 2022 (Escapada Rural)

Al contrario, muchos de ellos son un remanso de paz en que descansar del ajetreo urbano y cotidiano, a la par que disfrutar de sus gentes y numerosas fiestas estivales. Y, por supuesto, darse un refrescante chapuzón en aguas frías acostadas bajo el lecho de las montañas y valles. Descubre esta guía por algunos de los pueblos con más encanto y más propicios para visitar en verano en Castilla y León.

Puebla de Sanabria, Zamora

placeholder Puente sobre el río Tera a su paso por el casco histórico de Puebla de Sanabria. (iStock)
Puente sobre el río Tera a su paso por el casco histórico de Puebla de Sanabria. (iStock)

Uno de los más conocidos de toda la comarca zamorana. En invierno, es famoso por tener temperaturas muy frías, de ahí que la mejor época para visitarlo sea en verano. Además, a pocos kilómetros está el lago de Sanabria, uno de los principales atractivos turísticos de Castilla y León, un enclave que no deja de recibir visitas durante los días festivos del año. La historia del municipio está marcada por un sinfín de contiendas, pues su proximidad a Portugal lo hicieron un punto estratégico que defender desde su orgulloso castillo, ubicado en lo más alto de la localidad. En 1994, la villa fue declarada bien de interés cultural en la categoría de conjunto histórico.

La Alberca, Salamanca

En el corazón de la Sierra de Francia, La Alberca destaca por la belleza histórica de sus casas de piedra y madera. Si estás pensando hacer una escapada en agosto, el día 15, festivo en todo el territorio español, se celebra el Ofertorio, la fiesta en honor a la Virgen de la Asunción, en la que todos los residentes se visten con coloridos trajes regionales. Otra de las peculiaridades de este enclave es que tiene un marcado carácter religioso.

placeholder La Alberca, en la provincia de Salamanca. (iStock)
La Alberca, en la provincia de Salamanca. (iStock)

En el año 1434 se halla la Virgen de la Peña de Francia, lo que la convierte en un lugar de peregrinación desde entonces, al que acuden cientos de creyentes cada año. Entre sus lugares de culto que visitar, destacan la ermita de Nuestra Señora de Majadas Viejas, situada a las afueras, la ermita de San Marcos (desde donde se puede contemplar la Peña de Francia) o la ermita del Humilladero, una de las más antiguas.

Encinas de Esgueva, Valladolid

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

A una hora en coche al noroeste de Valladolid se encuentra una de las zonas de baño más populares de la provincia castellana. Aunque no haya olas, este paraje natural destaca por sus aguas claras y la anchura de su ribera, lo que promete una escapada íntima y espectacular para realizar un pícnic de verano. No encontrarás catedrales ni moles arquitectónicas como en el resto de municipios de esta lista, pero sin duda es un entorno en el que poder descansar y refrescarse del intenso calor de julio y agosto en Castilla y León.

Sepúlveda, Segovia

placeholder Vista aérea de las Hoces del río Duratón, cerca de Sepúlveda, en Segovia. (iStock)
Vista aérea de las Hoces del río Duratón, cerca de Sepúlveda, en Segovia. (iStock)

Esta localidad segoviana está declarada conjunto histórico-artístico desde 1951, lo que la convierte en uno de los municipios con más encanto no solo de todo Castilla y León, sino también de todo el territorio español. Además de contar con un gran número de monumentos arquitectónicos repletos de historia, se encuentra dentro del parque natural de las Hoces del río Duratón, de gran riqueza arqueológica y un paisaje en el que el agua es el protagonista: el río discurre por meandros y gargantas muy profundas de hasta 70 metros de altura. Otro de los grandes atractivos de la zona es su fauna, pues es uno de los lugares con mayor concentración de aves como el águila real, el halcón peregrino o el alimoche, pudiéndose observar hasta más de 130 especies distintas.

Vinuesa, Soria

placeholder Paisaje de la mítica Laguna Negra de Soria. (iStock)
Paisaje de la mítica Laguna Negra de Soria. (iStock)

En el corazón de la provincia de Soria, una de las provincias de España más despobladas, se encuentra Vinuesa, un municipio localizado junto al embalse de Cuerda del Pozo, el cual además de poseer un gran atractivo histórico-artístico por su arquitectura antigua, también es un lugar excepcional para disfrutar de un chapuzón veraniego o para realizar deportes acuáticos en su imponente Laguna Negra. Un lugar mítico repleto de leyendas y rodeado de bosques de árboles viejos por el que poder hacer rutas para contemplar cascadas y gargantas rocosas.

Molinaseca, León

placeholder Histórico puente romano de Molinaseca, en León. (iStock)
Histórico puente romano de Molinaseca, en León. (iStock)

A escasos kilómetros de la ciudad de Ponferrada se encuentra la pequeña localidad berciana de Molinaseca, en la que todavía se conserva la lengua leonesa. Sus calles medievales nos retrotraen rápidamente a épocas de señores y vasallos, siendo el Puente Romano o Puente de los Peregrinos una de las principales atracciones arquitectónicas de la villa. Justo al lado se encuentra la Casona de Don Pelegrín o Palacio de los Balboa. También está la imponente Iglesia de San Nicolás de Bari que, levantada sobre una loma, destaca por su gran altura en comparación al resto de casas del municipio. Otro de los reclamos turísticos más populares de Molinaseca es el Santuario de Nuestra Señora de las Angustias, tan bello por dentro como por fuera.

Candeleda, Ávila

placeholder Puente del Puerto de Candeleda, en la Sierra de Gredos. (iStock)
Puente del Puerto de Candeleda, en la Sierra de Gredos. (iStock)

Al sur de la provincia de Ávila se encuentra Candeleda, un municipio localizado en el valle del río Tiétar cuyo mayor atractivo es precisamente natural: situado al suroeste de la imponente Sierra de Gredos, hace frontera con las provincias de Cáceres, en Extremadura, y con Toledo, en Castilla-La Mancha. Su origen, como la mayoría de los municipios que hemos visto, es medieval, siendo fundada en 1393 por Enrique III. Pero en ella también podemos encontrar atractivos turísticos más remotos. Por ejemplo, el llamado Castro de El Raso, un asentamiento vetón del siglo III a. C. Sus edificios son bajitos y modestos, pero eso no quiere decir que sea un placer pasearse por sus calles y detenerse frente a su arquitectura.

Guardo, Palencia

placeholder El parque de Fuentes Carrionas, en Guardo. (Wikipedia/Alejandro Polanco)
El parque de Fuentes Carrionas, en Guardo. (Wikipedia/Alejandro Polanco)

En la Montaña Palentina, a pocos kilómetros de Cantabria, se encuentra el municipio de Guardo, sin duda uno de los más bellos de todo Castilla y León que también es famoso por sus heladas en invierno, de ahí que haya que aprovechar la estación caliente para ir a visitarlo. Entre sus muchos monumentos destacan la Fuente de los Cuatro Caños, la Iglesia de San Juan (donde hay una pila bautismal románica) o el Monumento al Minero. El principal atractivo de la localidad, sin duda, son las montañas que la rodean, las cuales contienen una gran biodiversidad y sobre las que hay impresionantes vistas de la comarca.

Orbaneja del Castillo, Burgos

Para el final dejamos el que es uno de los municipios con más encanto de Castilla y León, y el que posiblemente sea el más bonito y singular de toda la provincia de Burgos. Se trata de Orbaneja del Castillo, donde el agua y la roca conviven en postales llenas de movimiento por sus impresionantes cascadas a pie de calle. Las casas de la localidad tienen un tamaño tan pequeño que, a juzgar por las vistas aéreas, perfectamente se podrían confundir con cuevas o rocas que sobresalen del profundo bosque que las rodea. Encajonado en las paredes del cañón del río Ebro, tuvo su origen en la Edad Media.

placeholder Catarata en Orbaneja del Castillo, en Burgos. (iStock)
Catarata en Orbaneja del Castillo, en Burgos. (iStock)

Si seguimos el curso del río llegaremos a unas pozas de color turquesa que hará que inmediatamente nos queramos bañar al verlas. Sin embargo, el baño está prohibido para proteger el paisaje, algo que tampoco juega demasiado a nuestra contra, pues basta con dar un paseo por el pueblito para enamorarse completamente de él y querer volver.

A la hora de elegir un destino vocacional en la época del verano, parece que de forma automática nuestra mente visualiza un lugar repleto de palmeras, costa y chiringuito a pie de playa. Evidentemente, ante el intenso calor de estos meses, lo que más apetece es darte un chapuzón en el mar para luego refugiarte bajo la sombrilla a leer un 'bestseller' o hacer crucigramas. Los parajes de interior son más para otras estaciones, pero si lo que buscas es refrescarte, comer bien y de paso hacer una buena ruta por parajes con buena compañía, sin duda uno de los territorios a descubrir es el interior de la comunidad de Castilla y León.

Viajes Castilla y León Playa
El redactor recomienda