EN EL MONTE NEME, EN GALICIA

La última moda de los influencers: 'selfies' bañándose en una mina gallega contaminada

Cualquier cosa vale con tal de aumentar el número de followers, aunque eso suponga poner en juego su propia salud

Foto: No todos los usuarios se meten en el agua para hacerse el selfie (Foto: Instagram)
No todos los usuarios se meten en el agua para hacerse el selfie (Foto: Instagram)

Algunos influencers están dispuestos a todo con tal de aumentar su número de seguidores. Da igual que para conseguirlo tengan que arriesgar su propia salud: lo importante es poder contar cada vez con más followers en las redes sociales. Y esa máxima se ha vuelto a comprobar estos últimos días en nuestro país.

El monte Neme es una antigua mina de wolframio ubicada en la comarca coruñesa de O Carballo. Ahí se forma una piscina natural de un color azul turquesa que muchos comparan al del Caribe, pero sin salir de Galicia. El problema es que ese color procede de la contaminación del lugar y bañarse en esas aguas es muy peligroso.

Pero los instagramers que buscan la foto perfecta han dado con este lugar y ahora procesionan hasta esta antigua mina para conseguir la foto perfecta. El problema es que el baño en estas aguas provoca reacciones alérgicas, ronchas en la piel, vómitos, diarreas e, incluso, fiebre. Pero lo importante es conseguir la imagen que hay que subir a las redes sociales.

Manuel Ferreiro, médico adjunto del servicio de urgencias del Complexo Hospitalario Universitario A Coruña, asegura a la Cadena COPE que "si nos bañamos puntualmente lo más probable son problemas oculares e irritativos, irritación de las mucosas oculares e irritaciones cutáneas. Si es de una manera prolongada e ingerimos algo de agua, fundamentalmente trastornos digestivos, vómitos y posteriormente diarrea. Si es un baño corto no sería grave. El problema de estas balsas es la filtración de esos metales pesados a aguas subterráneas y que eso llegue a un consumo de los habitantes de la zona en traídas de agua".

Ver esta publicación en Instagram

@90.crr Son todo teu 😍❤️🐟

Una publicación compartida de Eloy (@eloyvillaar) el

Pero esos peligros no son óbices para que influencers gallegos y llegados de otras partes del país decidan darse un chapuzón en estas aguas. Alguno de ellos se queja en las redes sociales que “no había ni un cartel ni nada. Dos semanas con una reacción alérgica”, mientras otros, simplemente, confiesan que sus males “han merecido la pena”. Vivir para ver.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios