Las sorprendentes islas flotantes del lago Titicaca
  1. Viajes
Volveremos a viajar

Las sorprendentes islas flotantes del lago Titicaca

Estos islotes amarillos, que se encuentran anclados al fondo del lago, están fabricados de totora, una planta acuática que crece en el Titicaca

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Al oeste del lago Titicaca, alrededor de 80 pequeños islotes flotan dando cobijo a uno de los pueblos indígenas preincaicos. Se trata de las islas flotantes de los Uros, un conjunto de superficies construidas con materiales naturales situado en el lado peruano de la laguna.

Foto: Con colores saturados. Foto: iStock

Estos islotes amarillos, que se encuentran anclados al fondo del lago, están fabricados de totora, una planta acuática que crece en el Titicaca. Los habitantes de las islas la entrelazan hasta formar una capa flotante llamada khili, en la que construyen sus viviendas y desarrollan su vida.

placeholder Islas flotantes de los Uros. Foto: Fran Sánchez Becerril
Islas flotantes de los Uros. Foto: Fran Sánchez Becerril

Los residentes de estas superficies son los que dan nombre a las islas: los Uros. En la actualidad se calcula que en el conjunto de estas superficies viven más de 270 familias, estando cada plataforma habitada por entre 3 y 10 núcleos familiares.

placeholder Islas flotantes de los Uros. Foto: Fran Sánchez Becerril
Islas flotantes de los Uros. Foto: Fran Sánchez Becerril

Los Uros descienden de una tierra milenaria según las leyendas, son ‘pukinas’ que hablan Uro o Pukina y que creen que son los dueños del lago y el agua. También se llaman a sí mismos ‘Lupihaques’ (Hijos del Sol). Hoy en día, los Uros no hablan el idioma Uro, ni practican sus antiguas creencias, pero mantienen algunas costumbres antiguas.

La importancia de la totora

Además de servirles como suelo, con la totora también se elaboran balsas que usan para navegar el Titicaca, útiles para los pobladores locales y los turistas. Es importante señalar que el principal elemento de trabajo de los Uros es esta planta acuática y su principal actividad económica es el turismo.

placeholder Islas flotantes de los Uros. Foto: Fran Sánchez Becerril
Islas flotantes de los Uros. Foto: Fran Sánchez Becerril

Cabe destacar que la totora es un recurso renovable e indispensable para la vida de los Uros, no solo porque con ella construyen sus islas. Esta planta, tejida hábilmente, sirve también los techos, paredes y puertas de sus viviendas.

placeholder Islas flotantes de los Uros. Foto: Fran Sánchez Becerril
Islas flotantes de los Uros. Foto: Fran Sánchez Becerril

Del mismo modo, la utilizan como alimento, ya que al quitarle la corteza queda una sustancia blanca, fibrosa, prácticamente sin sabor, pero igualmente utilizada como complemento a su dieta. Además, cuando los tallos de esta planta se secan, los usan como leña para sus cocinas, cumpliendo la función de combustible.

placeholder Islas flotantes de los Uros. Foto: Fran Sánchez Becerril
Islas flotantes de los Uros. Foto: Fran Sánchez Becerril

Asimismo, con la llegada del turismo comenzaron a realizar artesanía con el vegetal acuático. Hasta el comienzo de la pandemia cientos de turistas visitaban a diario estos islotes para conocer las costumbres y la forma de vivir de estos indígenas.

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

Con la venta de balsas de totora, collares, mantas, bisutería y demás, los adultos pueden comprar, entre otros, lo que sus hijos necesitan para el colegio. Contando las islas con dos centros educativos de primaria y secundaria.

placeholder Islas flotantes de los Uros. Foto: Fran Sánchez Becerril
Islas flotantes de los Uros. Foto: Fran Sánchez Becerril

Los pobladores de Los Uros consumen especies de peces como karachi, ispi y pejerrey, así como truchas que ellos mismos crían en jaulas entre las islas. Además, cazan aves silvestres como el pato y la choca para su consumo. Sin embargo, también realizan trueques con comerciantes para tener patatas, habas, quinoa, arroz, azúcar o paquetes de fideos.

Perú Viajes
El redactor recomienda