La laguna azul turquesa que atrae a miles de turistas… y que es más peligrosa que la lejía
  1. Viajes
en el centro de Inglaterra

La laguna azul turquesa que atrae a miles de turistas… y que es más peligrosa que la lejía

Se encuentra en una antigua cantera, con restos de metales alcalinos y sus aguas están consideradas como las más peligrosas de Inglaterra

placeholder Foto: La laguna azul es visitada cada día por decenas de personas (Reuters/Carl Recine)
La laguna azul es visitada cada día por decenas de personas (Reuters/Carl Recine)

En verano de 2019, el monte Neme se convirtió en uno de los lugares más importantes del turismo de selfie en España. Se trata de una antigua mina de wolframio situada en la comarca de O Carballo, en la provincia de A Coruña, a donde peregrinaban cada día decenas de instagramers atraídos por el color azul turquesa de sus aguas.

El problema es que ese precioso color azul procede de la contaminación propia del lugar, lo que convierte a esas aguas en un lugar realmente peligroso para bañarse. Ahora, la misma situación ha vuelto a repetirse, pero a miles de kilómetros de distancia: se llama Harpur Hill, pero se la conoce como 'Laguna Azul' y se encuentra en el condado británico de Derbyshire, en el centro de Inglaterra.

Al igual que sucede con la laguna gallega, este lugar también tiene un pasado que lo convierte en peligroso. En su caso, fue una antigua cantera, lo que hace que el agua contenga restos de metales alcalinos que hacen que el pH del agua sea dañino para la piel. Por eso, las autoridades locales no han dudado en emitir una alerta para que los visitantes no se bañen.

Como "un baño de lejía"

Los medios locales han comparado las condiciones del agua de esta laguna como "nadar en un baño de lejía". Pero eso no ha evitado que decenas de curiosos sigan acercándose cada día hasta este lugar para hacerse fotos, selfies e, incluso, para darse un baño. Por eso, los residentes tomaron una decisión el año pasado que sirvió para alejar a los turistas.

Primero, trataron de hacer las aguas menos atractivas tiñéndolas de negro para que los instagramers dejaran de acercarse. Después, también vertieron estiércol en toda la zona alrededor de la laguna para alejar a los turistas. Pero nada de eso ha funcionado y siguen concentrándose en la zona a pesar del peligro que eso supone.

La policía ha comenzado a multar a los turistas porque la laguna está en zona privada con acceso prohibido. Un portavoz ha confirmado al Daily Mail que además del riesgo de infringir la ley y recibir una multa, "las personas que nadan en las aguas de la cantera corren el riesgo de sufrir un choque de agua fría, lesionarse con elementos ocultos debajo de la superficie u otros problemas de salud relacionados con la contaminación. Por favor, no se ponga en riesgo".

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Inglaterra Selfie Influencers
El redactor recomienda